Cuento🎃”MI GATO NEGRO”

Mensaje del Autor:

El gato negro, era una deidad en la Cultura Pagana, en la Brujeria era utilizado para practicas satanicas, era un simbolo de Divinidad para los Egipcios, los Celtas desarrollaron un miedo particular a este Mistico animal porque pensaban se transformaba en Humano, se pensaba que la Diosa Wicca Celtica se convirtio en Gato Negro para unirse a su hermano y tantas mas Historias y Leyendas, sinceramente yo pienso que no existe color malo que nos haga ser malvados, ni color especial para ser magicos. No soy de acuerdo con quienes sacrifican o les temen a los Gatos Negros, mi Cuento es dedicado a cada Gato Negro en el Mundo.


MI GATO NEGRO

Genere:

Cuento Fantastico


Autor: 

Celia Bailes © amadriadi


Copyright Protection Warning:

El Autor Celia Bailes © Amadriadi ha registrado su trabajo en

ProtectedMyWork & SafeCreative

All Rights Reserved:

Ninguna parte de esta publicacion puede ser reproducida, almacenada en un Sistema de recuperacion o trasmitida en cualquier forma o por cualquier medio electronico, mecanico, fotocopiado, grabado u otro, sin el permiso previo del autor o del editor o del propietario del copyright.


Creado:

17/08/2016


-Edicion Gratuita-



Dedicado a

Quienes no perdieron su optimismo en mi, apoyando incondicionalmente mi loca artistica alma“, a mi esposo Keith Bailes, a mis padres Emma Centti y Rivo Sanchez.

CAPITULO 1

Aquella mañaba amanecio con una densa neblina Otoñal, desde mi ventana era imposible ver todo aquel enorme campo de maiz de la Abuela, el olor de la leche fresca y las galletas de avena -recien horneadas- de la Abuela me hacian siempre sentirme feliz, aunque si aquella mañana era todo nublado alla afuera.

Corri rapidamente hacia la sala -aun en pijamas- y me sente en aquella enorme mesa de madera antigua de roble oscuro, mi abuela decia ‘habia sido hecha con madera magica’ y era nuestra mesa especial al centro de la sala.

“Hoy te has levantado muy temprano mi pequeña Alda… pero aun en pijamas?” Decia muy curiosa la Abuela.

”Ooh… Abuela Elba son casi las 10 am… mmm, aun es muy oscuro alla afuera!”

Mi Abuela con su caracteristica ‘media sonrisa’ me observo rapidamente con aquellos pequeños y astutos ojos brillantes, siguio moviendo la avena -con aquella calma muy particular en ella- en su enorme olla de metal antigua, decia la Abuela que generacion tras generacion aquella olla era de la Familia y ella la heredo de su madre. Estaba muy concentrada en la avena que se cocinaba en la enorme chimenea, la leña ardia fuerte y calentaba toda la sala, perfumando con la avena.

Inicie a beber mi leche caliente en nuestros vasos de madera -tallada por la abuela- y a comer las deliciosas galletas, lentamente mi mente pensaba en muchas cosas aquella mañana, mis ojos ovservaba todo a mi alrededor -como buscando algo- mi Abuela seguia en silencio moviendo la avena caliente.

Yo, desde mi posicion miraba la ventana de la sala, el umbral de mi dormitorio, el pequeño hall de entrada, el armario de la sala… mmm, aquella mañana me sentia algo extraña, era pensativa, ansiosa y aburrida, todo a la vez!

Entonces inicie nuevamente a saborear mis galletas, cuando la abuela apoyo en la mesa mi tazon -de madera tallada- con la avena calienta, inicie a comerla rapidamente, deseaba terminar rapido para salir afuera- no sabia el porque- solo sentia que debia hacerlo.

“Alda! Come despacio pequeña! Hum, que cosa te sucede esta mañana?” Decia la Abuela con su fuerte voz que hacia vibrar las paredes, se habia sentado a la mesa a comer su avena.

