Cuento: “EL GATO Y EL RATON”

Mensaje del Autor:

Se habla mucho que entre un Gato y un Raton, no puede existir una amistad,

me gustaria contarte mi historia y al final? Seras tu, quien sacara sus propias conclusiones!

EL GATO Y EL RATON

Genere: 

Cuento Fantastico

Autor: 

Celia Bailes © Amadriadi

Copyright Protection Warning:

El Autor Celia Bailes © Amadriadi ha registrado su trabajo en ProtectedMyWork & SafeCreative

All Rights Reserved:

Ninguna parte de esta publicacion puede ser reproducida, almacenada en un Sistema de recuperacion o trasmitida en cualquier forma o por cualquier medio electronico, mecanico,

fotocopiado, grabado u otro, sin el permiso previo del autor o del editor o del propietario del copyright.

Creado: 

17/08/2016

-Edicion Gratuita-

Dedicado a

“Quienes no perdieron su optimismo en mi, apoyando incondicionalmente mi loca artistica alma“, a mi esposo Keith Bailes, a mis padres Emma Centti y Rivo Sanchez.

CAPITULO 1

Mi madre, habia tenido 7 gatitos -y uno de ellos murio al nacer- nosotros viviamos en la casa de una Señora anciana y viuda, mi madre era su gata engreida -aunque si a la familia de la anciana no les gustaban los gatos- la anciana siempre nos protegia y daba mucho amor.

Mi madre, se enamoro de un gato que vivia en la casa vecina y despues de tanto amor, ella tuvo a nosotros -sus hijos- nosotros nacimos y crecimos dentro de la casa de la anciana y

haciamos muchas travesuras -descubriendo nuevas cosas y probando fuerza entre nosotros- todo era tan perfecto y bello… hasta que un dia, nuestro padre nunca regreso mas y nuestra madre triste nos dijo ‘es esta la vida’ -una frase que nunca olvidare- esa fue nuestra primera leccion de vida, podiamos observar a nuestra madre mirar siempre por la ventana y sus enormes ojos eran luminosos, como si tuviesen lagrimas.

A pesar de la tristeza de nuestra madre, ella nunca dejo de amarnos, sus constantes caricias con su lengua en nuestros pequeños cuerpos era una sensacion que nos dejaba relajados junto a ella y podiamos sentir su Purrr!

Pero, despues de tanto amor y felicidad de vivir todos en una casa, con caliente cama, comida fresca y mucho amor de la anciana y de nuestra madre… un dia la anciana no se desperto mas, nuestra madre dice que murio mientras dormia… mi madre siempre iba a la cama de la anciana a despertarla y a recibir caricias, pero esa mañana la anciana era muy helada y su cuerpo no era mas blando sino estatico, cuando salto encima del pecho pudo sentir que aquel anciano corazon no latia mas.

La anciana murio por su edad y una lunga enfermedad por muchos años, nuestra madre entre suspiros y tristeza nos dijo que ahora su alma no sentia mas dolor ni cansancio. Estos fueron unos momentos muy tristes y criticos para todos nosotros por que ninguno de la Familia de la anciana, deseaba responsabilizarse de nosotros, hablaban entre ellos y nos miraban con ojos asustados hasta que un dia la hija mayor de la anciana vino a la casa con una enorme canasta donde nos metio a todos nosotros -mi madre y nosotros sus 6 hijos- la hija de la anciana hablaba por su celular mientras manejaba apresuradamente su auto, ella estaba concentrada en la venta de la casa, desde la canasta podiamos sentir su esmero de poner a buen precio la casa, pero de nosotros, poco le importaba, todos nosotros fuimos llevados al Centro de Adopcion de Animales de la Ciudad, donde rapidamente dejo la canasta

sin despedirse de nosotros, solo sentimos un brusco movimiento cuando apoyo la canasta encima de algo y se alejo.

No sabiamos que sucedia, los enormes ojos de nuestra madre nos observaba asustada -nunca la vi asi- hasta que una gruesa mujer abrio la canasta y nos dio la bienvenida, llevandonos hacia un largo corredor frio, todo color gris, entramos en una enorme sala muy fria, habian muchas jaulas de fierro y podiamos ver a otros gatos en las jaulas.

CAPITULO 2

Mi madre, estaba en silencio y solitaria en aquella jaula, desde aquel dia, no mas travesuras, no mas comida fresca, no mas una casa caliente, no mas amor… desde su jaula de fierro frio, mi madre con sus enormes ojos nos observaba en su silencio, no necesitaba palabras para expresar su amor a cada uno de nosotros -aunque si podiamos sentir su desesperacion- todos nosotros eramos muy nerviosos en la otra jaula de fierro -eramos divididos con otros gatos pequeños como nosotros- pero ninguno de nosotros jugaba o haciamos travesuras, simplemente estabamos uno junto al otro, observando a los demas pequeños gatos que igualmente nos observaban.

Llego el momento, de terminar aquella larga quarentena, despues de algunos analisis de sangre y chequeos medicos, donde algunos otros pequeños gatitos no pasaban esta prueba amanecian como la anciana mujer -durmiendo con la muerte- nosotros eramos muy nerviosos y nuestros corazones palpitaban muy fuertes.

Aquel dia, la enorme mujer abrio nuestra celda y con una amable sonrisa nos puso en una canastita para ser llevados a otra sala, rapido fue aquel movimiento que apenas pude observar a nuestra madre angustiada con sus enormes ojos tristes nos observaba fijamente, hasta cuando salimos de aquella sala… desde aquel dia, nunca mas volvimos a ver a nuestra madre.

Fuimos llevados, donde estaban los otros gatos de pequeña edad -en espera de ser adoptados- una enorme jaula donde estaban muchos gatos, algunos asperos, otros miedosos y otros muy curiosos.

Mi corazon se arruga de dolor, siempre que pienso en este momento y en mi madre, ‘cual habra sido su suerte?’ Pienso siempre sin obtener una respuesta, solo me queda un anhelo de que sea feliz donde este.

En el transcurso de los dias, fueron adoptados 3 de mis hermanos -igualmente fue todo muy rapido- sin tiempo de decirnos nada mas, solo nuestros ojos nos mirabamos uno al otro, como deseando guardar aquella imagen en nuestras almas. Yo con mis otros 2 hermanos aun estabamos en aquella celda, en espera de ser adoptados. Algunas noches, sentiamos los llantos de tristeza, de dolor, y muchas veces lograbamos sentir la muerte pasar entre los pasillos como alguno que venia a quitar los anhelos de vida, por que los que no lograban ser adoptados en su tiempo… debian ser sacrificados!

