Cuento: “LA CASA DESHABITADA Y SUS FANTASMAS”

Mensaje del Autor:

Cuando alguno muere injustamente, su alma no descansara hasta obtener su venganza… por su paz eterna


LA CASA DESHABITADA Y SUS FANTASMAS

Genere:

Cuento de Terror


Autor: 

Celia Bailes © amadriadi


Copyright Protection Warning:

The Author Celia Bailes © Amadriadi has registered this work at ProtectedMyWork & SafeCreative

All Rights Reserved:

Ninguna parte de esta publicacion puede ser reproducida, almacenada en un Sistema de recuperacion o trasmitida en cualquier forma o por cualquier medio electronico, mecanico, fotocopiado, grabado u otro, sin el permiso previo del autor o del editor o del propietario del copyright.


Creado:

06/09/2016


-Edicion Gratuita-

Dedicado a

“Quienes no perdieron su optimismo en mi, apoyando incondicionalmente mi loca artistica alma“, a mi esposo Keith Bailes, a mis padres Emma Centti y Rivo Sanchez.


CAPITULO 1

Yo soy muy incredulo a muchas leyendas y historias que se dicen en cada pais, pueblo o familias.  Cuando yo era un muchacho, recuerdo a mi tio le gustaba contarnos Cuento de Terror y ver nuestros rostros de susto en mi familia, pero yo sonreia siempre por que se que no es real. Hoy mi tio esta muerto y seguro seguira contando sus fantasticas historias de terror en el cementerio con sus nuevos amigos.

Me llamo ‘Matthew’ y soy el hijo mayor de una familia clase media, mi Madre me llama Matt para diferenciarme de mi Padre. Soy soltero, no tengo hijos y… no tengo novia -pienso que ser novio es encadenarse a una relacion-  y sinceramente no tengo tiempo para responsabilidades amorosas. Tengo mi amiga-sentimental ‘Tammy’ -no es una relacion- ni responsabilidad, solo nos sentimos bien juntos cuando yo no estoy en mision de trabajo. ‘Sofia’ es mi hermana menor -se caso muy joven- tiene 3 hijos y uno en camino, ‘Laura’ es

mi madre -viuda hace 8 años- es vivaz y llena de energia aun a su edad, ella vive con su unica hermana mayor, mi madre dice que yo tengo un horario de mi vida no normal… al ser sincero, yo no tengo un ritmo de vida normal, yo amo mucho mi trabajo, soy dedicado totalmente a mis misiones de trabajo que muchas veces olvido fiestas, cumpleaños, amor, etc… la casa de mi Tia ‘Clara’ esta a 3 horas fuera de la ciudad -es un chalet muy comodo y grande- tiene 4 perros, 3 gatos, 2 conejos y 1 gracioso pony, mi hermana la visita con sus hijos,

yo las visito muy ocasionalmente o mejor dicho, cuando soy libre de mi trabajo… y casi no siempre soy libre. Mi madre, me visita muy poco en mi departamento -por mi horario de trabajo- algunas veces soy fuera de la ciudad o del Pais por trabajo, largas jornadas y sabemos que es mas facil hablar por telefono o computadora, con mi hermana un mensaje de texto es mejor que largas visitas. Soy siempre ocupado con un nuevo tema de trabajo, pero cuando tengo tiempo libre las invito al restaurante o a tomar cafe en la ciudad, es mas facil para mi.

Yo vivo en un pequeño duplex, muy comodo y con todo lo necesario, cerca a la Estacion del Tren y al Metro, muchos negocios a su alrededor y deliciosos restaurantes.

Aquella mañana, desperte con mis ojos muy cansados -habia trabajado casi 9 dias consecutivos sin tregua- llegue en la madrugada y habia dormido muy pocas horas, mi maleta aun estaba en la sala y la bolsa de regalos para mi familia y Tammy.  Abri mis cortinas y ventanas, necesitaba aire fresco, me dirigi

hacia el angulo de cocina para prepararme un buen cafe, cuando sono mi celular, era un mensaje,

“Buenos dias Sr. Taylor, le recuerdo que tiene cita hoy 11 am en la Oficina del Sr Spencer.”

Me quede unos instantes pensativo, “que habra sucedido?” me pregunte, me dirigi al dormitorio en busca de mis gotas visuales refrescantes y me recoste unos instantes en mi cama, esperando haga su efecto las gotas, la maquina preparaba mi cafe y mi mente pensaba de que cosa hablariamos con mi jefe hoy…



CAPITULO 2

Soy periodista, amo mi trabajo y tengo problemas en mantener una relacion constante, muchas veces mi pareja no acepta mi ritmo y devocion de trabajo y termino siempre solo.  Mi madre dice que deberia hacer una familia y vivir como otro humano normal… pero el ser periodista y estar en los lugares y momento donde se origina un tema periodistico toma tiempo de tu vida normal y yo llevo en mi sangre mi vocacion, es mi passion.

El efecto de las gotas habian hecho su trabajo, abri mis ojos y me levante rapidamente hacia el angulo de cocina para beber mi cafe caliente, busque en el frigider leche -pero note que muchos alimentos no servian mas y me faltaban otros, agarre los 2 ultimos huevos y pense prepararlos con pan tostado, encendi mi television, observe el relog de mi sala controlaba

mi tiempo, me deleitaba con el cafe caliente en mi comodo sillon, cuando la tostadora sono indicandome mis tostadas estaban listas. Aquella mañana el aire de Otoño era frio muy temprano pero el cielo indicaba algo de sol, termine mi rapido desayuno y fui a darme una ducha -necesitaba despertarme- me afeite y observe mis ojos cansados. Me cambien rapidamente y me prepare nuevamente otra taza de cafe, en mi pequeña mesa escribia mi lista de alimentos que debia comprar hoy, luego abri mi maleta de viaje y puse mi ropa en la bolsa plastica para llevarla a la lavanderia, me prepare otra taza de cafe y fui a mi comodo sillon para encender mi Tablet, debia enviar mensaje a la ‘Sra Olga’ para que venga a limpiar mi duplex… cuando tenia mensajes de Tammy, me hablaba de su fiesta de Cumpleaños… y yo me habia olvidado!



CAPITULO 3

Los carros y la gente iban rapidamente, otros frenaban de improviso, la gente tenian sus rostros aburridos esperando cambie el color del semaforo, otros obserbavan sus reloges controlando el tiempo, otros hablaban por su celular, cuando recorde tenia que llamar a mi Madre y a Tammy. Cruze la calle rapidamente y pase por el supermercado -recorde hacer mis compras- toque mi bolsillo para sentir la lista, llegue a la entrada del Metro, baje rapidamente las escaleras dirigiendome hacia la linea que me llevaria a la oficina de mi jefe- las escaleras electricas estaban llenas de gente -como todas las mañanas- junto a todo el grupo de gente logre subi al vagon, estaba lleno de gente con diferentes expresiones en sus rostros y colores de sus trajes, otros escuchaban musica con sus audifonos, otros comian goma de mascar, otros aun de

sueño, cuando se encendio la pizarra digital -indicando el nombre de la estacion- sali al compas de toda la gente -que como yo, se dirigia al centro de la Ciudad- senti la brisa fria tocar mi rostro como deseando despertarme.

El periodico, donde trabajo le gusta profundizar noticias impactantes pero siempre caracterizandose de una diferente manera de publicarlo, los periodistas que trabajamos alli, sabemos muy bien el arduo labor nuestro para lograr la ansiada meta de nuestro apreciado Jefe. Yo, inicie mi carrera en el periodico con el fundador del Periodico –osea el padre de mi jefe- despues

de 8 años de una larga enfermedad murio y dejo por herencia a su unico hijo varon, siendo sus 3 hermanas Socias de Directorio, ellas se encargan de llevar adelante la Revista Familiar Mensual que ellas han creado y donde promocionan informacion, recetas, decoracion, etc. El edificio del periodico tiene 6 pisos -estan proyectado hacer su Television privada del Periodico-

los pisos estan organizados en Sala de Exposicion/ Reuniones/ Cafeteria, la Radio privada, La Revista mensual y el piso de Trabajo Periodistico y por supuesto el piso de la oficina del Jefe. Su aspecto es antiguo, en su interior lo ha modernizado mi Jefe dejando algunas decoraciones inicial de su padre.

Desde la grande puerta de vidrio, podia ver al Portero -el famoso Sr. Smith- a pesar de su avanzada edad seguia siempre gentil y astuto, cruze el hall de espera, moderno con sus sillones de piel y mesas de vidrio, cuadros haciendo publicidad al Periodico, Radio, Revista mensual,

“Muy Buenos dias Sr Taylor,”

“Buenos dias Sr Smith,”

“Nuevamente por aqui…?”

“Recibi un mensaje del Jefe… aun no se de que se trata…”

“Ooh… pero a ti te gustan los desafios! Como a mi recordado Jefe que hoy descansa en paz.”

Camine hacia el hall de los ascensores – 6 para escoger en momentos de congestion- rapidamente obtuve libre el ascensor y subi, mi corazon presentia una sensacion extraña, pense era la emocion de volver al trabajo nuevamente, cuando sono la campana del ascensor indicandome haber llegado, se abrio la puerta y pude distinguir la enorme alfombra en el hall de entrada, decorado con Cuadros antiguos panoramas, fotos del Fundador del Periodico y Escenas importantes, cruze rapidamente para encontrarme con el escritorio de la Secretaria del Jefe ‘Sra Simpson’, quien aun a pesar de su edad mantiene sus lineas delicadas, su porte elegante y sus vivaces astutos ojos, ella inicio muy joven a trabajar con el Fundador, como yo.

“Muy buenos Dias Sr Taylor, gracias por recibir el mensaje,”

“Buenos dias Señora Simpson, sinceramente soy ansioso de saber de que se trata… una nueva aventura?”

“Hum… Mr Spencer me indico en enviarle rapidamente esta cita para hoy… espero alegre su espiritu aventurero…”

“Veamos que me tiene preparado el Jefe,”

La Señora Simpson sonrio amablemente, me observaba con sus vivaces ojos, abrio rapidamente la grande puerta de madera tallada de la oficina del Jefe, las cortinas eran semi-abiertas, iniciaba a salir el sol Otoñal.



CAPITULO 4

“El Sr Taylor, esta aqui,” me anuncio la Sra Simpson, cerrando rapidamente la puerta detras de mi.

“Hola Matt, por favor toma asiento,” me saludaba mi jefe, amablemente y con ese tono de confianza que nos brindaba a todos los que trabajabamos para su periodico -haciendonos sentir como de familia- estaba sentado en su enorme escritorio de cuero oscuro, a su espalda el enorme ventanal que daba hacia la ciudad.