Observe a mi Abuela y respondi, “Hoy tuve un sueño especial Abuela… estaba yo en el centro de un enorme Bosque, las estrellas brillaban muy fuerte en el cielo moviendose algunas alegremente, estas me rodearon y… me desperte subitamente llena de emocion con lagrimas en mis ojos…”

“Alda querida, sabes muy bien que cada estrella en el firmamento… es un alma de alguno que nos recuerda… por este motivo brillan alegremente en el cielo y en nuestro alrededor,” la abuela hizo una pausa y siguio diciendome, “hoy es una noche especial para todos nosotros pequeña y… quizas sea tu Mama, una de aquellas alegres estrellas,”

Mi Abuela dio un hondo suspiro y siguio comiendo lentamente su avena, no era mas joven, sus cabellos eran grises y debiles, sus manos mas delgadas y arrugadas, sus piernas muy debiles y caminaba apoyandose de su baston de madera fuerte de Cedro.

“Alda, hoy ire a recolectar calabazas con Tia Brigida, tambien dejare nuestras manzanas y maiz en el negocio del Pueblo, sabes muy bien que nuestra amiga del Pueblo es muy amable en permitir vender mis productos alli… recuerda querida que no debemos ser mal agradecidas con los Humanos que nos brindan su afecto y ayuda,” diciendo esto la abuela habia terminado su porcion de avena y dijo, “deseas algo especial del pueblo? Sabes que voy en la carreta con nuestro amigo “Timmy”, ese viejo caballo gruñon… como yo!” sonrio la abuela a fuertes carcajadas alzandose de la mesa.

“Gracias Abuela pero no deseo hoy nada del Pueblo, por favor saludas a Tia Brigida,”

Mis ojos miraban con amor a la Abuela, despues de la muerte de mi Madre, mi abuela era muy silenciosa, pero sus fuertes carcajadas y mostrando los dientes que le faltaba, era como un relampago en casa!



CAPITULO 2

Esta alli, desde la ventana de mi dormitorio observaba a la Abuela alejarse en su vieja carreta, su imagen se desvanecia en aquella neblina Otoñal, los vidrios estaban mojados por el frio, con la manga de mi pijama intentaba secar una parte del vidrio -deseaba mirar el campo de maiz- cuando logre ver a aquel espaventapajaros y recorde que la Abuela dijo que le faltaba su sombrero… mmm, lo habiamos creado por 3 dias consecutivo de trabajo, es un enorme espaventapajaros! Deseamos asustar aquellos irrespetuosos cuervos que vienen al campo a destruir la cosecha de maiz y manzanas.

Gire mi cabeza y observe mi Dormitorio -donde podria haber un sombrero- mis ojos curiosos miraba todo a mi alrededor, intentaba recordar donde habia uno pero… no recordaba!

Baje rapidamente de la silla en busca de ese sombrero, busque en mi pequeño armario, en la canasta debajo de mi cama… “mmm, donde podria haber un enorme sombrero?” pensaba, abri los cajones de mi comoda… con muy poca suerte!

Corri hacia la Sala, estaba inmobil en el centro y observaba todo a mi alrededor, la sala no tiene closets ni cajones, imposible de ocultar un sombrero alli!

Mmm, donde podria haber uno… “quizas pueda encontrar en el Dormitorio de la Abuela?” Pense, corri hacia aquella angosta y vieja escalera de madera dirigiendome al atico, miraba todo desde el angulo de la puerta, su antiguo ropero, su armario con los cajones abiertos y su ropa colgando, su cama de fierro, su canasta de lanas -donde tejia algo- mire debajo de su cama y no habia nada, observe el techo -como toda la casa es de madera vieja y lo cubrimos con paja en la parte exterior para dar calor en tiempos de frio y en tiempo de calor, aquella enorme ventana -al centro de su dormitorio- la abrimos y en la noche nos divertimos observar la noche estrellada… pero era todo muy oscuro alli y decidi abrir esa ventana, tome en mano

la gruesa cuerda y ,

“PLOP!”

se abrio la enorme ventana haciendo volar mucho polvo y paja… senti los gritos de los Cuervos -la ventana habia golpeado a algunos- estos estaban muy

molestos y asomaron sus cabezas mirando desde la ventana abierta, sus ojos brillantes observaban todo y gritaban muy agudamente, tuve que tapar mis oidos y esconderme detras de la silla de la Abuela, desde alli los miraba… pense que se aburririan y se alejarian… pero me equivoque!