Esto nos ponia muy nerviosos, sin ganas de entrelazar amistad o hacer travesuras, atraz quedaron los momentos felices y de relax, hoy todos alli eramos en silencio, esperando nuestro destino.

CAPITULO 3

En la jaula, con nosotros habian 3 feminas gatitas -eran muy ariscas- estaban siempre juntas entre ellas como formando una bola, sus ojos brillaban con desconfianza y mucho miedo, no eran nada amigables con nosotros y si alguno se acercaba, ellas gruñian salvajemente mostrando sus dientes y uñas! Yo, nunca observe esta agresividad en mi madre, ella era muy dulce y complaciente con la anciana mujer, su familia y amistades, y con nosotros -aun cuando mordiamos de juego a nuestra madre- ella nunca tuvo una reaccion agresiva.

Recuerdo como le gustaba a mi madre, estar encima de las piernas de la anciana mujer -que cubria sus delgadas piernas con una colcha de lana- mientras acariciaba y conversaba con mi madre quien respondia con sus ronroneos, parecia la escena como si charlaban entre ellas, el gesto de mi madre y la mirada de la anciana, no podre olvidar el rostro de alegria de ambas!

“Y hoy? No volvere a ver jamas a la anciana mujer y a mi madre! Por que sucedio esto? Por que despues de tanto amor, hoy estamos aqui, en estas celdas frias y sin saber que sucedera mañana?”, me preguntaba a mi mismo muy confundido, desde el angulo junto a mis hermanos que eran en todo momento en silencio, sus ojos no brillaban mas, estaban siempre en posicion como si dormian sentados, pero podia sentir nuestros corazones palpitar fuerte, en el silencio de la noche, nos veiamos las caras unos con el otro, nos encarrujabamos nuestros cuerpos juntos por el frio de la noche, deseabamos saber que sucederia manaña, pero la desesperacion no ayudaba en nada, entonces preferiamos dormir, cerrabamos nuestros ojos a la realidad.

“Ayer eramos amados y hoy eramos olvidados,” me decia a mi mismo con tanta tristeza.

Aquella mañana, nos cambiaron de comida, era una especie de pate de pescado, tenia un olor muy fuerte y desagradable! Sinceramente preferia las galletas que sabiamos comer, pero el hambre ganaba y no se piensas mas en esto, solo en comer y sobrevivir.

Los dias pasaron rapido y dejabamos atras el frio Invierno de las noches, por las mañanas amanecia muy temprano con un sol caliente y esto alegraba a muchos a todos nosotros,

con los debiles rayos de sol que entraba por aquella pequeña ventana, muchos de nosotros nos acomodabamos para sentir el sol en nuestros cuerpos.

Hoy vinieron, a llevarse a 9 de nosotros, se dice que los llevaron para una grande Compañia, por que dicen que ‘los gatos son los mejores para ahuyentar Ratones y Cucarachas.’

“Que cosa son estos?”, me preguntaba a mi mismo desde la jaula, observando irse a todos aquellos con sus miradas nerviosas y confusas.

CAPITULO 4

“No podemos seguir asi Mark! Ooh! Mira como han mordido estos vandalos nuevamente los sacos de maiz! Ahora, sera un arduo trabajo para mi, como siempre!”, gritaba desesperada Helen, mientras recogia con la pala todo el maiz esparcido dentro de la granja, su ropa estaba llena de paja y polvo, sus mejillas coloradas de colera y por su arduo trabajo.

Su marido Mark estaba en silencio, la observaba desde el umbral de la puerta de entrada de la granja, deseaba ayudar a su esposa, pero no sabia como o que hacer, se sentia confundido y tan solo podia observarla con mucha preocupacion aquel problema.

Helen, habia recibido por herencia de su abuelo, aquella casa que ademas tenia una pequeña granja, esta estaba ubicada lejos de la ciudad y en medio del campo. Despues de su matrimonio con Mark, ambos decidieron irse a vivir a esta casa, tenian muchas ilusiones y anhelos, al inicio todo era muy facil y nuevo -ambos habian vivido siempre en la ciudad- y la vida en el campo era algo nuevo, pero a medida que aumentaban los animales, aumentaban tambien los problemas y las responsabilidades para Helen quien debia hacer

casi todo el trabajo sola -Mark no era abituado a los trabajos de campo- Helen debia podar y mantener la tierra buena para la cosecha sino, alimentar a los animales de la granja y mantener la casa, ademas cuando era buen tiempo producia productos naturales en casa que los vendia en la feria del pueblo, muchas veces terminaba el dia muy exaustada y aburrida. La casa era de madera antigua, pero confortable con sus 2 pisos, con una pequeña granja y con su campo de cultivo. Las enormes ventanas del dormitorio daban hacia el campo de cultivo, la entrada de la casa tenia un amplio terrazzo y un grande salon, pero la cocina no era muy grande y su pequeña ventana era con vista a la granja.  La casa tenia un sotano -no muy grande y lo usaban como lavanderia, almacen de alimentos y objetos que no usaban en casa, en el segundo piso tenia un pequeño atico con baño, lo usaban como dormitorio de visitas y frecuentemente se quedaban a dormir los padres de Mark, en unas cortas vacaciones de fin de semana donde disfrutaban de la naturaleza y momentos en Familia.

A Mark y Helen, les gusto la idea de dejar su pequeño departamento de ciudad, para irse a vivir al campo, ambos eran llenos de muchas ilusiones y todo era nuevo para ellos.  Se conocieron en la Universidad, entrechando una especial amistad -aunque si Helen era timida- ambos compartian gratos

momentos juntos, pero casi al final del ciclo Helen tuvo que dejar sus estudios para cuidar a su madre de una larga enfermedad -despues de algunos años fallecio de cancer- su padre de Helen habia fallecido 4 años antes en un accidente automovilistico con su hermana menor- un grande dolor para su Madre que nunca se recupero, las cosas no fueron mas iguales para ambas, aunque si Helen brindaba su amor y dedicacion transcurriendo su vida entre el Hospital y el departamento de sus padres, la quimio de su madre, su recuperacion y aveces los malestares dolorosos la mantenian a Helen concentrada que se olvido de vivir para ella misma.

Un dia se cruzaron en el ascensor de la Universidad con Mark, ambos se saludaron muy alegres y inicio nuevamente aquella especial amistad, Helen estaba en busca de informacion para culminar su ultimo ciclo de estudios -despues de la muerte de su Madre, decidio re iniciar su vida que la dejo en pausa- Mark estaba terminando su curso de post- grado en la Universidad,

El hermano mayor de Helen vivia desde muchos años anteriores en  America con su Familia, desde alli mantenia el contacto con su Hermana para saber de la salud de su madre y fue un inmenso dolor su perdida al igual lo que sufrio con la perdida de su padre y su hermana menor. Helen, penso que el comportamiento de su hermano era para no sentir la enorme tristeza y recuerdos de Familia, ambos mantenian comunicacion aun a la distancia..