“Muchas gracias Sr Spencer, su mensaje ha causado sorpresa en mi,”

Mi jefe, tiene 68 años, mantiene su inteligencia, vigor y fuerza como un joven cuando se trata de trabajo. Aquella oficina seguia intacta tal como su padre lo habia decorado, con sus muebles en cuero negro, sus altos libreros de madera gruesa y oscura, igual las mesas, sillas y el escritorio principal -tallado con los mismos diseños de la puerta- al centro un grande tapete dibujado con el escudo de la familia. Por unos instantes quedo en silencio observando el ventanal -como si estuviese concentrado en alguna cosa- dio un suspiro y abrio su cajitade madera y bronze para prepararse su puro, con mucho cuidado abria y lo encendia, deleitandose con su aroma y obervando el rojo del fuego en ello -no me ofrecia porque sabia que yo solo fumo ocasional cigarros- soy amante del cafe mas que de los cigarros.

Se sintio abrir la puerta nuevamente la enorme puerta, era la Sra Simpson, entraba con una elegante bandeja de bronce oscuro, Cafetera de Te y Cafe, 2 tazas, azucar, crema de leche, variados quesos, galletas, panecillos y fruta, lo apoyo encima de la mesa de centro y con un gentil gesto se retiro rapidamente.

“Por favor Matt sirvete, cafe o te?”

“Cafe, muchas gracias.”

Aquel instante senti nuevamente aquel frio, pense ademas el aire acondicionado estaba encendido.

“Matt, hemos hecho un buen trabajo en estos ultimos 2 años y… realmente soy siempre muy orgulloso de todos ustedes los periodistas y trabajadores de mi periodico, si mi padre estuviese vivo pienso que les diria lo mismo a todos ustedes… aun recuerdo cuantas horas de trabajo continuo hacia mi padre con todo el conjunto de periodistas y personal para lograr su objetivo y ser hoy uno de los periodicos mas leidos en la ciudad y en el Mundo, gracias a la tecnologia avanza y pueden leerlo atraves del Internet, pero la tecnologia podra avanzar

pero nuestro lema sera siempre el mismo,”

“Muchas gracias Sr Spencer, por apreciar nuestro esfuerzo y empeño, sinceramente nos sentimos como en una grande familia trabajar para el Periodico,”

“Matt… se que has regresado despues de una larga jornada de trabajo, como siempre muy bien calificado tu trabajo, pero, te necesito nuevamente… esta vez es muy especial,”

Mi jefe dejo de fumar su puro para iniciar a servirse su taza de cafe, observaba el interior de su taza, su mente volaba en sus propios pensamientos y siguio diciendome, “Matt, has trabajado en el periodico, desde cuando mi padre estaba vivo, has iniciado muy joven a trabajar con nosotros y conoces muy bien el ritmo de nuestro trabajo, la importancia de mantener nuestro lema y la responsabilidad de cada trabajo para lograr nuestros objetivos, aun recuerdo, cuando mi padre murio y recibi este periodico con mucha responsabilidad,

ya desde pequeño venia aqui y jugaba en el escritorio de mi padre, se que el estaba haciendome sentir como en casa mia, ahora pienso porque esta oficina me agrada mucho mas que estar en mi casa,” dijo sonriendo mi Jefe, para luego apoyar su taza en la bandeja y me observo, “se que para ti  Matt, no es facil mantener el trabajo con tu vida personal y igual sucedia con mi padre, muchas veces no lo veia a la hora de la cena o los domingos o en fiestas especiales en casa, su dedicacion al periodico fue su eleccion mucho mas fuerte que los lazos con nuestra familia, aunque… si mi madre siempre lo amo y apoyo hasta el final, ella era la que mantenia el equilibrio en casa para no sentir la ausencia de mi padre en casa, como hoy lo sabes, mi madre sufre de alzeimer y de fuertes alucionaciones, su enfermera tiene un arduo trabajo para controlarla, aveces la veo observar el techo como si viera algo, que nosotros no podemos captar,” mi jefe dio un profundo suspiro y prosiguio, “mis hermanas no tienen el valor de cuidarla y yo no puedo alejarla de la casa donde ella vivio sus mejores recuerdos… Matthew, muchas cosas en la vida son ocultas y otras se necesitan desempolvar para saber que cosa sucedio realmente y yo, te necesito para descifrar este rompecabezas que por años se ha mantenido oculto por mis padres y pienso es el momento de saber la verdad, si es que existe… por este motivo, te necesito, tengo confianza en ti, se que sabras hacer un buen trabajo y lograras encontrar la pieza perdida a este rompecabezas,” hizo un hondo suspiro mi Jefe, cuando subitamente se alzo dirigiendose hacia su escritorio, saco una pequeña llave -del bolsillo de su chaleco- para abrir un

cajon, de donde saco un sobre de manila y me lo entrego en mis manos diciendo, “Matthew, aqui encontraras todo lo que vas a necesitar para hallar la pieza clave a este misterioso rompecabezas, es tu nueva mision… tan solo, te pido discrecion,”

Pude notar que aquel sobre de manila, era muy pesado y podia sentir al tacto que contenia muchos objetos en su interior, quize abrirlo, cuando mi jefe me dijo velozmente,

“N no Matthew por favor… no lo abras aqui! Prometeme que lo abriras cuando estes en el tren y deberas seguir al paso lo indicado, ademas en este pequeño sobre tienes tus pasajes en tren, un cheque para tus gastos, el nombre del Hotel donde te alojaras, el nombre de tu guia… cualquier consulta no dudes en comunicarte con la Sra Simpson, pienso que es todo Matt…”

diciendo esto, mi jefe tomo en mano su relog de bolsillo y con una pequeña sonrisa dijo, “van hacer las 12 am y tu tren sale a las 1 30pm,” mi jefe alargo su mano despidiendose rapidamente sin darme mas tiempo para mas preguntas a mis incognitas, tuve que estrechar su mano rapidamenrte, senti abrirse la puerta nuevamente,

“Por favor Sr Taylor, sigame” era la secretaria que me indicaba dejar la oficina, cerrando velozmente la enorme puerta detras de mi, con su amable sonrisa me indico acompañarla rapidamente hacia el  hall del ascensor,

“que tenga un buen viaje Sr taylor, nos mantenemos en contacto,” regresando a su escritorio rapidamente.

Mi mente estaba muy confusa, sinceramente desde que me desperte hoy me senti extraño, pero me gustan los desafios y estaba muy excitado con esta nueva mision. Me quedaban pocas horas para arreglar mi maletin de viaje, dejar mi ropa en la lavanderia, llamar a mi madre, comprar algo de comida y dejarlo en el refrigerador, llamar a mi hermana y? Ooh! Me olvidaba… hoy es cumpleaños de Tammy. Asi es mi vida desde hace muchos años, mi mente estaba mas concentrada en esta nueva mision y pensaba,

“Adonde voy? Que trabajo seria? Por que tan discreto todo?”

“Señor!”

Una voz rompio mi pensamiento, cuando abri mis ojos vi que el ascensor habia llegado al primer piso… Y yo? Debia irme!



CAPITULO 5

“Madre… no se adonde voy… mmm si, acabo de regresar y vuelvo a trabajar… hum, no madre… ehh… este es un nuevo, mi jefe me lo propuso hoy… si madre, yo acepte y debo ir!” Respondia a mi madre al telefono en altavoz mientras preparaba mi pequeño maletin de viaje, mi mochila y revisaba alrededor mio si tenia todo lo que necesitaria… mi madre seguia al telefono

con sus clasicas preguntas, comprendo que mi madre se preocupa, pero en aquel momento debia prepararme y tenia poco tiempo para tomar aquel tren, “Madre… por favor, estoy en retraso, debo tomar ese tren… si madre, prometo llamarte cuando llegue alla… mmm no se donde es, madre hablamos despues, te lo prometo… si madre debes estar tranquila, por favor saluda a la Tia y a sus animales… si madre, ya envie un mensaje a Laura… si es todo okay… Madre, no tengo mas tiempo, por favor… si Madre, te quiero mucho… te llamo llegando alla, abrazos!” Mi madre deseaba seguir hablando, pero tuve que cortar la comunicacion, los minutos corrian muy veloz aquella mañana, ya habia perdido mucho tiempo en ir a comprar los alimentos, asi tenia reserva cuando regresara del trabajo- tuve que ir a la lavanderia a recoger ropa y dejar la de mi ultimo trabajo, caminaba veloz entre el dormitorio y la sala, deseaba tener todo lo necesario para el viaje, pensaba si la ropa que llevaba era la adecuada, sinceramente no sabia el clima del lugar, prepare veloz mi mochila -mi camara, mi laptop, bateria, celular, lapiceros, cuaderno, agenda- volvi a observar a mi alrededor, tome mi bolsa de caramelos de menta y eucalipto, mi botella de agua, 1 cajetillas de cigarros de emergencia, “mmm pienso que es todo,” pense, tome mi celular y tenia mensajes… “oh Tammy!” grite, era su cumpleaños y no habia comprado tarjeta, ni regalo, que gran confunsion sentia en mi mente en ese momento, pense que seria mas rapido enviarle flores por medio de una tienda virtual, no tenia mas tiempo… “pero, cual es su direccion?” pense preocupado buscando en mi pequeña agenda, cuando encontre su direccion, desde mi Tablet hize el pedido y observe el relog de la sala, su sonido me hacia recordar el tren, el viaje y recorde que debia irme.

Cogi rapidamente mi maleta roller, mi mochila al hombro y con la otra mano tenia mi celular llamando a Tammy, bajaba las escaleras hacia la calle, debia tomar un taxi.

“Hola Tammy… soy Matt,”

“Hola Matty! Mmm… que sucede, por que estas tan agitado?” Preguntaba Tammy curiosa.

“Estoy bajando por las escaleras… voy nuevamente en camino a otra mision de trabajo… Tammy disculpame por hoy no podre estar en tu fiesta,”

“Como? N no entiendo… estabas en tu casa y cuando regresastes? Regresas a otro trabajo? N no entiendo… Matt estas alli? Respondeme!”

“Mira querida… no tengo tiempo para hablar en estos momentos, prometo llamarte llegando al Hotel, estoy en retraso y debo irme… Tammy solo llame para desearte un feliz cumpleaños… disculpame!”

“Como? Porque no vas a venir hoy! Que te sucede! te envie mensajes toda la semana de esta reunion y de mis Padres… Matt? Estas alli?… Responde!”