CAPITULO 3

Aquellos cuervos llamaron a otros y algunos observaban desde la ventana y otros entraron al dormitorio de la Abuela!

Con su fuerte pico jalaban las lanas de la canasta… gritando nerviosos, otros saltaron en la cama de la abuela y con su pico jalaban la colcha de lana, otros entraban en el ropero abierto curiosos estaban en busca de algo… pero, habia uno mas grande que los demas, su pecho era mas fuerte y entro al centro del Dormitorio -donde estaba su tapete de lana- con sus vivaces ojos miraba todo, griataba abriendo sus alas como dirigiendo algo o intentando comunicarse con los demas cuervos… observe que sus ojos me observaron estaba yo escondida

detras de la silla y su pecho se agrando abriendo sus alas con fuerza y dio un salto gritando -como llamando a los otros- no tuve tiempo de correr, todos esos cuervos vinieron hacia mi jalando mi pijama, mis cabellos, picoteaban mis piernas y manos, que dolor sentia cuando jalaban mis cabellos, mis lagrimas caian y no deseaba gritar tenia miedo sean mas furiosos!

“Abuela Elba ayudame, por favor!” Exclame de dolor… pero mi Abuela estaba lejos y aquel problema lo habia hecho yo, “Porque abri esa ventana?” Me reprochaba a mi misma, pero no podia seguir en aquel lugar -los cuervos me tenian acorralada- me levante para escapar del dolor y ataques, corri en circulo en el centro del dormitorio de la Abuela y tome fuerza para bajar aquellas escaleras rapidamente hacia la sala… tropezandome cai de rodillas, los cuervos seguian jalando mis cabellos y picando mis manos, estaba muy asustada por la ira de ellos y no sabia que hacer para liberarme de ellos… recorde que la Abuela decia que las manzanas gustaban mucho a los cuervos, corri hacia la mesa tomando la canasta llena de las manzanas de la Abuela y corri en direccion hacia la puerta de entrada, mis piernas y manos me dolian demasiado, pero debia hacer ese esfuerzo para liberarme de aquellos cuervos

llenos de ira… sali fuera de la casa en direccion al campo y comenze a tirar las manzanas en diferentes direcciones, podia ver a los cuervos ir detras para atraparlas, con sus fuertes picos las partian en pedazos y mientras ellos se entretenian… yo inicie a correr de regreso a casa!



CAPITULO 4

Ya estaba dentro de la casa, cerre la puerta y subi las escaleras tropezandome -tenia mucho nervios- estaba en el dormitorio de la abuela y lo primero en mi mente era cerrar aquella ventana! Se sintio un gran sonido de madera y viejas cerraduras, volvio todo hacer oscuro, mi corazon latia fuerte habia tenido un gran susto, estaba sentada en el tapete y miaraba la ventana cerrada…

“Tic Toc Tic Toc”

Se sentia los picos de los cuervos, deseaban abrir aquella ventana, estaban muy furiosos!

Yo, estaba encarrujada en el tapete, mis manos y piernas me dolian y mi cabeza, no queria ni tocar mis cabellos enredados por que me dolia demasiado, cerre mis ojos deseaba controlar mis ansias, nervios, dolor… en mi cabeza daba todo vueltas, me sentia mareada, con nauseas… solo deseaba cerrar mis ojos y relajarme, aquella ventana estaba cerrada y los rabiosos cuervos estaban afuera… “no mas problemas”, me decia a mi misma, inicie a sentir mi cuerpo se relajaba y me quede dormida encima del tapete…



CAPITULO 5

“Alda… Alda! Donde esta esta niña?” Llamaba la Abuela, estaba en medio de la sala y sus ojos vivaces observaba todo a su alrededor, aquel desorden, no estaban mas las manzanas en la mesa, sus pasos eran como de plomo, subio por la escalera hacia su dormitorio observando aquel desorden de sus cosas, llego a la puerta del dormitorio, encendio la luz y para su sorpresa era todo un gran desorden alli…

“Alda… que haces aqui!” Grito, sus ojos brillaban como el fuego.

Yo, abri lentamente mis ojos -parecia estar hinchados de tanto dolor y lagrimas- cuando mire la imagen de la abuela en la puerta, era muy seria su rostro era mas palido y sus ojos brillantes como el fuego encendido.