Despues de algunos meses Mark y Helen se comprometieron, y su matrimonio fue una recepcion intima.

El departamento de los padres de Helen, fue vendido para pagar al banco la deuda que se habia acumulado con la enfermedad de la Madre y varios gastos que Helen no pudo controlar, el restante dinero se lo dividieron entre los 2 hermanos, decidiendo Helen terminar su carrera en la universidad y re iniciar su vida. Despues del matrimonio, Helen fue a vivir junto a su flamante esposo Mark en su pequeño departamento moderno, Mark vivia con su perro labrador ‘King’.

Helen re inicio el ultimo ciclo de su carrera en la Universidad y Mark despues de su Post- grado encontro trabajo, aunque si ambos eran ocupados en sus metas personales, siempre encontraban tiempo para almorzar o dar pequeñas caminatas juntos en la ciudad, Helen inicio a sonreir y a sentir aquella felicidad que se habia olvidado sentir. Un dia, fallecio el anciano abuelo materno de Helen, dejando en su testamento a su unica hija sobreviviente, a su nieta Helen

y a su hermano. Pero la artriosis y esclerosis avanzada y el recuerdo donde vivieron momentos muy alegres con su hermana fallecida la cual hizo dar un paso atras, quien de acuerdo con su familia la tia de Helen decidio dejar su parte a Helen y a su Hermano -quien no tenia ninguna intencion de regresar- Helen tuvo que tomar fuerza y aceptar esta nueva responsabilidad, pero a la vez eran muy alegres con la idea de irse a vivir al campo, ambos tenian muchas ideas y sueños, pero, no todo fue como se lo imaginaban.

CAPITULO 5

Mark y Helen, estaban parados en la sala de la nueva casa observando todo a su alrededor, aquella antigua arquitectura, la enorme chimenea y su piso de madera antiguo, las ventanas necesitan color al igual que sus paredes, podian lograr ver hojas secas en la sala… cuando algunas gotas cayeron en las frentes de ambos, observaron el techo, Mark no entendia de donde podia entrar el agua, pero Helen habia observado que habia llovido en el campo -aunque si en la ciudad era un otoño aun sin lluvias- ambos se observaron y sonrieron, sabian que aquella casa necesitaba de muchas refacciones -no solo en su interior tambien en su exterior, en aquella pequeña granja desabitada y en aquel campo seco sin cultivar. Helen observaba todo desde las ventanas para darse una idea de donde debian iniciar, tomando nota de lo que necesitarian comprar. Mark, aun seguia inmobil, sus ojos confundidos observaba a Helen moverse rapidamente, observaba como con sus pies probaba si los pedazos de la madera del piso necesitaban algunas clavar y otras solo limpiarlas bien, con sus manos revisaba las lunas de las ventanas y sabia que algunas necesita reforzarla con macillas, los huecos de los clavos en las paredes igualmente necesitan cubrirlas con la macilla, observaba las antiguas puertas y necesitaban las cerrandas cambiarlas o ponerles aceite a las manijas, Helen se movia rapidamente por toda la casa pero Mark seguia alli y no sabia que podia hacer o como ayudarla, sabia que ella era abituada en hacer pequeñas refacciones internas en el departamento de sus padres, pero esta casa del campo necesitaria mas energia y trabajo, a Mark se le complicaba todo en su mente, por que no sabia como ayudar a su esposa, mantener su responsabilidad en sunuevo trabajo, los estudios iniciados de su esposa… se le hacia un nudo en su pensamiento. Helen, encontro quien podia ayudarla en las grandes refacciones de la casa -dejando tiempo libre a Mark en su trabajo- sabia que esta idea lo confundia mas a su esposo -hombre de ciudad- muchas veces no entendia el porque muchas cosas del campo no era nada igual a la ciudad. Helen tuvo un arduo trabajo en ir al campo a controlar el trabajo y compartir su otro tiempo con la universidad y con el departamento. Mark ayudaba a preparar la cena -aunque si muchas veces era comprada en algun fast- food o facil de preparar en microondas. Helen llegaba muy cansada al departamento y pensaban que los problemas se terminaria despues de la refaccion de su nuevo hogar.

Despues de algunos meses de refacciones y decoracion, aquella casa y la granja

estaba lista para habitarla y ser su nuevo hogar. Helen inicio a comprar los animales para la granja, 3 ovejas que dieron sus crias, 1 cabra, 7 gallinas que ponian huevos -esto era para el consumo y ventas- 1 solo gallo, 1 joven caballo -color marron- 1 cabra, 1 cerdo -rosado- muy poco sociable, 2 conejos -blanco y el otro gris. Mark decidio cambiar su auto pequeño de ciudad por una camioneta de campo donde entraba mucho mejor los sacos de comida de los animales y transporte de cosas o herramientas. Helen se quedaba en la nueva casa con ‘King’ y Mark dormia en el departamento de sus padres en la ciudad -estaba esperando una positiva respuesta de un nuevo centro de trabajo en el Pueblo cerca a su nueva casa, por ahora seguia trabajando en la ciudad. Mark estudio Arquitectura en la Universidad.

La vida en el campo aparentaba ser muy calma, en esta temporada de Otoño la granja se lleno de Palomas y Aves -en buscaban de hacer sus nidos o refugiarse del mal tiempo- pero esto llamo la atencion de algunos animales nocturnos, que venian en busca de alimento fresco en la granja, habian asesinado Ocas, Patos, algunos conejos y gallinas de la granja, rompiendo la calma. Mark habia comprado un rifle de minas -para asustar a los animales nocturnos- pero muchas veces el y Helen olvidaban usarlo y los astutos animales silvestres sabian muy bien como esconderse y esperar por su presa en la oscuridad de la noche. Helen decidio asegurar bien la puerta y la unica ventana de la granja y cerrarla antes de la caida del sol.

‘King’ el perro labriego color caramelo, era un perro de ciudad con pedigree y no sabia nada de animales nocturnos o de campo, preferia dormir comodamente en su caliente cama o gozar de los cariños de Mark.