“Disculpame querida, estoy subiendo al taxi… debo irme… mmm, cuando regrese coordinamos algo mejor,”

“Cuando regreses? Y cuando sera esto? Ooh… tu trabajo es primero antes de todo, no podemos tener una relacion normal Matt? Matt? Estas alli?—”

“Disculpame… no hagas mas problematico todo esto, por favor disfruta de tu—” (senti que corto la comunicacion).

Esto era lo que me aburria de las relaciones sentimentales con alguna… no estoy listo para tener una relacion porque no entiendo como mantener a mi pareja, al amor, mi rutina y mi trabajo juntos. No me dura mas de 3 meses una relacion con alguna y se que Tammy sera como las anteriores.

Observe mi relog y inicio a sonar mi cellular… era Tammy! Lo deje en vibracion mi celular y lo meti en el bolsillo de mi casaca, tenia el estres de perder el tren y hablar con ella seria empeorar mi estado nervioso. Dentro del taxi, tenia mi mochila, la abri y senti aquel sobre de manila grande, pase mi mano encima y mi mente hizo una pausa cerebral, me quede en un pensamiento vago.

“Sr, lo dejo en la misma estacion central o en la puerta de la salida del tren?”

Hize un profundo suspiro, cerre mi mochila rapidamente y respondi,

“Por favor, me deja en la salida del tren, gracias…”



CAPITULO 6

La ciudad era calida, observaba desde la ventana del taxi a la gente caminando rapidamente, los negocios decorados con ambiente de Halloween, algunos sentados en el parque comiendo helado, charlando entre ellos, niños y mascotas, los carritos de sandwichs llenos de gente de oficina, mujeres sonriendo hablando a su celular, vivian sus vidas normales,

“solo yo, no tenia una vida normal,” pensava.

“Sr, hemos llegado!”

“Ooh… muchas Gracias.”

Gentilmente el taxista me ayudo con mi maleta y busque en el bolsillo de mi mochila mi ticket del tren observe la hora de salida, con el ticket en mano camine rapidamente hacia el enorme hall de la estacion del tren, observe el enore relog de la estacion y yo estaba muy retrasado, corri rapidamente hacia las escaleras electricas, bajando rapidamente, tropezandome con personas, llegue a la linea y era un moderno Tren, no sabia porque sentia estas ansias, subi rapidamente y observe mi ticket y numero de asiento, mientras caminaba por el corredor angosto en busca de mi asiento, observar el movimiento normal de la gente alla afuera, de los que estaban sentados y yo estaba alli ansioso en camino a otro trabajo.

Encontre mi asiento Primera Clase, junto a la ventana eran todos los asientos, muy comfortables con su pequeña mesa y lampara, apoye mi maleta en su closet personal y colgue mi casaca en el perchero personal, el aire del vagon era climatizado, di un suspiro al mirar mi relog y saber que el tren salia con 5 minutos de retraso. Frente de mi, estaba sentado un Señor anciano -en silencio leia su libro- al frente de nuestros asientos, estaba una Mujer mediana edad -mirandose al pequeño espejo de mano y pintandose de color rojo coral sus labios- frente a ella aquel asiento estaba vacio. Era mi primera vez que tomaba aquel tren -normalmente tomaba vuelos aereos- no se el porque mi Jefe decidio que debia ir en tren. Los murmullos eran en voz baja, algunos leian el periodico, otros se relajaban observando por la ventana. Cuando se acerco el carrito caliente y nos ofrecio cafe/ te, sandwichs, tortas, panecillos, vino, cerveza, fruta, etc. Yo elegi Cafe y un pedazo de torta, lo apoye en mi mesita, tome nuevamente mi ticket de viaje deseaba controlar mi viaje y observe que tenia 8 horas de viaje, inicie a deleitarme del buen cafe y la deliciosa torta, “estabamos en primera clase,” pense, observaba todo alrededor muy elegante el vagon,

“Cuando termine su cafe, puede ir a la Cafeteria- Restaurante en el proximo vagon, alli puede tambien deleitarse con sus platos calientes y sopas, no se preocupe esta todo incluido en su ticket,” dijo el Señor anciano frente de mi.

“Ooh… muchas gracias por la informacion,”

“Voy a deleitarme del Menu caliente,” dijo el anciano mientras se retiraba lentamente.

Observe a la Mujer frente a nosotros, se habia cubierto con su chal de lana mientras bebia su te y se deleitaba su pedazo de torta. El vagon estaba aromatizado de cafe y te, bajas voces murmuraban, se podia sentir el sonido del tren, decidi quitarme mis zapatos y sentir la suave alfombra masajeando mis pies, era el momento de abrir aquel sobre de manila, note que contenia muchas hojas escritas a mano, otras parecian facturas, documentos unidos uno al otro -parece como si lo habia ordenado todo muy bien mi jefe- podia ver un paquete de cartas de color amarillento por su antiguedad, anuncios de ferias y mercados antiguos, muchas fotos atadas entre si, una flor de tela -habia perdido su color por el tiempo- y el portaretrato de una mujer, la foto muy antigua, cuando intente tomarla en mano, las luces del vagon se apagaron… alze mi vista hacia la ventana y habiaos entrado en un tunel, el sonido del tren lleno todo el vagon y decidi volver a meter todo nuevamente en aquel sobre, dejandolo encima de mi mesita. Volvi a beber mi cafe, el tren se bamboleaba y daba la impresion de entrar a algo profundo en aquel tunel, despues de largos minutos el tren salio de aquel tunel y volvio las luces al vagon, el clima habia cambiado, se podia ver desde la ventana que llovia con una densa neblina. Decidi ir a la Cafeteria por mas cafe caliente y deleitarme con algo caliente, todo muy elegante, iluminado, con musica de fondo. Divise al anciano señor, quien me invito a su mesa, gentilmente acepte, habia yo elegido deleitarme una crema caliente de zapallo, cebollas y queso -muy delicioso- con panecillos calientes, el anciano señor comia lentamente su guiso mientras leia su periodico. Inicie a sentirme ansioso, deseaba entender aquel sobre, termine rapidamente y con mi cafe caliente en mano me dirigi nuevamente a mi asiento. Tome nuevamente el sobre en mano nuevamente apoyando todos los documentos sobre la mesita, pude ver partida de nacimiento, documentos de sanidad, documentos del  Psiquiatra, examenes de sangre, electrocardiogramas, examenes de electroshock, test psicologicos, una foto muy antigua de toda una familia junta- observe detras de la foto no tenia

dedicacion ni fecha ni lugar- tambien tenia hojas escritas con una letra incomprendible, “Pero?… Que caso seria este?” Me preguntaba muy pensativo,

cuando volvi a buscar y observar los documentos, la mayoria estaban a nombre de ‘Jane Ro Phyllis’ y quien seria? Porque mi Jefe pedia discrecion?” Me pregunte, mi mente inicio entrar en conflicto de preguntas y probabilidades, logicamente soy un Periodista y el analisis es una de nuestra mision, “pero, de que o de quien hablamos?”, me pregunte. Decidi nuevamente poner todos los documentos dentro del sobre y lo meti en mi mochila, me quede unos momentos en silencio y deseaba poder entender aquel rompecabezas, asi que pense seria mejor en el Hotel poder preparar mi trabajo de investigacion y analisis. Tome el pequeño sobre, observe la direccion del Hotel, el nombre del Pueblo, el nombre de mi Guia ‘Amy Sand’ y encontre el otro ticket de tren… observe que este tren no me llevaria directamente al lugar y debia hacer un transbordo en mi ultima parada de viaje, encontre el cheque a mi nombre

y una pequeña llave, “para que seria esto?” me pregunte, desde mi ventana observaba el tren se entremetia en unas oscuras montañas muy rocosas… “como se llamaba aquel Pueblo?”

Me preguntaba, me senti muy confundido, sabia que tenia que controlarme para poder encontrar la pieza clave en este rompecabezas…



CAPITULO 7 

Señor… disculpeme, pero… esta es nuestra ultima parada.”

Alguno hablaba cerca a mi oido despertandome… para mi desgracia me habia quedado dormido y era el controlador de tickets que me indicaba haber llegado a la ultima estacion.

“Caramba me quede dormido! Muchas gracias… mmm, debo hacer transbordo de tren y espero estar aun en tiempo,” dije, velozmente agarre mi mochila, maleta y camine a grandes pasos por el corridor, deseaba salir de aquel tren y no sabia si aun estaba en tiempo de tomar el siguiente tren, mi mente entro nuevamente en confusion, sentia ansiedad y inicie a sudar de nervios, sentia la presion de mi sangre subir y me preguntaba “porque me siento nervioso? Como pude quedarme dormido?”, sali velozmente del tren saliendo hacia el pequeño hall donde estaba el enorme relog digital de la Estacion y la pizarra digital -donde indicaba la entrada y salida de los trenes- rapidamente busque en mi bolsillo el otro ticket, al verlo exclame,

“Ooh no! Soy en retraso!” Corri apresuradamente hacia las enormes escaleras de marmol que me llevaria hacia la salida del tren -debia bajar y volver a subir- para cambiar la salida en el numero 17 y yo aun estaba en el numero 8! Mi corazon latia fuerte y mis ansias eran al limite, seguia sudando y pense que habia bebido mucho café en el tren, segui corriendo tropezandome con la gente hasta llegar a mi numero de salida, la presion era al maximo y yo subia desesperado las escaleras hacia la salida de aquel tren, cuando senti el silbido del tren -indicando pronto cerraba sus puertas- corri veloz hacia el tren gritando desesperado,

“Hey… hey, esperen… Alto!—”

Sinceramente, nunca me habia quedado dormido en mis trabajos o perder mis vuelos o estar en esta situacion no normal, era como si algo impedia yo llegara a aquel pueblo, “que cosa sucedia?” Me pregunte. Llegue al tren y note que no era estilo moderno como el anterior y solo tenia 3 vagones, el controlador me ayudo con mis maletas subir al tren y yo estaba sin oxigeno, mis ansias habia llegado a su limite, me sente en el primer asiento libre que encontre, debia calmarme… cerre unos instantes mis ojos y respire profundo,