“Alda que haces aqui? Por que todo este desorden en mi dormitorio? Responde!” Volvio a gritar y esta vez su tono fue muy fuerte que lo senti como un eco.

Me sente con mis piernas adoloridas, mis manos estaban hinchadas de dolor y respondi en voz baja,

“Yo buscaba… un sombrero para aquel espaventapajaros—”

“Que cosa! Y por que buscarlo aqui!”

“Abuela pense que podia encontrar algo en tu dormitorio… soy muy avergonzada—”

“Avergonzada? Sabes que es prohibido abrir esa ventana en tiempo de Otoño o Invierno… ademas, tu no sabes controlar a los cuervos y ellos son siempre de mal humor si algo no va como lo desean… pero, cuando aprenderas a respetar las normas?”

“Abuela no quize hacer este lio aqui… pero me asuste! Esos cuervos estaban muy molestos conmigo… creo la ventana al abrirse… golpeo a algunos… y ellos entraron a castigarme!”

“Mmm… pero que bullicio es este? Heey! Heey!” Grito la abuela mirando hacia la ventana y con su baston daba golpes a la ventana haciendo calmar la ira de los cuervos y luego no mas aquel ruido.

“Abuela disculpame!” Mis ojos hinchados no podian llorar mas, pero deseaba ser perdonada… habia aprendido la leccion con mucho dolor.

“Si no controlas tus emociones, no podras hacer las cosas como deben ser, usas mucho tu entusiasmo y sera por que aun eres una niña… tu madre fue igual que tu, jugaba con todo aun de adulta, hasta que perdio su vida—” La voz de la abuela era menos aguda y severa, cuando recordo a mama, alzo la vista

hacia la ventana y decia, “no deseo que te suceda nada malo Alda… eres lo unico que tengo ahora!”

“Abuela, te prometo no abrir mas esa ventana! Nunca he sentido este miedo tan terrorifico como lo que senti hoy… disculpame por todo lo sucedido abuela!” exclamaba entre sollozos, me sentia muy arrepentida.

“Alda… no debes temer, debes enfrentar tus miedos y conocer los riesgos… hum, ahora vamos a la sala, te tengo una sorpresa de Tia brigida!”

“Una… sorpresa abuela?” Mis ojos brillaron de la emocion, me levante con mucho dolor en mis piernas y en todo mi cuerpo.

Mi abuela me observo y dijo, “Alda, tus cabellos… es un gran desastre, pienso que los cuervos han hecho un buen trabajo hoy!” Sonriendo a carcajadas, la abuela se dirigia a la sala.

“Cual seria esta sorpresa?” Pensaba entusiasmada.


CAPITULO 6

La abuela habia preparo unas compresas calientes con sus hierbas y limpio mis piernas y brazos, dejando algunas compresas en la zonas inflamadas, tomo mis cabellos enredados en un solo moño -sin apretarlo mucho- sentia aun dolor en mi cabeza, me ayudo a cambiarme mi pijama -estaba con huecos- me cambie una ropa mas comoda, pero estaba muy curiosa y entusiasmada por mi sorpresa!

“Abuela y… cual es mi sorpresa?”

“Si te lo digo… no es mas sorpresa Alda!” Sonrio a carcajadas la abuela.

camino lentamente, apoyandose con su baston hacia el hall de entrada y regreso con una cajita en sus manos, la apoyo en nuestra mesa y me dijo,

“Alda, tu tia Brigida te saluda y te envia por anticipado tu regalo de Halloween… espero te guste! Sabes que en nuestra familia todos tenemos un amuleto de la buena suerte y… este es tu amuleto!” Dijo la abuela, observandome muy curiosa.

Yo me acerque a la cajita y tocando con mis manos pude sentir era tibia, abri rapidamente la tapa con mucha curiosidad -imagine quizas sea la torta de calabaza con queso de tia Brigida- “eran deliciosas o que seria mi amuleto”, pensaba…

“Miaooow!”

Maullo un gatito en su interior de la caja.

Mi abuela dio una carjada fuerte al ver mi rostro lleno de sopresa!