CAPITULO 6

La casa tenia un campo de cosecha, junto a la granja, aunque si no era muy grande, era trabajo hacer nuevamente fructifera la tierra, Helen decidio cultivar maiz, zanahorias, lechugas, espinacas, fresas y tomates. Mark y Helen observaban entusiasmados crecer su cosecha, Helen compro vitaminas para su tierra -era mucho tiempo que aquella tierra no se cosechaba nada- cuando se logro ver los frutos crecer y aumentar la buena cosecha, las gallinas iniciaron a dar mas huevos y en casa todos eran felices -incluidos los suegros- que adoraban las deliciosas mermeladas y sabrosas tortillas de verduras. Los padres de Mark los visitaban 2 veces al mes, ellos se divertia mucho estar cerca a la naturaleza, ver a los animales, deleitarse con la comida fresca de campo.

Mark, tuvo suerte en encontrar trabajo en una constructora del pueblo cerca a su nueva casa.

Los animales iniciaron a aumentar, a crecer… y el trabajo para Helen tambien! Terminaba el dia muy cansada, Mark intenta cocinar -aunque si no era buena su comida- poco importaba, Helen despues de las largas rutinas diarias de trabajo, terminaba muy agotada su dia, su unico relax era darse un baño caliente en la tina y irse a dormir, muchas veces no cenaba o compartia mas momentos juntos a su esposo, atras quedaron las caminatas y paseos juntos, las cenas con luz de candelas, ver juntos peliculas… Helen, terminaba muy cansada su dia. Helen trabajaba arduamente en aquella cosecha y en la produccion de sus mermeladas y encurtidos artesanales los cuales los vendia en las Ferias Artesanales o  en el negocio del pueblo -donde exponian sus productos a la venta- ella deseaba recaudar dinero y poder darle la parte que le correspondia a su hermano, pensaba, “era lo justo”, aunque si su hermano

no tenia ninguna intencion de tomar parte de la casa. Helen, se dedicaba por completo al trabajo de la granja, la cosecha, y de la casa, habia tenido en mente terminar sus estudios universitarios, por ahora la granja y la casa llenaban todo su tiempo, ademas la universidad quedaba muy distante del campo. Despues de 3 años de matrimonio, aun no tenian hijos.

Aquel dia, decidio limpiar el sotano de casa, debia preparar espacio para guardar las nuevas mermeladas y encurtidos que podria recolectar en la nueva estacion, el Invierno estaba muy cerca y debia limpiar antes de que caiga la nieve. El sotano no era muy grande, estaba hecho de piedra y no necesitaban refrigeracion por que sus paredes eran muy frias, tenia una pequeña ventana por la cual entraba la luz, tambien habian estantes con muchas cosas antiguas

y otras viejas que no utilizaban mas, decidieron en deshacerse de muchas cosas que ocupaban espacio, con la nueva estacion se iniciarian Ferias Biologicas en el pueblo y era buen momento en hacer espacio para su nueva produccion. Entre cajas y cajones, Helen encontro un album de fotos donde estaba su madre con su tia y la abuela muy jovenes, el abuelo con sus pequeñas hijas, tambien encontro fotos familiares de sus padres y de sus

hermanos cuando eran pequeños, de su hermana. Helen separo fotos para enviarle a su hermano, sabia que le alegraria tener estos bellos recuerdos familiares.

La abuela habia fallecido de Alzheimer, quedando viudo el abuelo, sin casarse nuevamente,vivia solitario en esta casa llena de recuerdos. “Fue muy bello volverte a ver mama”, Helen penso en voz alta con un hondo suspiro. Acomodo las cajas que Mark ayudaria a llevarlas al pueblo donde coleccionaban y reciclaban objetos viejos. Aquel dia entre polvos y recuerdos,

Helen tenia marcada una amplia sonrisa, habia sido feliz volver a ver a toda su familia. Mark, trabajaba en la Constructora del Pueblo y otra parte su trabajo lo terminaba en casa -donde tenia su angulo de trabajo- en el salon, pero algunas veces Mark debia ir a la ciudad  para realizar algunos trabajos, siempre para aquella Empresa y se quedaba a dormir en el departamento de sus padres. No tenia hermanos y sabia que era siempre una gran alegria

poder brindar este momento a sus ancianos padres, ellos no se decidian en irse a vivir con su hijo Mark, el Hospital y su doctor estaba mas cerca y preferian ir a visitarlos algunos fines de semana. Aquel dia, Mark se encontraba en la ciudad, como de costumbre estaba alojado en casa de sus padres y en la hora de la cena, mientras se deleitaban de una sopa de minestron -clasica en ellos- Mark comento preocupado a sus padres, el problema de la granja, de la cosecha, de la casa y de ver muchas ocasiones muy agotada a Helen, sin tiempo para compartir juntos, sus ancianos padres escucharon atentamente y desidieron dar una ayuda a Helen, la proxima vez que irian a visitarlos al campo.

CAPITULO 7

“Hey lindos gatitos! Hoy tienen visita y podrian ser adoptados, que emocion!”, Dijo sonriente el encargado de la limpieza, mientras limpiaba el piso -donde estabamos nosotros- con su enorme escoba y carretilla de limpieza, la puerta estaba semi abierta y podiamos escuchar voces, el encargado de la limpieza con una sonrisa se alejo a seguir limpiando las otras salas, todos nosotros en aquella grande jaula nos mirabamos uno al otro en silencio, nuestros corazones palpitaban de miedo y emocion, pensaba en voz alta, “quien sera el siguiente?”

Observabamos fijamente hacia la puerta de entrada de aquella sala, podia sentir la puerta abrirse y cerrarse, muchos pasos y voces, el sonar del telefono, inicie a pensar, “quizas podiamos ir a vivir nuevamente a una casa o… seguir esperando en esta fria jaula en ser adoptados o… llegar la hora del sacrificio!” Mi corazon palpitaba fuerte, todos estabamos en silencio, muy quietos, nuestros ojos eran brillantes y ansiosos cuando, sentimos el sonido de zapatos, voces y sonrisas, mis ojos miraban hacia aquella puerta sin desear parpadear,

cuando las voces eran mas cerca y todos nosotros nos acurrucamos muy juntos -pareciamos una grande bola de pelos- teniamos miedo. Aquella puerta de metal se abrio rapidamente haciendo sonar aquella campana colgante,

“Por aqui por favor! Aqui tenemos a los gatitos de tierna edad y se que es lo que ustedes necesitan,” dijo aquella mujer, sus ojos observaban todo como siempre, recorde que era aquella misma mujer que se llevo a mis otros hermanos y nos separo de nuestra madre…

“Oh! Muchas gracias por su amabilidad, tiene usted mucha razon, nosotros no necesitamos gatos adultos, deseamos gatos jovenes que puedan ambientarse a la vida del campo, los necesitamos con mucha urgencia!” Dijo dulcemente la voz de una anciana mujer.