“ya estaba en el tren”,

me decia mientras sentia el tren iniciar a moverse en su trayecto…


CAPITULO 8

El vagon de aquel tren era angosto, antiguo y nada confortable, observe mi ticket de viaje, no tenia numero de asiento ni tampoco era primera clase, entonces pense que seria un tren inter urbano, observe a mi alrededor y pude ver una pareja de ancianos que movian su cabeza amablemente saludandome, yo respondi igual cordialmente. No habia espacio para apoyar mi maleta ni para colgar mi casaca, el asiento era muy duro y las ventanas del vagon pequeñas llenas de polvo. Decidi quedarme en mi asiento, mi viaje seria de 1 hora 58 minutos, llegando a la estacion ‘Hidden Hills’, este es el nombre del pueblo. Busque en mi mochila mi gorro, guantes y chalina, iniciaba hacer frio y aquel tren no tenia climatizador, observaba por la ventana el tren entraba entre oscuras y altas montañas oscuras, se encenderon las pequeñas luces del vagon, aquella tarde iniciaba hacerse oscura rapidamente, pude observar aquella pareja de ancianos bebian algo caliente desde su termo y pense “no habia Cafeteria”, busque en mi mochila mis caramelos de menta y eucalipto para calmar mi ansiedad y la sequedad de mi garganta. Tome mi celular en mano, tenia 3 mensajes: 2 de mi madre y una de Tammy, los lei rapidamente y respondi a mi Madre y a Tammy, puse el celular nuevamente en mi bolsillo,

no me sentia relajado, mi corazon latia fuerte, seguia sudando y no entendia el motivo de ser ansioso. Observe nuevamente mi relog y eran casi las 9 30 pm, a medida que nos introduciamos en el camino, era todo mas oscuro alla afuera, casi no podia distinguir nada. No queria cerrar mis ojos y quedarme dormido, debia estar atento a la primera parada del tren donde debia detenerme, observe nuevamente mi relog y note que estabamos cerca, tome mi maleta, mi mochila, estaba preparado y muy ansioso de llegar a aquel lugar, era muy curioso. El silbido del tren, anunciaba habiamos llegado al punto donde debia yo iniciar esta grande aventura, no podia distinguir nada por los vidrios polvorosos de la puerta del tren, era todo muy oscuro alla afuera, se abrieron las puertas y pude salir rapidamente, despues de unos segundos el tren rapidamente silbo iniciando su trayecto, la pareja de ancianos movian sus

manos despidiendose y yo respondi igualmente. Estaba alli parado con mi maleta y mi mente llena de pensamientos cruzados. Aquella estacion -no era la estacion a la que estaba acostumbrado- no tenia hall ni maquina de cafe, solo

podia distinguir un antiguo letrero con el nombre del pueblo y 3 bancas de madera vieja, con un farol antiguo de luz, casi no se podia distinguir nada alrededor, la neblina habia caido muy densa y el frio era mas helado. Decidi

sentarme en la banca junto al lampadario, “quizas sea mas facil para mi guia encontrarme,” pense…



CAPITULO 9

“Bueno, ya estaba alli y ahora?” Pensaba, la humedad de la neblina hacia el viento mas helado, mi casaca Otoñal no me abrigaba del todo, los caramelos de menta calmaban mis nervios y sequedad de mi garganta, deseaba un cafe caliente pero no habia cafeteria ni maquinas en aquel lugar desolado.

“Sr Taylor—?”

Escuche una delicada voz a mi espalda que preguntaba, no es facil sentir nombrar mi apellido -solo en la oficina de mi jefe- normalmente en casa y amigos me llaman Matt. Me levante subitamente, agarrando mi maletin y mi mochila en mi hombro, girandome rapidamente para intentar observar a una pequeña mujer -parada frente a mi- el viento movia sus largos y oscuros

cabellos como si fueran dedos ondeandose, su contestura muy delgada, vestia un largo abrigo oscuro, parte del rostro lo cubria con una gruesa chalina oscura, no podia ver bien su rostro la neblina y la oscuridad, ademas aquel farol tenia la fuerza de una vela.

“Hum… Es usted el Sr Taylor…?”

“Si! Hola, soy yo… y tu —” (fui interrumpido)

“Amy Sand,”

“Ooh… mucho gusto Amy, fue muy largo mi camino para llegar hasta aqui, sinceramente mi ciudad es muy lejos ademas soy abituado a tomar avion y por lo que veo aqui no hay aeropuerto—”

“Oh… entiendo, tiene razon este pueblo es muy lejos de todo y muy pequeño, lo importante es que usted esta aqui, Sr Taylor,” respondio con una sonrisa timida -sin mirarme a los ojos- subitamente me dio la espalda y se dirigio hacia la profunda oscuridad, “La estacion cierra sus rejas a las 11 30 pm, debemos apresurarnos Sr. taylor…”

“Ooh! Entiendo Amy,” respondi caminando detras de ella por aquel camino rocoso lleno de tierra y polvo, “no hay veredas por aqui? Se me hace dificil usar mi maleta-roller aqui,” pregunte sin tener respuesta, parecia que mi guia estaba concentrada en algo y daba la imprension que sus pies no tocaban el piso, “que locura! He bebido mucho cafe en el tren,” pense.

“Sigame por aqui Sr Taylor, debemos ir hacia su hotel”, dijo sin voltear a mirarme, ella caminaba hacia lo abstracto del camino.

“Ooh… entiendo, gracias Amy por recogerme… este camino es muy rocoso,”

No tuve respuesta, era mi primera ves que estaba con una mujer silenciosa y abstracta a la vez.

Caminabamos por un angosto camino rocoso y podia ver algo de campo, no habia luces de ningun anuncio o casa o negocios en ese lugar, cruzamos un pedazo de este campo llegando a una pista la cual cruzamos, no habia señales de carros o buses, cuando llegamos a una pequeña aldea, la neblina era mas densa y no podia divisar bien, pero logre observar el unico letrero luminoso, era el Hotel, la vereda era muy angosta y pude usar las ruedas de mi maleta que hacia eco en las paredes de aquella angosta y oscura calle.

“Sr Taylor, este es su Hotel, haga presente su codigo de reserva en la recepcion, le deseo muy  buenas noches, vendre por usted mañana a las 3 30 pm.”

“Ooh… gracias Amy, buenas noches…”

Pienso no me escucho, su delgada silueta se perdia rapidamente en la oscuridad de la noche…


CAPITULO 10

Entre rapidamente en el hotel, hacia mucho frio y el sonido de una antigua campana en la puerta hizo llamar la atencion del recepcionista -un joven que vestia antigua vestimenta y gruesos lentes- me observo sorprendido

“Buenas Noches, me llamo Matthew Taylor y mi codigo de reserva es—”

“Oh… Usted es el Sr Taylor… lo hemos estado esperando, dejeme ayudarlo con sus maletas, por favor sigame,” Dijo el recepcionista, que inicio a caminar hacia una antigua escalera de madera muy vieja y crujia al peso de nuestros pies, no habia ascensor ni botones, el lugar era como una casa, pense seria un Hotel de la Aldea, las paredes eran decoradas con papel de carta -decoracion antigua- cuadros con marco de madera gruesos muy antiguos casi no se distinguia bien las imagenes, subimos al segundo piso y me indico mi Cuarto numero 17,

me entrego las llaves diciendo,

“Este es su cuarto Sr Taylor, no tenemos Restaurante en el Hotel, el desayuno brindamos Bonos a nuestros clientes para que puedan ir al Restaurante alfrente de nuestro hotel, ellos abren desde las 7am, buenas noches Sr Taylor,” dijo el joven recepcionista regresando rapidamente a su punto inicial de trabajo.

“Gracias,” respondi.

Entre en el cuarto, encendi la luz, observando todo desde el angulo de la puerta, por su diseño daba la impresion de ser en el angulo del hotel, una pequeña ventana con unas cortinas muy gruesas y oscuras, la cama single y de fierro antiguo, una mesita circular antigua al costado de la cama, junto a la ventana esta una mesita con su silla -apoye mi mochila y deje mi casaca

colgada en la silla- en el pequeño armario deje mi maleta aun sin abrirla, observe el pequeño baño -sin puerta- y no tenia ventana, observe todo a mi alrededor y imaginaba estar en un tiempo antiguo, llamandome la atencion aquella Aldea. Fui a abrir mi maleta en busca de mi pijama, un polo de algodon y doble medias -hacia mucho frio en aquel lugar- debia calentar mi cuerpo esa noche, busque mi pequeño maletin de cepillo, maquina de afeitar y colonia, lo coloque en el baño. Me sentia agotado del viaje y de todo lo acontecido del dia, decidi ir a la cama a descansar, cerre mis ojos y podia sentir el crujir de la madera vieja de alguno que caminaba afuera del Cuarto, “quizas algun otro cliente,” pense, luego se aparecieron imagenes de las oscuras montañas, la gente en el tren, Amy, el camino rocoso, el sobre, mi jefe… luego todo fue en silencio, me habia quedado dormido.



CAPITULO 11

Toc Toc Toc… Señor Taylor? Toc Toc Toc”

Alguno tocaba ansiosamente aquella puerta, estaba aun dormido, mi cuerpo estaba muy relajado y casi podia moverme, me gire para tomar mi celular y controlar la hora, eran las 11 35 am, me sente rapidamente aturdido en la cama y la puerta seguia alguno tocandola.

Me dirigi a paso lento, aun me sentia adormentado y confundido, “como habia podido dormir tanto?” Me preguntaba y abrir aquella puerta.

“Sr Taylor! Ooh!… Muy buenos dias! Mil disculpas pero era muy preocupada por Usted—” decia una anciana mujer, sus cabellos gris ondeados los sujetaba con un pañuelo, vestia un vestido muy antiguo, sus hombros lo cubria con un chal oscuro y usaba un mandil, en sus manos movia varias llaves, “disculpe si fue muy grosera en despertarlo de esta manera,”

“Mmm… n no se preocupe… ehh… buenos dias, me quede dormido,” respondi muy confundido.

“Sr Taylor, realmente estuve muy preocupada… esta mañana no se apersono a la recepcion a recoger su bonus para el desayuno,” sonrio la amable anciana.

“Hum… ehh… pienso que tuve mucho estres ayer… un viaje muy largo en tren y cambiar de tren…”

“Ja ja,” sonrio la anciana, “pienso Sr Taylor que nuestro Hotel es muy acogedor y es una buena noticia que Usted se haya relajado y dormido muy bien aqui,” dijo la anciana mujer, “el Restaurante solo aceptan los Bonus desde las 7am hasta las 10 am, despues ellos venden sus Menus… Oh lo siento tanto Sr Taylor,” exclamo la anciana, haciendo sonido con las llaves en su mano, “bueno, Sr Taylor, ya que es todo aqui sin problema alguno, puedo regresar a la recepcion,” despidiendose amablemente, la anciana mujer se retiro lentamente por el pasillo. Cerre la puerta, aun seguia confuso, fui a abrir las pesadas cortinas y aquella ventana, el aire seguia helado, logre observar muy poco movimiento en la calle -creo estar acostumbrado a las ciudades grandes, llenas de carros, sonidos, gente, smog, negocios, buses, taxis… aqui era todo muy tranquilo…


CAPITULO 12

Me aliste para salir hacia el Restaurante, observe a mi alrededor si olvidaba algo, tome mi mochila al hombro, sali rapidamente hacia la recepcion para dejar mis llaves y dije a la señora anciana de la recepcion,

“Por favor, si alguno preguntara por mi, digale que estare en el Restaurante, muchas gracias.”