“Abuela es un gato… negro!”, Exclame muy sorprendida observando al bellisimo gatito negro que tambien curiosamente sacaba su cabeza para observarnos, sus enormes ojos verdes, su rosada nariz… pero era todo negro, sus bigotes, nariz y patas!

“Es tu magica sorpresa Alda,”

“Ooh!  Abuela Elba… es un bello gatito, gracias!”

“No debes agradecerlo a mi pequeña… ese es el regalo magico de tia Brigida,”

“Ooh—”

“Meoow!”

Maullaba el gatito negro que dio un salto desde la caja hacia la mesa en busca de comida.

Mi Abuela fue hacia su cocina y trajo un platito de leche, lo coloco junto a la chimenea y puso al gatito en el piso, rapidamente fue hacia la leche y la bebio, luego abrio sus bigotes y inicio a curiosear toda la casa.

Yo estaba observandolo con mucha sorpresa, hacia mucho que no teniamos mascotas especiales en casa y era una enorme alegria para mi tener un compañero en casa!     


CAPITULO 7

Este es un gatito negro muy especial Alda… te ayudara a ver donde no alcanzan tus ojos humanos, te ayudara a sentir donde tus oidos no llega y… sera un buen compañero para ti!”

“Ooh Abuela… soy muy emocionada!”

“Ellos son buenos cargadores de tension y te avisan en momentos de peligro… sabes bien pequeña que todas nosotras hemos tenido un ‘Amuleto de Suerte’ regalado en la noche de Halloween en nuestra juventud… tu madre tuvo su Buho ‘Crispy’, el mio fue nuestro amado gato gris ‘Don Ron’ que ahora es una estrella mas junto a tu madre y su buho… tu tia  Brigida tuvo a ‘Aby’ su gato negro -hembra, sus crias fueron regaladas como amuletos a sus 7 hijas- y este gatito negro es hijo de una de estas gatitas,”

“Abuela tener un amuleto de la suerte es muy especial por que perdurara por siempre en nuestros corazones,”

“Asi es mi pequeña, ya no eres mas una pequeñita, estas entrando en la puerta de la adolesciencia, Tia Brigida y yo habiamos pensado que es tiempo de que tu tengas tu amuleto de la suerte,”

“Soy feliz Abuela!”

“Mmm… y como llamaras a tu gatito Alda?”

“Eh… estoy pensando… tengo tantos nombres en mente… hum, pienso que lo llamare ‘Blinky’, si es perfecto… mira sus ojos son destellos!”

Mi abuela sonrio a carcajadas y dio 3 golpes con su baston haciendo un eco en las paredes.

Blinky, era concentrado en curiosear toda la casa…



CAPITULO 8

Estabamos en la sala deleintandonos de su te de hierbas de la abuela y el keke de zanahorias con miel -que habia comprado en la ciudad- muy delicioso, la abuela lo comia con mucha paciencia, le faltaban dientes y no era facil masticarlo, pero nunca se rendia, esto era su naturaleza de la Abuela. Blinky tenia su nueva cama encima del closet en la sala, habia probado muchos lugares pero el eligio la altura -desde alli nos observaba con sus brillantes ojos- parecia que nos controlaba.

 “Alda, ahora que estamos sin manzanas para el pie de esta noche, ire al sotano para buscar si tenemos algunas manzanas en reserva -esos cuervos glotones se comieron todo- hoy viene tia Brigida, sus hijas se van a la fiesta en la montaña con sus jovenes hijos, asi que estaremos juntas esta noche… Alda ve al cajon de madera en el hall de entrada, donde guardamos los paraguas y abrigos de lluvia… alli encontraras el sombrero de paja especial para aquel espaventapajaros… bien, ve al campo con Blinky, los cuervos no se acercaran

a morderte! Sonreia a carcajadas la Abuela mientras caminaba lentamente hacia el sotano.

Tenia mucha curiosidad si en realidad aquellos amargados cuervos no me morderian, mis piernas, brazos y cabellos aun me dolia. Blinky estaba sentado observandome con sus brillantes ojos -parecia que supiera que saldriamos al campo- sus bigotes eran como antenas y sus orejas se movian, su cola la movia lentamente, lo acaricie su cabeza pero el seguia mirandome a mis ojos directamente.