Los tacos de sus zapatos hacian un eco fuerte en el pizo de lozetas, parecia un grande martillo en mi cerebro, que angustia tan grande sentia en aquel momento. Observe a una pareja de ancianos y la señora -de la otra vez- con un manojo de llaves que movia en su mano y siempre con aquellos vividos ojos.

“Bien… aqui,  tenemos a los mas pequeños y jovenes gatos, por favor eligan ustedes!” Dijo la Asistenta del Centro de Adopcion, quien rapidamente observaba todo. La pareja de ancianos, con ojos curiosos y afectuoso, observaban a cada uno de nosotros y se hablaban entre ellos en voz baja, eligiendo cual podria ser los elegidos, despues de ponerse de acuerdo ambos y

de observarnos bien, cordialmente la anciana mujer señalo con su dedo y dijo afectuosamente,

“Por favor, este y aquello… gracias! Todos son muy bellos gatitos, espero sean adoptados pronto.”

La asistenta, con sus habiles ojos, rapidamente abrio la jaula y agarro a mi amigo -gato color gris con gruesas rayas negras- y a mi! Mi corazon latio fuerte de la emocion… pero? Voltee mis ojos rapidamente antes de que me pusieran en el transporte de mascotas -junto a mi amigo- observe a mis hermanos que tenian los ojos brillantes de tristeza, tenian fija su mirada hacia mi… no hubo tiempo de despedidas, todo fue muy rapido, como cuando nos separaron de nuestra madre…

Aquella mujer nos llevaba rapidamente hacia la oficina para los ultimos tramites, la anciana pareja nos acariciaba a ambos, mi amigo seguia en silencio timido, yo tenia mi corazon nuevamente arrugado de dolor, deseaba maullar fuerte y de esta manera despedirme de mi madre, de mis hermanos, de los que quedaban en aquella fria jaula de fierron… esto fue lo ultimo que vi de ellos, no se si fueron adoptados, no supe nunca mas de mi madre… mi corazon se termino de romper en mil pedazos aquel dia, era adoptado y libre, pero no feliz

CAPITULO 8

“Crees, que les guste el pastel de espinacas, cebollas y queso, a tus padres?’ Pregunto Helen a su esposo.

Mark, estaba muy concentrado en su angulo de trabajo, debia presentar su proyecto a su Jefe y toda su mente era en esto.

“Querido… me escuchas?”, volvio a preguntar Helen.

“Hum… pienso de si… disculpame amor, soy muy concentrado en esto, tan solo te pido me dejes trabajar y prometo… ayudarte en todo, dejame un tiempo libre por favor,” respondio el marido, era muy concentrado en su computadora y papeles.

Helen, metio sus manos en su pequeño mandil, sintio sus mejillas sonrojarse, bajo la mirada y se dirigio en silencio nuevamente hacia la cocina, se sento en la pequeña circular mesa quedandose en silencio algunos segundos con su mirada perdida y pensativa, luego de unos instantes dio un hondo suspiro y se levanto rapidamente para observar el pastel que estaba cocinandose en el horno. Tenia listo un delicioso estofado de pollo, ensalada de tomate y queso de cabra, gelatina de frutas y el pastel de espinacas que se cocinaba en aquel horno, puso la jarra de agua de menta  en el centro de la mesa -gustaba mucho a los padres de Mark- y el pastel de moras de estacion, Helen esperaba termine de cocinarse el pastel de espinacas para cocinar el siguiente, ella siempre se emocionaba con la visita de sus suegros -era su unica familia por el momento- su hermano aun no se animaba en visitarla y solo se hablaban por la computadora, se habia hecho de amigas -vecinas y del pueblo- la visitaban ocasionalmente y era un momento lleno de risas en el pequeño jardin donde se bebian unas cervezas y preparaban bbq… pero, ultimamente con el problema de la granja y el trabajo de la cosecha, el tiempo de Helen no era mas libre. Sus cabellos ondeados lo habia agarrado en un moño, pero con el movimiento de la cocina, algunos rulos habian caido por su rostro y cuello, terminaba de poner el mantel, servilletas y platos a su mesita, cuando escucho,

“Hola, hola… hay alguno en casa? Mark? Helen?… que silencio!” Exclamo la madre de Mark, estaba alegremente en el umbral de la puerta y terraza de entrada, junto a su esposo, desde la cocina Helen escuchaba y pudo observar.

Mark, dejo la computadora para dar la bienvenida a sus ancianos padres y ayudarlos con sus maletas y bolsas -siempre traian algun algo de la ciudad- la anciana madre tenia en sus manos una pequeña bolsa de tela, que sujetaba

cuidadosamente. Besaron a su hijo afectuosamente y camino rapidamente hacia la cocina, donde estaba Helen terminando de cocinar.

El anciano padre caminaba a paso lento por detras, Mark llevaba las maletas de sus padres al atico -donde se hospedaban siempre- bajo rapidamente por la escalera para recoger las bolsas que se quedaron en la entrada y llevarlo hacia la cocina, todo lo hacia muy rapido, tenia en mente terminar su trabajo.

“Hola Helen! Mmm…que agradable aroma! Dime, que delicia estas cocinando?” Exclamo la madre de Mark sonriendo.

El suegro, siempre muy silencioso, saludo a Helen amorosamente y luego camino hacia el salon, donde estaba Mark concentrado en su trabajo.

La suegra, en la cocina aun tenia en sus manos la pequeña bolsa de tela, que agarraba con mucho cuidado y amor.

“Helen querida… te he traido 2 grandes sorpresas para ti!” Dijo su suegra observando con amor a su nuera que estaba ocupada en terminar el almuerzo y preparar la mesa, “primero hemos sabido por Mark que estas con problemas en la granja, el campo de cosecha, todo esto te toma mas tiempo de lo normal y sinceramente… Helen te observo muy agotada! Ooh! Nosotros sabemos que nuestro hijo Mark no es de gran ayuda, aunque el muchas veces se siente frustrado y… tambien su trabajo llena su tiempo. Mi querida Helen, con mi marido despues de saber todo esto, hemos pensado que podriamos ayudarte quizas en algo para aliviar tus cargas de problemas aqui, con estas 2 adorables sorpresas hoy.”

“Ooh…! Lamento mucho que Mark haya causado preocupacion a Uds—” (fue interrumpida).

“Como? No Helen! Por favor! Para nosotros no es ningun problema poder ayudarte y darte una mano a tus problemas… querida Helen, sabes cuanto te apreciamos y sabemos muy bien tu arduo trabajo aqui, por que eres una mujer ejemplar, ademas amas a nuestro hijo,” exclamo la suegra observando con amor a su nuera,  luego apoyo sobre la silla la bolsa de tela, y la abrio cuidadosamente mostrando a Helen su contenido… 2 gatitos pequeños.