El restaurante, es una casa grande y antigua -como el Hotel- en su antigua puerta de madera al ingreso tenia un pequeño letrero Comer es un placer, una sola ventana al costado de la puerta -cubierta con una cortina solo hasta la mitad- al entrar sono una vieja campana y todos los que estaban alli sentados voltearon sus cabezas observandome, mientras caminaba buscando donde sentarme cerca a la ventana, sentia las miradas a mi espalda. Los asientos muy confortables y una mesa de vinilico, apoye mi mochila a mi costado y las miradas seguian observando mis movimientos,

“Que se va a servir?”, me pregunto muy friamente una joven, tenia en mano una libreta y lapicero -en la ciudad usaban tablero electronico- su mirada era fija y siguio preguntando, “esta de vacaciones aqui?” Todos en silencio como deseando escuchar mi respuesta.

“Hum… buenos dias… eh… realmente estoy trabajando aqui, soy periodista,” respondi tomando en manos el Menu del restaurante.

“Oh… periodista? Nuestro aldea es pequeña y… solo tenemos un periodico,” respondio la joven, con su mirada curiosa.

“Mmm… soy Periodista de la Ciudad y estoy aqui trabajando un articulo para mi Periodico… por favor, puede recomendarme un Menu lleno de energia y caliente, perdi mi Bonus esta mañana, gracias,”

“Mmm puedo proponerle el Menu N 5,” respondio la joven sin parpadear, aun seguia todo en silencio alrededor.

“Muy bien, gracias,”

La joven se alejo rapidamente hacia la cocina, muchos seguian observandome, otros murmuraban entre si y otros le preguntaban a la joven. Me sentia como “un extraño” nunca me senti tan observado como en ese instante. Tome mi mochila entre mis manos y apoye encima de la mesa todos los documentos del sobre, y con mi libreta de notas inicie a organizar este rompecabezas, pense en poner mi mente concentrada, quizas dejaban de observarme.

“Cafe?”,pregunto la joven, tenia en sus manos una jarra pirex caliente y una taza.

“Oh, muchas gracias!”

‘Crash!’

 La joven habia soltado el pirex y la taza al suelo, estaba palida y sus ojos mostraban panico y dio un grito!

Deje de escribir sin entender que cosa sucedia, pero capte su mirada fija en la foto portaretrato de aquella mujer.

“No se preocupe! Es una simple foto antigua!” Sonrei deseando dar calma pero los demas seguian estaban en silencio y aquella joven en panico. Se acerco un señor con un mandil blanco -pense era el cocinero- y me dijo,

“Disculpe a mi hija, por favor,” y inicio a limpiar el cafe del piso.

No entendi la reaccion y no entendia que cosa sucedia en ese momento. El cocinero volvio a salir de la cocina con mi Menu en mano y luego regreso para servirme el cafe caliente.

Observe sus ojos preocupados al observar las fotos y documentos encima de la mesa, asi que decidi en poner todo nuevamente en la mochila.

“Muchas gracias,” agradeci, sin recibir respuesta.

“Conocian a Jane Ro? Por que el panico en sus ojos?” me pregunte, nuevamente estaba yo muy confundido…



CAPITULO 13

Sentia la comida en mi gola, habia comido muy veloz, no me sentia comfortable en el Restaurante despues de lo ocurrido asi que decidi esperar Amy en el Hall del Hotel, no era muy grande -parecia una sala amplia- sus cuadros antiguos, un grande tapete persiano antiguo al centro, sillones comodos y muy antiguos, libreria con libros variados, muy pocos adornos,

tenia un letrero Prohibido Fumar y una mesa de madera oval grande de roble oscura al centro, los pisos siempre madera antigua y crujientes, el relog de pendulo era el unico sonido en aquel hall. Busque espacio para obtener privacidad y iniciar nuevamente mi trabajo, apoye los documentos encima de la mesa y se me vino en mente aquellos ojos asustados de la joven en el restaurante, las miradas de los demas y la frialdad del cocinero, mi mente se confundio por un instante y decidi concentrarme en mi trabajo. Mi celular sono -tenia mensajes- los lei rapidamente y conteste a mi Madre y mi Hermana. Tammy estaba en silencio quizas estaba ocupada con su fiesta, nuevamente me puse a trabajar y tome en manos aquella foto portaretrato deseando descifrar el porque habian sentido panico al verla en el Restaurante, cuando senti un frio helado a mi alrededor, parecia que salia del piso, senti mis pies muy helados y cuando levante mi mirada, me sorprendio ver Amy inmobil frente a mi observando el marco de foto que tenia en mano, luego me observo por unos instantes, sus ojos oscuros eran brillantes, tenia el mismo abrigo y chalina, esta vez tenia un enorme gorro que cubria sus cabellos,

“Buenas tardes Sr Taylor,” saludo amablemente, teniendo su mirada fija en la foto.

“Buenas tardes Amy… n no te senti entrar —” exclame muy sorprendido y guarde nuevamente todos los documentos en mi mochila, preparandome para salir con Amy, solo tenia en mano mi libreta y lapicero para mis apuntes, deseaba encontrar la pieza a este rompecabezas.

“Durmio bien Sr Taylor?”

“Pienso… dormi demasiado!” Respondi sonriendo.

“Debemos irnos antes de que oscuresca, sigame Sr Taylor,” con una timida sonrisa y sus brillantes ojos, Amy se dirigia hacia la salida del Hotel, caminaba sin mover su cuerpo, parecia que no tocaba el piso.

“Le agrado el Hotel, Sr Taylor?”

“Bueno, es muy antiguo todo aqui, pero dormi bien, he viajado por muchos paises y pueblos, la vida en la ciudad es todo muy diferente, aqui parece el tiempo se detuvo!” Sonrei.

“En pequeños pueblos, todos se conocen y no existe noticia o acontecimiento que se pueda ocultar,” Amy se detuvo unos instantes y me observo con aquellos brillantes ojos oscuros daba la imprension de ser todo pupilas o de ser un hueco, “pero que cosas estoy pensando?” me dije a mi mismo.

“En este pueblo no aceptan facilmente a los extranjeros—” (fue interrumpida).

“Tienes razon Amy!” Exclame sorprendido, “hoy me sucedio un momento muy extraño en el Restaurante y me hicieron sentir como un alieno!” Sonrei, “me llamo mucho la atencion la reaccion de la joven camarera cuando vio el portaretrato antiguo… sus ojos eran llenos de panico!” Comente y observe Amy voltear su cabeza y fijarme su mirada, luego dijo,

“La gente de esta aldea es muy extraña… no aceptan extranjeros,” dijo Amy en tono seco, me observo con sus brillantes oscuros ojos por unos segundos y siguio caminando, “en esta pequeña aldea todo se llega a saber,”

“Dime Amy, a donde vamos?” Pregunte curioso.

“Vamos a casa de la Familia Phyllis,” respondio Amy.

“Phyllis…? Oh! La casa de Jane Ro?”

“Si… Sr Taylor.”



CAPITULO 14

Caminabamos en direccion hacia un enorme campo seco, hierba muy descuidada, Amy conocia muy bien el camino, yo podia distinguir que nos alejabamos del centro de la aldea, subiamo por una pequeña colina y pude divisar 2 casas desabitadas y seguimos subiendo para llegar a un antiguo Cementerio -sus lapidas antiguas talladas en piedras oscuras con diseños de angeles, gargolas, cruces celticas, el camino dejo de ser hierba seca para ser muy arenoso y rocoso, seguimos subiendo y pude divisar una casa de madera vieja desabitada, tenia un arbol de higos secos, sus ventanas y puertas eran blindadas con pedazos de maderas, observe que Amy se detuvo unos instantes observandola y me pregunto,

“Que sabe Usted de esta casa y de la Familia Phyllis?” Pregunto Amy, observando aquella casa.

“Hum… muy poco, he intentado entender los documentos y papeles que mi Jefe me ha dado… deseo encontrar la pieza clave a este rompecabezas, muchas cosas no entiendo,”

“El Sr Spencer le explico de este viaje?”

“Explicarme…? Que cosa Amy?”

“De Jane Ro, de esta Familia… Como piensa encontrar la pieza a todo esto, si no tiene usted la informacion adecuada?”

“Sinceramente Amy, he tenido poco tiempo para poder entender todos estos papeleos… son muchos documentos personales que… no logro entender—”

Amy me observo, sus ojos no brillaban mas eran muy oscuros y dijo,

“Sigame por aqui Sr Taylor, tenga cuidado de la enredadera tienen espinas,”

caminamos hacia el umbral de aquella casa, todo era lleno de polvo y las maderas muy viejas, rodeamos el terrazo principal de la casa para dirigirnos hacia la parte inferior de la casa, mucha hierba seca y pedazos de maderas viejas, closets, y parte del baño, caños muy viejos estaban arrinconados como desmonte de basura, Amy se quedo unos instantes en silencio como observando algo y luego entre todo aquel matorral introdujo su delgado cuerpo, sus huesudas manos buscaban algo en el suelo, yo la observaba sin entender, cuando senti cadenas arrastrarse y logre ver que abria un candado con una pequeña llave -como la que me dio mi Jefe!- luego Amy abrio aquella puerta y dijo,

“entraremos por aqui a la casa, Sr Taylor… tenga cuidado a estas escaleras son muy viejas…”

yo baje cuidadosamente los peldaños de aquella escalera eran muy angostos y fragiles, cuando logre bajar al interior, Amy estaba parada frente a mi observandome y dijo,

“Sr taylor usted le teme a algo?”

“Temer? Yo no temo! Soy periodista Amy,”

Ella me miro fijamente con sus ojos brillantes, daba la imprension que no parpadeaba, yo inicie a observar a mi alrededor y la luz del dia iniciaba hacerse mas oscura.

“Sr Taylor, no podemos estar aqui despues de las 7 pm… pienso que por hoy… fue suficiente,”

“Oh… si piensas Amy que le temo a la oscuridad, estas equivocada!” sonrei mientras observaba su rostro no hacer ningun movimiento,

“No es la luz el problema Sr Taylor…”

En ese instante busque en mi mochila mi antorcha de mano y la encendi, “estoy preparado Amy,” dije sonriendo.