Camine hacia aquel baul de madera antiguo, tome el enorme sombrero y abri la puerta, Blinky salio rapidamente con su cola en forma de un baston!

Eramos alli en medio del campo a pocos pasos del espaventapajaros, los cuervos malcriados estaban picando al muñeco por dentro y por fuera, jalaban la paja de sus piernas y manos como si les gustara tanto hacer esto…pero, Blinky corrio haciendo un gemido de ataque, dio un salto espectacular hacia el espaventapajaros y con sus garras golpeaba a los cuervos gritaban nerviosos, los que se quedaron atrapados en el interior del muñeco sufrieron la peor parte, pero Blinky no deseaba matarlos solo les daba una leccion de respeto!

Yo estaba alli parada con mi boca semi abierta, no podia creer que aquel pequeño gatito negro, se hacia respetar con esa banda de irrespetuosos cuervos, que desesperados se alejaron volando fuera del campo de maiz de la Abuela.

Logre poner el sombrero al espaventapajaros y Blinky se limpiaba sus garras sentado en el campo de maiz, se sentia victorioso!



CAPITULO 9

Mi Abuela me observaba detenidamenteme mientras terminaba de preparar la cena, y yo desde la enorme mesa -sacaba los adornos de Halloween para esta noche de sus viejas cajas de la abuela- mientras le narraba toda mi alegria de la victoria de Blinky en haber hecho asustar a esos cuervos… mi adorado gatito nos observaba desde lo alto del closet.

Mi Abuela cocinaba delicioso, se esmeraba en preparar su cena para hoy, yo inicie a decorar toda la casa, Blinky jugaba con los adornos colgantes, la Abuela fue al sotano por mas cajas y algunas de ellas eran las candelas enormes -naranja, beige y negro- a la Abuela le gustaba decorar toda la casa con las velas, era una noche especial y era una gran fiesta para nosotras!

“Alda, ten cuidado con esos adornos… esos pertenecieron a mi abuela y sigue aun en esta generacion… aunque si a Tia Brigida no le gusta estos recuerdos, ella y sus hijas van mas por lo moderno… yo aun sigo conversandolos,”

“No te preocupes Abuela,”

La Abuela inicio a poner el hermoso mantel a nuestra mesa, era de seda del oriente color purpura con pintitas negras, brillaba hermoso al reflejo de las candelas, en el centro puso sus enormes velas -siempre en numeros impares- los adornaba con frutos secos aromaticos y pequeñas calabazas, las hojas del laurel y la canela estrella era una combinacion divina.

Nosotros no usamos sillas, es un sillon semi-circular muy comodo que rodea la mesa, y este esta ubicado cerca a nuestra ventana, que no es muy grande, la Abuela decia que los humanos son curiosos y no entienden ciertas cosas de nuestra cultura, las cortinas de la sala y el de mi dormitorio son tonos oscuros, antigua tela de belur y hilos dorados, dice la abuela que todo lo de oriente le gusta mucho.

Yo, termine de decorar la ventana de la sala, la chimenea y alrededor de la sala, fui rapidamente hacia el pequeño hall de entrada debia decorarlo como la puerta de entrada, para terminar en mi dormitorio, la escalera del dormitorio de la abuela y su dormitorio… mi abuela me ayudaba con lo mas pesante.

Habia terminado de decorar y me recoste encima de mi cama tomando aire, Blinky dio un salto junto a mi con su clasico

PRRRRRRR!

Llenaba su sonido de alegria en todo mi dormitorio.

Yo cerre mis ojos unos instantes para descansar y luego debia prepararme para

la fiesta, la Abuela entro y colgo mi vestido de fiesta en mi puerta, sonrio y se alejo a la sala a terminar de decorar ella cubria cus cajones y baules con aquellos tules transparentes bordados con simbolos antiguos, otros eran con simbolos de estrellas, sol y lunas, silbaba mi abuela de alegria y yo desde mi dormitorio me sentia tambien feliz, Blinky con su negra cola la movia de aqui y de alla, era muy curioso.


CAPITULO 10

Estaba en la sala observando todo el arreglo final que habia hecho la Abuela, era hermoso y su incienso especial de mirra, Blinky movia su nariz veloz y olia todo, era curioso.

Mi vestido brillaba al reflejo de las velas.