“Ooh! Noo! Yo… no puedo! Lo siento suegra pero en casa tenemos a King y… sinceramente no deseo que se les suceda nada malo a estos bellos gatitos, se los ve tan adorables!” Dijo Helen mientras acariciaba las cabezas de ambos gatitos, y estos,  miraban asustados todo a su alrededor, desde la bolsa de tela.

“Ooh! King! Hum.. es demasiado engreido por nuestro hijo Mark, lo adora

desde que nacio, y cuando su madre murio, nosotros sufrimos muchisimo

porque era tambien nuestra amada perrita ‘Sissy’, yo entiendo este amor de nuestro hijo por King… pero? Tu ahora necesitas ayuda y punto! No se habla mas! Ademas ese King no ayuda en nada, duerme todo el dia en casa y para esos bandidos roedores en la granja, que mejor que el gato!” Dijo la suegra, mientras observaba desde la pequeña ventana de la cocina la granja, ‘tienes mucho trabajo aqui en la casa, en la cosecha y en la granja… no puedes seguir asi querida Helen.”

Helen, en silencio y pensativa, escuchaba a su suegra, al final sonrio y acepto a los dos nuevos integrantes de la familia.

CAPITULO 9

“Y… ahora que sucedera con nosotros? Nos van a comer? Por que estamos aqui en la cocina y nos observan con sus ojos asi de grandes?” Preguntaba confundido mi amigo en voz baja, yo estaba inmovil y en silencio, tambien muy confundido, sinceramente no sabia que nos sucederia, mi corazon palpitaba muy fuerte en ese instante, cuando Helen tomo la bolsa en sus brazos y nos conducia hacia el segundo piso de aquella casa, nuestros ojos terriblemente asustados observaba todo rapidamente, Helen nos brindaba amorosas palabras pero nosotros teniamos mucho miedo, nuestros cabellos se encrespaban de nervios cuando escuchabamos crujir aquella vieja escalera de madera, observamos abrio una puerta y apoyo la bolsa encima de unas cajas de carton.

“Aqui estaran por ahora, son aun muy pequeños para dormir y vivir en la granja, preparare sus camas, traere agua fresca y comida para uds.” Dijo Helen mientras nos acariciaba afectuosamente la cabeza a cada uno de nosotros y luego cerro la puerta detras de ella, quedando nosotros solos en aquel pequeño cuarto. Mi amigo salto de la bolsa, y caminando entre las cajas parecia que buscaba algo y fue rapidamente hacia la pequeña y circular ventana, estaba semi abierta, sus ojos brillaban, moviendo veloz la nariz y su cola pendolear, observaba todo alla afuera, en silencio, luego volteaba su cabeza y me observaba con sus enormes ojos brillantes. Yo, estaba muy nervioso, confundido. mis patas temblaban y seguia en la bolsa, parecia que no podia moverme como mi amigo, estaba como paralizado!

Aquella puerta se abrio nuevamente y entro Helen con agua y comida para nosotros, puso 2 colchas calientes encima de una de las cajas y se alejo rapidamente cerrando la puerta nuevamente. Fue cuando decidi dar un salto fuera de la bolsa hacia el agua y comer algo, mi amigo observaba todo desde la ventana, estaba feliz con el aire que jugaba con sus bigotes.

Yo estaba muy cansado y deseaba dormir, di un salto encima de aquellas colchas, mi cuerpo iniciaba a calentarse, cerre mis ojos, en mi mente aparecian escenas felices con mi madre, mis hermanos, mi padre, la anciana señora, el jardin… “y hoy? Como extrañaba todos esos bellos momentos!”

“Hey! Vas a dormir todo el dia? Vamos levantate y ven a la ventana, desde aqui se ve un buen panorama!” Dijo mi amigo despertandome de mis pensamientos, sus enormes ojos eran alegres y  brillaban de la emocion.

“Tu no has dormido?” Pregunte, mi amigo seguia muy curioso.

“Dormi algo, pero desde aquella ventana es espectacular la vista, vamos para que camines!” Dijo, mientras salia nuevamente por la ventana.

Yo, lo observe desde la colcha caliente, pero el sueño vencia y me quede dormido.

CAPITULO 10

“Helen querida, deberias hacer que este ocioso King, conosca a los nuevos integrantes de la familia, a los cuales debera respetar este engreido!” Dijo la suegra sonriendo en la mesa, mientras se deleitaba con el desayuno.

“Madre… se debe tener paciencia, King es el unico en casa y no sera facil unirlo con gatos ahora,” respondio Mark, mientras desayunaba y acariciaba a su perro. Helen en silencio, observaba todo y desayunaba. El suegro, en silencio disfrutaba de los frescos huevos fritos con su pan tostado y su cafe caliente -hecho en casa- con una amplia sonrisa dijo

“Helen, tus gallinas dan buenos huevos.”

“Es verdad querido, son deliciosos!” Sonrio la Suegra.

“Ooh! Gracias! Solo tengo 4 gallinas y no puedo vender sus huevos, solo es para nuestro consumo, espero se reproduscan,” dijo Helen con una mirada afectuosa hacia sus suegros, muchas veces le hacia recordar a su abuelo, silencioso y hablaba lo justo y necesario.

“Helen, este campo de cultivo es muy fructifero ahora, que delicia!” Dijo la suegra, disfrutando de su omelette de lechuga, tomate y cebolla.

“Las verduras que consumimos nosotros y algunas que vende Helen en el negocio del pueblo, son muy apreciadas por toda la gente, ella ha realizado un buen trabajo en su cosecha, un arduo trabajo, muchas veces los cuervos, gaviotas y otras aves, malogran su cultivo y aveces tenemos una produccion solo para nosotros,” dijo Mark, mientras terminaba rapidamente su desayuno y se preparaba para salir al terrazo a fumarse un cigarillo y terminar de beber su café, para luego terminar su trabajo. A su padre le gustaba compartir este momento en aquel enorme terrazzo, al aire libre y disfrutar de todo aquel panorama natural, ambos estaban sentados disfrutando del sol que iniciaba a calentar.

Helen, inicio a recoger la mesa y lavar los platos, su suegra le ayudaba a secarlos y dijo “Helen, cuando sere abuela?” Con una mirada afectuosa.

Helen, se quedo inmovil en silencio ante la sorpresiva pregunta de su suegra, no sabia que responder, no habia pensado en tener un hijo, no se habia pensado en esto, estaba muy preocupada por todo lo demas, que pensar en tener un hijo, no era su preocupacion principal en ese momento.