Ella estaba inmovil frente a mi sus manos parecian huesos y cuando inicie a alumbrar con la antorcha, se cubrio con sus huesudas manos el rostro,

“por favor Sr taylor, me molesta la luz, gracias…”

“Disculpa,”

“Desea continuar Sr Taylor?”

“Por supuesto, para eso he venido hasta aqui… me gustan los desafios!”

Amy avanzo hacia un rincon de aquel rocoso y frio sotano, sus cabellos ondeaban como si hubiese corriente de aire…



CAPITULO 15

Esta casa… fue llena de muchas emociones, tristes como alegres, esta familia Phullis fue una familia respetable de clase media, constaban de 4 hermanos y 1 mujer, pero como toda familia de pueblo pequeño, producian la mayor de las cosas en casa -como el pan, lavado de ropa, zurcir, bordados, etc- los hijos ayudaban al padre con los animales que criaban -ovejas y cabras- de donde producian el queso artesanal para luego venderlo en el pueblo o en las ferias… aqui en este sotano, el padre con sus hijos producian el vino artesanal,

la gente de este pueblo llego a apreciar mucho esta produccion artesanal de la familia—”

“Oh! Por esto aquellos enormes barriles y esa prensadora de madera antigua!”

“Asi es Sr taylor… la produccion inicio hacerse mucho mas y el mayor de los hijos, decidio viajar hacia la proximo Aldea para vender la produccion, fue asi como estos dos hermanos viajaban continuamente, llegando a otras aldeas, todo era muy feliz, la produccion y ventas eran muy buenas… hasta que un dia de Invierno ellos sufrieron un lamentoso accidente con su carreta cayendo todos en aquel abismo—” Amy hizo un silencio, respiro profundo y con voz baja siguio diciendo, “el dolor de sus muertes fue muy fuerte para toda la familia, el padre nego a sus jovenes hijos viajaran fuera de la Aldea… la madre sufrio de una larga depresion y inicio a tener alucinaciones, controlarla era dificil, sus nervios eran muy altos… hasta que un dia amanecio muerta de colapso—” Amy suspiro hondo y luego prosiguio, “ciertamente, todos estos tristes acontecimientos fue un duro golpe para esta Familia, siendo la hija quien inicio a encargarse de la casa y apoyo a sus hermanos en la produccion… el padre se volvio silencioso y triste, no era mas interesado en nada y transcurria su tiempo sentado junto a la chimenea observando la leña consumirse y aveces se lo escuchaba hablar con alguno o algunos, observaba el techo y los hijos eran preocupados por su salud—”

“Amy, como sabes tu todo esto?”

“En pueblos pequeños, todo se sabe, Sr Taylor,”

“Caramba… es muy triste esta historia,”

“Sr Taylor, es mejor regresemos al pueblo, esta oscureciendo,”

“No le temo a la oscuridad  Amy… no soy creyente de fantasmas ni de fantasticas historias,” sonrei.

Amy no hizo ningun movimiento, sigui en su posicion inicial y me observaba desde alli aun si no veia sus ojos.

“Sr Taylor, el hecho no es de creer sino de ver, lo que le narro a Usted, fue todo real… no es una leyenda fantastica o cuento de fantasmas—”

“No he deseado ofender Amy, no temo a las almas o historias de terror, simplemente no creo en ello!”

Amy, alzo su mirada hacia la mia, sus ojos eran opacos, no brillaban mas, por un momento me parecio ver sus manos como huesos de esqueleto… “que locura!” pense.

“Debemos irnos ahora—” exclamo Amy, dirigiendose hacia la escalera de ingreso.

“Un momento Amy… dime, por aqui podriamos entra a la casa?”

Amy no volteo su cabeza y respondio, “si, Usted puede entrar desde aqui a la casa… tiene curiosidad Sr Taylor?”

“Claro que si! Soy periodista! Desearia verlo todo para poder escribirlo y encontrar la pieza a este laberinto, es mi mision, mi trabajo, vine hasta aqui para esto,”

Amy volteo su cabeza rapidamente, sus ojos volvieron a brillar -me parecio ver cintillas rojas- y dijo,

“Usted es seguro Sr Taylor…?”

“Claro que si Amy! Deseo llegar al final de todo esto—”



CAPITULO 16

Amy se dirigio hacia unos pequeños escalones de cemento, que nos llevaria hacia el primer piso donde se encontraba la cocina, las losetas de las paredes y del piso eran diseños antiguos, estaban muy sucios y cubiertos de hojas secas y otras destruidas, se podia apreciar los huecos de los clavos -donde hubieron reposteros, cuadros o repisas- no habia puertas o ventanas, eran cubiertas por pedazos de maderas…

“Esta era la cocina…” hizo una pausa y prosiguio, “desde aqui preparaban los quesos artesanales, en un inicio trabajaban madre e hija… cuando la madre murio, el trabajo fue muy pesado para la hija y decidieron contratar a una señora de la aldea, como ayuda en la casa y en la produccion, aqui pasaron buenos momentos la familia entre alegres momentos,”

Amy cruzo la enorme cocina para dirigirse a la puerta -sin puerta- salimos hacia un pequeño hall de donde se podia ver una enorme escalera semi-circular que llevaba hacia el segundo piso, hacia la derecha era un corredor que nos llevaba a una enorme sala y al fondo habia otra sala, Amy me indico que era la Biblioteca de Familia, hoy no queda nada solo un cuarto oscuro y sucio, yo muy curioso observaba todo y tomaba mis apuntes, habia una puerta -cerrada con pedazos de madera- que imagino seria hacia el dormitorio de servicio, regrese

a la enorme sala, no habia nada mas que una enorme chimenea de piedras y rocas, Amy estaba parada junto a la pared casi no podia verla bien, yo con mi antorcha alumbraba cada parte observando y intentando imaginar que sucedio alli…

“Muchas cosas de la Familia fueron robados, destruidos por el tiempo, han clausurado las ventanas y puertas por este motivo… en el segundo piso tiene 3 dormitorios y 1 principal, un pequeño atico, que hoy es destruido su techo y es nido de aves y palomas—” Amy se quedo en silencio como si observara algo alli moverse, luego siguio, “pienso que… no podremos subir por aquellas escaleras, son rotas y pienso no es seguro para Usted Sr Taylor,”

Yo sali de aquel salon y alumbre aquella escalera, le faltaban peldaños, pero aun demostraba haber sido elegante, las paredes mostraban roturas y huecos, intentaba alumbrar aquel segundo piso cuando imagine ver algo moverse entre las sombras, alumbre con mi antorcha pero no lograba ver nada…

“Pienso que por hoy, fue suficiente Sr Taylor,”

“Si, tienes razon Amy, fue emocionante conocer a esta Familia… aunque si, pienso que aqui sucedio algo mas… mmm, sus paredes, la oscuridad y esta

tension en el aire es como que algo mas sucedio aqui…”

Amy no comento, caminaba en silencio rapidamente deslizandose su imagen hacia la salida de la casa, yo caminaba detras a pasos seguros -era dificil caminar entre polvo y pedazos de madera y objetos en trozos, sentia el ambiente muy pesado, quizas era la oscuridad de la noche la que me hacia imaginar cosas…


CAPITULO 17

Caminabamos de regreso a la aldea, la noche era muy fria, la neblina estaba cayendo encima de aquel campo, podia ver apenas las cruces y lapidas del cementerio,

“Que sucedio con esta Familia?”

Amy, se quedo inmovil, como si no imagino le preguntara, suspiro hondo y siguio caminando sin responderme.

“Que sucedio con el resto de esta Familia?” Volvi a preguntar.

Amy, se quedo inmovil, volteo su rostro para observar aquella casa, siguio caminando y dijo, “la Familia Phyllis, habia perdido ya 3 de sus integrantes, las cosas no eran como antes en aquella casa, la familia no compartia sonrisas, alegrias, momentos especiales juntos a la enorme chimenea… el padre se volvio silencioso, los otros 2 hijos varones con la unica hija, iniciaron hacerse cargo de la produccion artesanal del vino y quesos, ellos eran jovenes con ideas renovadoras sin salir del pueblo, dieron iniciativa en hacer festivales artesanales llamando la atencion de otras aldeas que deseaban estar presentes con su produccion, estos festivales se realizaban los fines de semana y fue un gran suceso para muchos… la hija Phyllis decidio darle un toque especial a los quesos familiares, produciendo en diferentes sabores, combinaciones y medidas… llamo la atencion sus quesos con avellanas, pecanas, frutos de bosque, miel, higos, etc… mmm, llamo mucho la atencion de otras gentes que venian desde lejos a estos festivales,” Amy hizo una pausa y dio un hondo suspiro, se detuvo un instante observo a su alrededor -como si buscara algo- luego dijo, “aquel fin de semana, visitaron mucha gente joven y un grupo de jovenes de Ciudad se deleitaron mucho con los quesos de la joven Phyllis llamando la atencion de uno de ellos, naciendo asi una amistad… la joven Phyllis era muy entusiasmada la visita de este joven, que no necesitaba mas venir en grupo y se hospedaba en el unico Hotel de la aldea por todo el fin de semana, esperando el festival y encontrarse con la joven Phyllis…” Amy volvio a suspirar y movia sus manos como si las masajeara y me parecio ver temblar su cuerpo, y siguio su relato, “este joven de ciudad, llamo mucho la atencion de la joven, y nacio una relacion secreta entre ellos, sus hermanos de la joven no estaban de acuerdo de sus salidas secretas para encontrarse con el joven en la aldea, muchas veces le decian su desconfianza y de no desear ella termine herida sentimental por que la gente de Ciudad tiene diferente mentalidad, pero la joven era ciega de amor y muy entusiasmada de este joven, sabia muy

bien como escurrirse con la disculpa de llevar sus productos a la aldea o comprar ingredientes, pero habia nacido un fuerte sentimiento en ella brindandole un puro, honesto y profundo amor hacia este joven… sin saber que tendria un final tragico—”

“Final tragico…?” Pregunte muy curioso.