“Que belleza de vestido!” Dijo la Abuela, observandome con sus brillantes ojos.

“Abuela es hermoso, gracias!”

“Se que mis ojos no son tan jovenes como antes, quizas no hize mas bordados como hubiese deseado, espero en realidad te guste pequeña,”

“Me gusta!”

Mi Abuela vestia su antiguo vestido, muy hermoso, su cabello lo habia recogido en un grande y pomposo moño, sus canas brillaban -sabia que estaba usando su aceite especial de flores- sus aretes pequeños de Jade, el preferido de la Abuela no le gustaba mucha decoracion o joyeria, era siempre simple.

Yo, usaba el collar, pulsera y aretes de mi Madre, hermosas piedras de Rubi, nuestros zapatos de fiesta son forrados en seda oscura y el taco tiene punta de acero, nuestras medias son de algodon oscuro y mi abuela me habia regalado mi primer set de maquillaje, a decir la verdad, era brillo de labios color rosa, sombras perladas y polvos aromaticos.

Abuela habia acomodado su buffete alrededor del centro de mesa, el licor de guinda y cerezas con sus copas, los pastelitos y dulces -los preferidos de la Familia- hechos de pecanas,

manies y calabazas. Su grande olla estaba nuestro guiso de calabazas, papas, maiz y trozos de carne, la leña era ardiente, su rojo fuego parecia estar alegre por la fiesta de hoy.

La Abuela apoyo nuestros sombreros en el perchero de la puerta, cuando alguno tocaba muy fuerte nuestra puerta, haciendola temblar,

‘Toc Toc Toc’

“Esa es Tia Brigida!” Exclamo Abuela abriendo la puerta.

“Esta puerta esta tan vieja como tu Elba… cuando la cambiaras por una moderna!”

“Ya sabia que eras tu… Brigida,”

“Hola pequeña!” Exclamaba con su fuerte voz tia Brigida mientras colgaba su enorme y brillante sombrero con su capa oscura de seda en el perchero, apoyandose de su baston caminaba hacia la sala sonriendo -tipico en ella-

vestia muy elegante con su vestido color lila y bordado en hilos plateados, llevaba siempre su pin de piedra Esmeralda -recuerdo de un gran amor-

decia la Abuela, sus cabellos canosos lo habia hecho un moño con enormes bucles y tenia un gel brillante en algunas zonas dando apariencia de lineas brillantes, su maquillaje siempre bien cargado y su colorete color guinda, unos enormes aretes y collar de perlas del Atlantico, muchas pulseras que hacian musica al movimiento de su brazo, tia Brigida tenia sua brazos abiertos esperando la abrazara, le gustaba apretar mis cachetes y darles color.

“Que grande estas Alda!” Exclamo tia Brigida observandome detenidamente con sus brillantes ojos.

“Gracias tia Brigidia… quiero decirle que soy feliz con su regalo especial, amo mucho mi amuleto!”

“Ooh… te gusto? Hum… ese pequeñin es muy astuto como su madre, tu prima ‘Elle’ adora a su gatita y yo… supe desde el primer instante que lo vi, que era para ti,”

La abuela en silencio sacaba de la canasta de tia Brigida el pan de maizena, tortitas de ciruelas negras, buñuelos de queso, apoyandolo en la mesa junto al buffete.

Blinky dio un salto desde su cama y fue a saludar a tia Brigida, sus bigotes eran enormes era muy feliz al verla, cuando de su pequeña cartera saco un pedazo de tronco de valeriana, a los gatos gusta mucho…


CAPITULO 11

Elba siempre cocinando!” Exclamo tia Brigida, sentada comodamente.

“Siempre tu buscando lo mas facil Brigida… nuestra madre decia siempre que eres tan astuta como una zorra,”

“Nuestra madre era como tu… siempre dedicada a la cocina y a la casa… mmm, y tu Alda seras como Elba?”

“Eh… no tia Brigida, me gusta decorar y comer!” Respondi sonriendo.

Blinky inicio a correr de alegria por toda la casa, subiendo por las escaleras como loco y luego bajaba nuevamente, nosotros desde la sala sonreiamos al verlo correr de esa manera.