“Se querida, que… aun estan ustedes jovenes y fuertes, pero no es bueno que te sacrifiques sola en todo este trabajo de la granja, la cosecha, las ventas y la casa… sinceramente, pienso que deberias tener alguna persona que te ayude

aqui… nosotros podriamos ayudarte a pagarle,” dijo la suegra, mientras colocaba los platos en el repostero, “sabemos bien todo el sacrificio que haces para pagarle a tu hermano y de lo honorable que es todo esto querida,” la suegra termino de colocar los platos en el repostero y iniciaba a preparse una taza de café tostado caliente, “deseas cafe Helen?”

“Gracias,”

“Mark, nos ha comentado que desea trabajar horas extras en una Compañia de Publicidad del Pueblo, para ganar mas dinero… pienso querida, que seria solo mas sacrificio y menos tiempo para que ustedes esten juntos,”

Helen en silencio escuchaba, se quito su mandil, se acomodo sus cabellos nerviosamente  y se sento a la mesa, junto a su suegra.

“Cuantas cucharadas de azucar Helen?”

“Una, gracias!”

“Sabes cuanto te apreciamos y solo deseamos verlos relajados disfrutando de sus vidas juntos.”

El cafe aromatizaba toda la casa…

CAPITULO 11

No se cuanto dias estuvimos en aquel cuarto, pero dia a dia eramos mas curiosos y teniamos mas fuerza en nuestras patas, habiamos aprendido a salir por la ventana en la noche fresca a mirar las estrellas, nos llamaba mucho la atencion los animales de noche -eran otros animales- mi amigo fue creciendo mas rapido que yo, tenia las garras mas fuertes y su maullar tambien, no le gustaba dormir conmigo y se busco un espacio independiente donde dormir y desaparecer en su privacidad en el dia. Yo seguia durmiendo en la misma colcha, no tenia lugares secretos ni privados, nos gustaba hacer ejercicios con nuestras uñas en aquellas cajas de carton, nuestras uñas iniciaban hacer grandes rayas profundas.

Aquela mañana, vino Helen a saludarnos -como todas las mañanas y noches- nos puso a ambos en una caja de carton, nos llevaba fuera de aquel cuarto, mi amigo y yo nos pusimos nerviosos, nos observabamos uno al otro, yo pensaba, “nos abandonara o a donde nos lleva?”

Helen, bajo las escaleras ruidosas y viejas rapidamente, cuando sentimos el ladrido de un enorme perro detras de ella, su enorme hocico desea meterlo en la caja, nosotros nos acurrucamos en un angulo de la caja, eramos listos para atacarlo con nuestras garras, nuestros pelos se erizaron del terror y nuestra naturaleza felina nos hizo hacer gruñidos, nuestros corazones palpitaban fuerte.

Helen grito, “King alejate… perro sonso!”

Sentimos cerrar la puerta, quedando el ladrido del perro atras.

Cruzamos un pequeño jardin lleno de flores, ella nos llevaba hacia otra casa de madera, mas pequeña, abrio aquella enorme puerta de madera haciendo un sonido horroroso, nosotros seguiamos de miedo dentro de la caja, cuando Helen apoyo la cajita en el piso y nos dijo sonriendo,

“esta es la granja mis pequeños y aqui tienen a sus nuevos amigos!” Helen nos beso a cada uno y nos observaba en silencio, nosotros muy curiosos asomabamos nuestras cabezas fuera de la caja observando todo, habian muchos animales en aquella granja, era mi primera vez, habia mucha paja en un rincon y unos enormes sacos de yute en el otro angulo, observe que habia un altillo no muy alto donde las gallinas y conejos nos observaban muy curiosos.

“Pequeños es hora de conocer a toda la familia de la granja! En el dia los dejare

aqui y por las noches seguiran durmiendo en casa conmigo, hasta que sean grandes, fuertes y puedan elegir si desean dormir aqui o en la casa… y ya tengo sus nombres!” exclamaba alegre Helen, “he estado pensando mucho en estos dias, por que el nombre significa mucho de nuestra personalidad, asi que… a ti, te llamare ‘Kid’ -por el Pirata- he observado te gusta conocer nuevos espacios sin temor alguno!” observando a mi amigo, luego me miro y dijo, “y a ti? Te llamare ‘Noe’, por que te gusta estar en union con todos,” dijo Helen sonriente, “nos vemos mas tarde, diviertanse mis pequeños,” Helen se alejaba por la puerta de la granja.

Nosotros la observabamos desde el umbral de la puerta, desde alli podiamos observar el enorme campo verde hacia el otro lado, alli estaba una vaca, un caballo marron, ovejas y una cabra, a lo lejos se podia divisar otra granja y un rio que cruzaba el enorme campo.

“Te gusta tu nombre Kid?” Pregunto un gallo, con la elegancia al caminar y gracioso movimiento de su cabeza al observarme.

Kid, recorria la granja muy curioso, tenia sus ojos y bigotes concentrado en algo.

“Y bueno… te vas a presentar o no?” Pregunto una voz muy aguda a mi espalda, voltee y observe que era una gallina roja, le faltaba algunas plumas, “yo soy la mas antigua del grupo, las otras estan alla arriba cuidando sus huevos, es tiempo de hacer crias,” me hablaba mirandome con un ojo y luego con el otro -por que las gallinas no pueden mirar con los dos ojos a la vez- sus ojos eran amarillos brillantes y juguetones, sus dedos de sus pies los movia nerviosamente, parecia que hacia ejercicio en la tierra..

“Ya era hora que alguno se encarge de estos malditos roedores!” Dijo muy seria, una cabra mientras movia su boca -no se si estaba comiendo algo- o simplemente la movia.

“Ja ja… son muy pequeños estos gatos y no pienso sean astutos!” Exclamo a lo lejos un enorme cerdo rosado que nos observaba burlonamente desde su lugar.

“No somos astutos?” Dijo mi amigo, sentado y interesado en la conversacion.

“Estos miserables roedores muerden los sacos y saquean el grano!” Exclamo un conejo gris, sentado en sus dos patas, observandonos con sus enormes ojos verdes.

“Roedores?” Pregunte.

“Ahhh… pues iniciamos muy bien! Ja ja… ya dije que estos no serviran para

nada aqui! Son pequeños y tontos!” Exclamo el cerdo burlandose.

“Quienes son tontos? Tu comes todo el dia y apenas puedes caminar con tu enorme barriga… mirame como salto y me trepo! Ahora, quien es el tonto aqui?” Dijo Kid muy molesto y dio un salto encima del cerdo y paso por debajo de su barriga, sentandose frente a este.

Todos estuvieron en silencio.