Amy, movio sus piernas nerviosamente y volvio a mirar a su alrededor, luego prosiguio, “la joven Phyllis se sentia amada, se lleno de ilusiones, imaginando aquel joven de Ciudad le pediria Matrimonio… pero, aquel joven se sentia muy joven para una relacion seria, era estudiante en la Universidad y solo deseaba divertirse con aquella joven de aldea… la joven lo amo como a todo primer amor, pero no sabia que no era amada como lo imaginaba—” Amy hizo una pausa, seguia sus manos temblando y siguio, “un dia la salud del padre no era

buena, su esquizofrenia lo llevo a un desequilibrio mental, sus gritos en la casa eran incontrolables, algunas veces daba la imprension de desear treparse por las paredes o hablar con alguno o algunos, los calmantes no lograban controlar su esquizofrenia y sus gritos de terror se podian escuchar hasta la casa vecina… inicio el padre a herirse a si mismo, llamando a sus hijos muertos y a su esposa, parecia que hablara con alguno mas luego se reia a carcajadas fuertes y daba la imprension de tener una diabolica sonrisa—”



CAPITULO 18

Amy estaba paralizada en sus pensamientos, su cuerpo iniciaba a temblar y se cubrio con su abrigo -como sintiera frio- sus cabellos iniciaron a moverse como si fueran dedos, siguio su relato, “una noche la joven se desperto ante los agudos gritos de muerte dentro de la casa, se levanto de su cama desesperadamente hacia la puerta de su dormitorio, los gritos de dolor hacian palpitar su corazon y miedo terrible, abrio la puerta y sintio un frio helado en su rostro, el sonido de un objeto de metal rozaba en las paredes, silenciosamente la hija camino hacia escalera y logro ver a su padre con sus ropas ensangrentadas, en mano una enorme hacha sangrienta y su rostro tenia una sonrisa maquiavelica, estaba subendo por la escalera su mirada era vaga, la joven tenia su corazon palpitando de horror y corrio hacia su dormitorio para esconderse, confundida no sabia donde esconderse y penso en ir a su closet, su corazon latia fuerte y ella con sus manos tapaba su boca -no deseaba gritar, no deseaba ser escuchada- cuando sentia los fuertes pasos de su padre subir por las escaleras gritando el nombre de la joven, el sonido de la hacha rozar con la pared hacia ponerse mas nerviosa a la joven… este entro abriendo la puerta con una fuerza incontrolable y con su hacha la golpeaba en todo donde podia romper o destruir, cuando la joven vio que el hacha se habia atascado en el colchon, sabia que era el momento de escapar  y corrio hacia la puerta,

sentia el grito de su padre y al salir hacia las escaleras, la joven tropezo con su hermano que muy nervioso deseaba contener la rabia del padre… la joven bajaba por las escaleras y sentia los gritos de su hermano deseando despertar del macabro sueño en el que su padre se habia perdido, sentia la lucha de sus cuerpos, gritos y luego el grito de dolor y muerte—”

“Amy, todo esto fue real o alguno te lo conto?”

Amy suspiro hondo, inicio a caminar y diciendo, “la joven desesperada, se habia escondido en la sala, con sus dedos tapaba sus oidos, los gritos de muerte eran fuertes y la sonrisa macabra del padre, hacia sentir un espeluznante vibrido de miedo, sus lagrimas caian por sus ojos, su cuerpo temblaba y sus piernas casi no podia estar en pie… cuanto todo fue silencio, ella espero unos instantes mas -imagino quizas su padre seguia en su busqueda- pero, el silencio fue total… la joven decidio salir detras del enorme sillon donde se habia escondido y la escena macabra jamas vista quedo en su mente y en su alma… alli, en la sala estaba el cuerpo en pedazos de su hermano, su cabeza habia sido cortada del cuerpo! La joven corrio con sus

manos tapando su boca, cuando llego a la enorme escalera vio el cuerpo muerto de su hermano ensangrentado y sin una pierna! Alli estaba el cuerpo muerto de su padre con el hacha en su pecho! La joven observaba como la sangre corria por las escaleras uniendose a la sangre de su hermano en la sala… nunca antes habia visto tanta sangre y macabra escena en su vida… inicio a sentir nause, sentia desmayarse y un dolor agudo en su estomago inicio a sentir, caminaba agarrandose su vientre, deseaba salir de su casa donde el olor de la sangre y muerte llenaba todo… pero, no pudo contener mas su horror, grintando desesperadamente al ver en la puerta de la entrada el cuerpo muerto sin cabeza de la Señora que ayudaba en la casa… la puerta estaba ensangrentada y vio la joven que sus pies y su pijamas eran manchadas de sangre, igual sus manos al abrir aquella puerta, miraba la sangre en sus manos y gritaba sin control, corriendo hacia afuera en busca de ayuda… gritaba sin control, su cuerpo temblaba de miedo de angustia sin control—”

“Y que sucedio con Jane Ro? Pobre mujer…!”

Amy se detuvo unos instantes, volvio a mirarme con aquellos brillantes ojos, parecia que tenia llamas de fuego en ellos, siguio caminando y dijo, “no fue la tristeza de perder a su familia de esta manera macabra y tragica lo que destruyo a esta joven… sino de vivir sola en aquella casa llena de recuerdos, almas, gritos de muerte y de soledad… aquel joven de ciudad no se supo mas, aun de sus constantes cartas que la joven le enviaba… los vecinos venian a visitarla, la joven esperaba el hijo fruto de su amor puro con aquel joven de ciudad que la habia olvidado… la gente decia verla conversar con fantasmas en su casa, no habia mas luz que la chimenea encendida de la sala, los trozos de la madera rota era quemada en la chimenea, sus cabellos habian crecido y se habia olvidado en su aspecto personal… la gente de la aldea comentaba y otros tenian miedo de esta historia—”

“Oh… sinceramente es muy triste… Jane se merecia algo mejor en la vida,” comente confundido por la historia.

Amy en silencio, seguia moviendo sus manos nerviosamente, luego seguimos caminando, estabamos muy cerca a la aldea, Amy siguio diciendo,

“La joven nunca recibio respuesta de su amado, los meses avanzaban y aquel bebe crecia… la aldea la miraba como a una mujer sin honra, sin marido y a su hijo sin padre… la joven no deseaba ser ayudada por ninguno, temia le roben a su hijo, su salud mental estaba cayendo en peor… llego el momento de nacer el bebe, ella no sabia que hacer y su desesperacion de no perderlo la hizo correr

de miedo en busca de ayuda pero el bebe cayo en el piso golpeandose entre

las rocas de la pista y ella cogiendolo en sus manos, al ver nuevamente la sangre hizo sentir nuevamente aquel macabro miedo, iniciando a gritar muy fuerte… los vecinos escucharon los gritos macabros de la joven y fueron ayudarla pero fue muy tarde para aquel bebe, los vecinos y la aldea escuchaban sus gritos y sonrisas macabras, la veian caminar desnuda por el campo y bailar alrededor de su arbol de higo, la veian en su ventana y pidieron a las autoridades un acto de piedad en internarla en un hospital psiquiatrico… esto no ayudo en mucho, porque aquella joven no solo habia perdido su familia, su honor, el amor, a su unico hijo, sino tambien su equilibrio mental… recibio muchos test y electroshocks, pero no volvio a ser la misma alegre joven… en el silencio de su cuarto del hospital siguio escribiendo sus cartas

de amor a su joven de ciudad… la joven pidio al psiquiatra meter todos estos documentos, fotos, test y demas en un sobre y enviarlo a la direccion del joven de ciudad, lo hizo prometer, pero la joven nunca supo si este llego a cumplir la promesa que le hizo… un dia pidio ir a visitar a su familia y hijo al cementerio, pero ese dia logro escaparse y huir a su casa, la buscaron sin poder encontrarla, como si alguno la escondiera entre las sombras de aquella casa… un dia antes de la fiesta de Halloween, toda la aldea y vecinos sintieron el espeluznante grito de la joven… salieron en su busqueda y vieron el macabro acontecimiento… su cuerpo desnudo colgaba del arbol de higo de su casa, pendolaba como si alguno lo moviese, las hojas secas del arbol eran rojas de su sangre y el tronco oscuro daba la imprension de ser la imagen de un hombre que la abrazaba—”

“Oh pobre Jane Ro!” Exclame pensativo en aquella historia.

“Desde aquel dia… el alma de la joven Phyllis, recorre en busca de paz… se dice que el primer dia antes de Halloween, algunos logran verla desde la ventana de su dormitorio llorando y luego sienten sus gritos espeluznantes y carcajadas diabolicas… para luego a la medianoche de Halloween… ven su esqueleto colgando del arbol de higos… algunos dicen que ven a toda la familia Phyllis muerta caminar desde el cementerio hacia su casa, para luego escucharse el macabro llanto y gritos de muerte dentro de la casa… se dice que todos ellos murieron sin bendicion y perdon, por este motivo sus almas vagan en busca de paz…. o de justicia—”



CAPITULO 19

Estabamos frente al Hotel y Amy se despidio,

“Sr Taylor, hemos llegado a su Hotel… mañana vendre por Usted a las 6 00 pm… mañana es 31 de Octubre… es Halloween… buenas noches Sr Taylor,” Amy hizo una mueca de sonrisa y luego se alejo entre la neblina de aquella noche.

Yo, estaba muy confuso en la puerta del Hotel, realmente no sabia si entrar o quedarme alli afuera a seguir pensando ”que historia era esta? Y quien seria aquel joven de ciudad? Porque mi jefe me envio hasta aqui? Que significa para mi jefe esta historia y aquella joven mujer?”, estaba confundido y pensaba estar muy cerca a encontrar la pieza a este rompecabezas.

“Sr Taylor, hace mucho frio aqui afuera, entre por favor!” Dijo el joven recepcionista del Hotel, voltee mi rostro y agradeci con un gesto, caminando directamente hacia mi dormitorio, mi mente seguia confundida, en mi dormitorio puse todos los papeles y documentos sobre la mesa y volvi a observar todo, desear analizarlo, por primera vez no llegaba a una conclusion

logica final… “Pero quien era Jane Ro para mi jefe? Quien era esta joven mujer?”, me preguntaba a mi mismo sin respuesta, cuando tome en mano la fotografia retrato de aquella mujer y senti un frio helado correr mi cuerpo… “aquella era Amy!” Pense que mi imaginacion despues de escuchar aquella historia fantastica me hacia alucinar, asi que decidi ir a dormir, los negocios estaban cerrados y el Restaurante tambien.



CAPITULO 20

A la mañana siguiente me levante temprano y tome mi Bonus de desayuno -fui sin mi mochila- habia dormido con hambre, me deleitaba de los alimentos sin tomar interes de las miradas de los demas, camine por la aldea, no habia muchos negocios y deseaba imaginar la historia contada por Amy y de aquel joven de Ciudad. Despues de mi caminata decidi regresar al Hotel y descansar, me sentia agotado y no sabia el porque… mi alarma de mi celular sono y me desperte en tiempo para ir a almorzar -disfrute platos tipicos de la aldea- luego regrese al Hotel para escribir mi trabajo -siempre lo hago  de esta manera y cuando esta listo se lo envio a mi Jefe por correo online- estuve concentrado en este tema cuando la alarma de mi celular sono nuevamente indicandome eran las 5 25 pm -sabia que pronto vendria Amy- apague mi laptop y me aliste para esperarla, aquella tarde era muy fria, desde la ventana veia como habia caido una neblina y las luces de la decoracion de Halloween y las velas en las calabazas se distinguian muy tenues, observe mi relog y eran las 6 15pm y Amy aun no habia venido, decidi darle el encuentro en aquella casa, sali rapidamente del Hotel camino a la casa de la Familia Phyllis.