“Vamos Elba, llena tus copas… o lo has hecho macerar tanto tiempo ese licor solo para decorar?” Sonreia a carcajadas tia Brigida.  Ambas tenian la misma nariz y la carcajada, pero eran diferentes en su aspecto pero ambas se amaban mucho a pesar de sus diferencias de ideas.

Entre risas y recuerdos iniciabamos nuestra noche de especial, como era tradicional iniciamos a decorar nuestra calabaza -antes de iniciar el buffete- tia Brigida era muy juguetona y bromeaba mucho, abuela Elba mas seria pero de vez en cuando soltaba sus fuertes carcajadas, yo me sentia muy feliz… al verlas felices.

Blinky habia roto una de las cadenetas y jugaba como si lo atrapara.

“Abuela, que significa mi nombre?” Pregunte.

Mi abuela con sus ojos brillantes, dio un hondo suspiro y dijo,

“Mi madre bautizo con Brigida por que significa ‘Fuerza y Victoriosa’ a mi hermana porque casi muere al nacer, mi madre dijo que mi nombre Elba significa ‘la que viene de las montañas’ por que fue alli donde mi madre se enamoro… tu mama te llamo Alda por que significa ‘la mas bella’…’

“Y por que se llama Blinky tu gato Alda?” Pregunto tia Brigida.

Yo sonriendo de alegria, abraze a mi gatito y respondi,

“Se llama Blinky, por que es un ‘destello’!’

Sonreimos todas, mientras terminabamos de decorar nuestras calabazas, mi abuela Elba dibujo una grande sonrisa a su calabaza y pienso es por que le gusta sonreir a carcajadas!

Tia Brigida hizo una sonrisa con muchos dientes puntiagudos, parecia la sonrisa de un dragon, y yo dibuje una sonrisa con los colmillos de gato! Luego le pusimos la vela al interior y lo colocamos en la puerta de nuestra casa, iluminando el camino en esta noche especial… se dice que es para señalar el

camino al vuelo de las brujas y ellas dan un toco en la puerta como agradecimiento…



CAPITULO 12

Esa noche, entre canciones, bailes y mucha deliciosa comida, disfrutamos mucho -como todas las noches de Halloween- pero esa noche fue especial para mi, no me sentia mas sola tenia a mi buen amigo Blinky!

Hemos iniciado una estrecha amistad con Blinky, cuidandonos ambos y descubriendo nuevos caminos juntos, aunque si ciertas noches le gusta recorrer el campo de maiz y alejarse por muchas horas fuera de casa, ya no es mas aquel pequeñito hoy ha tomado cuerpo y fuerza y yo tambien!

Mi Abuela y tia Brigida fueron debilitandose a medida que nosotros nos haciamos mas fuertes… “el ciclo de la vida” decia tia Brigida sonriendo a carcajadas a pesar de tener mas de 300 años… si, ellas son Brujas y yo tambien!

Esto no significa ser demoniacas o diabolicas… tampoco mi adorado Blinky lo es por ser color negro, he aprendido que el color no lo hace malvado a ninguno… y yo tampoco lo soy.

Abuela y Tia Brigida no estan mas conmigo -hoy son 2 estrellas mas en el Universo junto a mi Madre- soy agradecida de aprender mucho de ellas y tambien de mi gato Blinky… en las noches de Halloween, yo sigo con la tradicion de hacer esta Fiesta especial, nos gusta sentarnos en la puerta de la casa a admirar las estrellas y a saludar a las Brujas que vuelan recorriendo

lugares… en mi puerta decoro con la calaba mia y de Blinky.

Los cuervos no destruyen mas el campo de maiz ni las manzanas.

Hoy Blinky tiene compañia, una noche regreso a casa con una gatita y desde alli ella es parte de la Familia, han dado sus crias y todos juntos son un gran grupo de afectuosos gatos en casa.

Yo, tambien he tomado cuerpo de Mujer y pienso que cuando llegue mi tiempo de formar una Familia y crear hijos… les dare como ‘Amuleto de la Suerte’ su gato negro!



FELIZ NOCHE DE HALLOWEEN

.. BOO!!!

FIN

Posted by

Author/ Designer/ Craftswoman/ Blogger Follow me on my YouTube Channel ✨📺👉 http://bit.ly/2KB1ejS

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s