Caminaba a paso ligero alejandome de la aldea, recordando el camino, la neblina era cada vez mas densa y logre ver las cruces y gargolas de aquel viejo cementerio y sabia que estaba cerca, mis ansias y mi corazon latia fuerte y pense quizas era todo lo caminado, cuando pase aquellas 2 casas abandonadas -me parecio ver luz en su interior- pero despues vi que era todo oscuro, “quizas era la neblina la que jugaba aquella noche” pensaba sonriendo. Segui caminando subiendo aquella colina cuando divise la casa de la Familia Phyllis, la neblina rodeaba toda la casa, el frio era mas helado y se hacia mas oscuro, cruze los secos arbustos y cuando sali de estos, mis ojos se llenaron de sorpresa al ver… luces en aquella casa!

“Como podia tener luz? Quizas Amy deseaba asustarme por Halloween?” Pensaba y sonrei imaginando era una broma… pero a medida que me acercaba a esa casa senti escalofrio en mi piel -por primera vez senti escalofrio macabro- al ver aquella casa con ventanas, puertas, cortinas, sillones en su terrazo, y aquel arbol de higos vivo! Mi mente se confundio y no sabia que pensar en ese momento, porque era ilogico para mi ver aquella casa en su realidad… pero en tiempo pasado! Es decir, ayer era abandonada, vieja, sus puertas y ventanas

selladas con madera y ahora aquella casa era viva! Cuando senti un grito macabro… corri hacia la casa y desde aquella ventana logre mirar una sombra

que observaba con rostro de susto, no podia saber quien era, la neblina me nublaba mis ojos asi que decidi entrar por aquella puerta por donde entramos con Amy ayer, saque de mi bolsillo aquella llave pequeña y entre, sentia el vibrido en mi piel al ver aquel sotano lleno de botellas de vino, la maquina prensadora no era mas vieja y era llena de uvas, encima de la mesa habian botellas llenas por etiquetar, “pero que esta sucediendo aqui?” me pregunte muy confundido cuando el grito macabro de dolor y muerte era mas fuerte y desgarrador, entre rapidamente por la puerta hacia la cocina, mis ojos miraban todo con grande sorpresa! Aquella cocina tenia sus reposteros, ollas en la enorme cocina y una mesa al centro… no tenia mas tiempo para observar

y entre a la casa, corriendo hacia la enorme escalera cuando sentia un cuerpo moverse en el piso golpeando con sus pies y manos, cuando desde la entrada de la sala pude ver a un anciano enfurecido diabolicamente cortando con su hacha el cuello a un joven, este movia sus manos y pies de dolor sin poder gritar mas, tenia sus ojos desorbitados de dolor y muerte!

El anciano logro sacarle la cabeza y la tiro dando carcajadas diabolicas, sus ojos eran rojos como la sangre en sus manos, el cuerpo de aquel joven saltaba de muerte y luego este anciano con el hacha en mano se dirigio hacia la escalera gritando “Jane Ro, donde estas hija?”, mi corazon palpitaba de horror -jamas sentido este miedo- cuando vi asomarse en el segundo piso una joven en pijamas y cuando vi su rostro era Amy! Pense “el anciano diabolico creia era su hija aquella joven Amy?”, muy confundido me quede paralizado en el corredor observando al anciano llegar al segundo piso y patear aquella puerta y entrar con furia de muerte… sentia como gritaba y destruia todo en aquel dormitorio, vi salir aquella joven -osea Amy o Jane Ro?- estaba confundido… esta joven corrio bajando las escaleras rapidamente y vi a un joven detener al anciano -que con furia salia del dormitorio en busca de la joven- aquel anciano al ver

al joven se inicio una lucha de cuerpos y este anciano con su hacha corto la pierna del joven y dando muchos cortes con su hacha al joven y riendo diabolicamente cuando el anciano se resbalo en la sangre del joven y el hacha se le clavo en el pecho… nunca vi tanto horror! La sangre corria por las escaleras y los gritos macabros y de muerte ceso, entrando a un gran silencio, cuando vi Amy salir corriendo de la sala con sus ojos desesperados y tapandose su boca con sus manos, cuando vio la escena de la escalera, vi como su cuerpo temblaba de miedo y horror, corrio hacia la puerta de entrada y alli encontro otro cuerpo muerto sin cabeza -era una señora anciana- y Amy no

pudo contener su horror cuando salio de aquella casa donde el olor de cuerpos muertos era tan fuerte como el horror macabro de toda esa escena… tan real!



CAPITULO 21

Que horror habia yo presenciado alli? Pero que confunsion ver aquella joven y despues era Amy!” Pensaba muy confundido, decidi salir de aquella casa del horror para ir detras de aquella joven… cuando vi a la joven en pijamas gritar como loca y despues sus gritos eran como el de un animal furioso, se desgarro sus pijamas quedando desnuda, sus cabellos se movian como manos, su cuerpo inicio a moverse como si algo adentro de ella quisiera salirse afuera y corrio hacia aquel arbol de hijos, sus ramas se movian como muchas manos

que la abrazaban y el tronco oscuro y brillante daba la imprension de tener vida… esas ramas la tomaron del cuello y veia su cuerpo moverse sin poder respirar,

“Noo Amy detente!” Grite desesperado al ver su cuerpo moverse desenfrenadamente, aquellas ramas la estaban ahorcando y la alzaron hacia lo alto jalando su cuello y desnucarla… sus ojos desorbitados eran brillantes y rojos como la sangre que salia de sus ojos y boca, las ramas seguian aprentando su cuello y jalandolo como si se divertiera hacerla sufrir en su muerte!

“Noo Amy, no!” Grite desesperadamente, mis ojos se llenaron de lagrimas -nunca antes habia sentido este sentimiento de piedad- queria no sucediera esto, no queria muera de esa manera y no sabia como detener este macabro destino! Cai de rodillas ante esta escalofriante escena cuando su cuerpo dejo de moverse… las ramas dejaron de apretar su cuello para dejar colgado y inerte…

“Amy!” Grite desesperado, “Noo Amy! Que sucede aqui! Por favor que sucede aqui!”

“Oh… mi amor has venido por mi?” Hablaba una dulce voz a mi espalda.

Me levante rapidamente y voltee mi rostro cuando vi la escena mas horrorosa jamas vista en todos mis años de periodista… era aquella joven y Amy a la ves, sus rostros eran combinados entre si, era muy confundido, aquel cuerpo tenia la piel podrida y se podia ver sus huesos, sus uñas eran largas de color violeta como su rostro, no tenia ojos y sus dientes era su boca, es decir… aquel rostro era un esqueleto podrido! Su sonrisa macabra eran como gritos de animal un sonido espeluznante! Di un paso atras y dije,

“Amy, que broma es esta?”

“Todos estos años te he esperado amor, mi alma no estaba en paz, he deseado

tanto ver tu llegada y hoy estas aqui finalmente conmigo!” Gritaba con sonido de animal furioso, su aliento era nauseabundo… cuando aquellos huecos sin ojos brillo con una luz rojiza, sus cabellos ondeaban como dedos… parecian el movimiento de las ramas de aquel arbol de higos!

“Amy, que sucede? Basta con tus bromas!” Le grite muy serio, aunque si sentia un vibrido macabro dentro de mi.

“Amor, soy yo, tu Jane Ro!”

“Como—” (fui interrumpido).

“Tu abuelo Joseph Taylor… mi gran amor, mi unico amor al cual ame y crei… nunca tuve respuesta alguna de Joseph en todo este tiempo, no se intereso mas en mi ni en nuestro hijo… aunque si le envie tantas cartas mias! El director del Manicomio, el Dr Spencer me dijo que Joseph se habia casado y formado familia con una joven de su Universidad, pidio ser no mas informado de mi… entre en locura, miedo y desesperacion jamas sentido en mi alma, no entendia como el padre de mi hijo, el hombre que me dijo amarme, era tan

indiferente hacia mi y preferia su nueva Familia en la ciudad… el Dr Spencer prometio hacerle llegar por ultima vez a Joseph Taylor… pero nunca llego a tiempo de salvarme! Mi alma enloquecio y dejo su alma ir en manos diabolicas pidiendo a cambio mi gran anhelo se haga realidad—”

“Cual fue tu gran anhelo Amy o Jane Ro?”

“Yo Jane Ro… te llevare conmigo en nombre de tu abuelo y de aquel amor que el nunca honoro, solo asi mi alma descansara en paz por toda su eternidad… pero junto a mi amor eterno Taylor… mi gran y unico deseo es esto!” Dio un grito de animal furioso, sus cabellos se abrieron como una mano y salto encima mio abrazandome, sus cabellos se enrollaban en mi cuerpo

como las ramas de aquel arbol de higos, jalaban mi piel deseando romperla! Sus uñas filudas arrancaban mi piel, yo gritaba de dolor! Sus esqueleticos dedos entraron en mi boca arrancando mi lengua sin piedad, mis ojos llenos de horror veian su rostro diabolico reirse de mi dolor, sus ojos eran fuego, cuando senti voces detras mio que arrancaban mis cabellos desde su raiz, yo seguia gritando dentro de mi y ahogandome con mi propia sangre cuando el rostro de Amy o Jane Ro se acerco muy cerca a mis ojos gritando como una fiera y con

sus uñas filudas arrancaba mis ojos -el dolor era extremo- no podia ver ni hablar, pero podia escuchar y sentir!

“Sr Taylor tu corazon ahora es mio por toda la eternidad…  sentia sus filudas uñas entrar en mi piel como cuchillo, su mano recorria dentro de mi piel buscando mi corazon, sentia un enorme ardor en mi pecho, sentia desmayar

de dolor, su grito era horroroso… cuando me arranco mi corazon!

Aquella mujer saltaba con mi corazon en su mano -aun palpitando- dio un salto encima de mi cuerpo inerte y sus cabellos enredaban mi cuerpo dandonos vueltas ambos con movimientos freneticos…


“era un remolino macabro nuestros cuerpos, se metia debajo de la tierra… me llevaba consigo en la profundidad… por toda la eternidad


FIN

Advertisements

Posted by

Author/ Designer/ Craftswoman/ Blogger

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s