“Esto te sucede por hablar mucho y nada de cerebro tienes, Cerdo! Hola Kid, yo soy el Gallo de la granja, soy encargado de mantener el control con las gallinas y en despertar a todos aqui… ustedes son bienvenidos a la granja y disculpa Kid, no todos aqui pensamos como el cerdo,” dijo el gallo muy serio frente a nosotros, con su porte elegante, bello color de sus plumas, tenia un enorme pico y sus ojos brillantes.

“Gracias!” Respondi, “yo soy Noe, nosotros perdimos nuestros hogares y familias, fuimos llevados a un lugar para ser adoptados, mi madre y algunos de mis hermanos aun estan en espera de ser adoptados… sinceramente no se que les ha sucedido!”

“Hola… yo soy Kid, a mi me recogieron de la calle, mi madre no tenia casa, un dia ella salio en busca de comida y nunca regreso.”

“Bienvenidos a la granja!” Dijo el conejo.

“Quienes faltan?” Pregunto Kid.

“Faltan las ovejas, la vaca y el caballo, ellos estan en aquel enorme campo cerca al rio, ‘Carmelo’ el caballo es un poco orgulloso, pero no tan miserable como este Cerdo!” Dijo el conejo.

Todos nosotros sonreimos…

CAPITULO 12

Asi, inicio nuestro primer dia en la granja y los sucesivos, por la noche venia Helen y nos llevaba a la casa a dormir. Aquel engreido King inicio a olfatearnos -para reconocernos- y cuando lo dejaban fuera de casa, este venia al granero para estar con todos nosotros o ibamos al campo a jugar. Fueron varios dias alegres sucesivos, nosotros descubriendo aquel grande campo, el rio y el campo de cosecha, a la distancia podiamos distinguir la otra granja pero no ibamos mas alla. Una noche Kid, no quizo regresar a dormir a la casa -el habia encontrado un sitio junto a las gallinas- donde dormia en su propia privacidad, Helen sabia que estaba al seguro y me llevo a casa, aquella fue mi primera noche solo en aquel dormitorio, desde la ventana yo podia lograba ver a Kid salir por la parte superior del tejado de la granja, para caminar en la noche, “era su naturaleza,” pense.

Yo, habia crecido dentro de una casa, no era abituado a dormir fuera de la casa o a tener espacios escondidos, siempre dormiamos con mis hermanos y mama. Mi amigo Kid me hacia recordar a mi padre, siempre con su vida fuera de casa y con sus sitios privados, era como si ese peligro era algo cotidiano.

Inicie a saborear diferentes comidas y alimentos, como la leche fresca de cabra y de vaca -no eran en cajas de carton- tambien los huevos que no eran buenos para reproducirse, jugabamos con las hojas de las lechugas, hacer rodar las zanahorias o cebollas, en ocasiones observaba a Kid atrapar extraños insectos -jugaba y luego se los comia- esto era lo disgustoso de mi amigo, pero era su naturaleza. Aprendimos a correr hasta el campo de cosecha, con nuestros amigos los conejos -una pareja muy habladora y amigable- ellos llevaban

un saco vacio, donde recolectaban las zanahorias, lechugas, cebollas, maiz y manzanas -que no eran buena cosecha- esto lo repartian entre todos en la granja. Aprendimos a beber agua natural y cristalina del rio, a tomar sol en el prado fresco -su aroma era muy diferente a las macetas- mi amigo Kid me enseño como usar mis garras para treparme en los arboles, al inicio me resbalaba y no podia subir, pero Kid era veloz y agil, sus ojos siempre vivaces observando todo desde lo alto. Para mi, todo era nuevo pero a Kid no le llamaba la atencion todo esto, el sabia lo que es vivir libremente, su atencion y concentracion era hacia otras cosas que yo, no podia captar.

Aquella semana, Helen guardo a los animales de la granja muy temprano, era muy apurada, los conejos nos comentaron que esto era siempre cuando en el pueblo habia Ferias y Mercado y alli vendia sus productos. Aquella noche me

quede en la granja a dormir -Helen se olvido en recogerme- asi que busque un espacio suave y caliente, observaba todo a mi alrededor, subi al sitio de las gallinas y no habia nada confortable “las pajas son muy duras,” pense, las ovejas dormian con la cabra y el caballo con la vaca, el cerdo dormia solo, todos en la paja, asi que camine alrededor buscando un sitio adecuado para mi, cuando observe aquellos enormes y altos sacos de yute, me trepe con mis garras -no podia saltar encima- deseaba sentir si era suave y caliente, aquel material tenia un olor fuerte pero nada desagradable, me daba ganas de morderlo aquel yute, asi que pense eran adecuados para mi primera noche en

la granja. El calor de todos alli adentro, hacia todo muy caliente y dormi rapidamente.

CAPITULO  13

“Cric… Cric… Cric,”

Me desperto un suave sonido, aun con mis ojos de sueño, observe a Kid y cuando iba a preguntarle que cosa estaba sucediendo, Kid desde aquel angulo me dio una señal de estar yo en silencio y de no moverme -no entendia bien esto pero obedeci- Kid caminaba sigilosamente, su cuerpo era casi al nivel del suelo, sus ojos eran inmensamente rojos y brillantes, se dirigia detras de los enormes sacos de yute, sus enormes bigotes grises y sus orejas se movian rapidamente al sonido de algo -que no entendia- yo seguia encima del saco observando detenidamente en silencio que cosa estaba ocurriendo en aquel momento, pero tenia mucho sueño y curiosidad a la vez, mis ojos se cerraban de vez en cuando, todo alli era en silencio y muy caliente, Kid seguia muy cauteloso en busca de algo, se dirigia silenciosamente detras de alguna cosa, que yo desde mi posicion, no podia ver.

“Ninguno escuchaba este ruido? Solo yo y Kid?” Pense en voz alta cuando vi algunas pequeñas sombras correr velozmente alrededor de los sacos, Kid con sus ojos mas rojos y brillantes, estaba en posicion de ataque, su cola se movia de un lado a otro, sus orejas eran como antenas vibrando al sonido de algo, y yo seguia encima del saco con mi corazon que palpitaba fuerte y no sabia que hacer, “que eran esas sombras?”, me preguntaba inquieto, cuando vi a Kid dar un salto abriendo sus patas con sus garras y senti rumor de cuerpos que se golpeaban en el piso, unos leves gemidos de ira, voces muy debiles que discutian y se perdia en la noche junto a Kid que salio de la granja corriendo veloz detras de aquellas diminutas sombras, desapareciendo Kid en la oscuridad de la granja, no se sintio mas ruido ni voces dentro de la granja aquella noche, pero… esa fue la ultima vez que vi a mi amigo Kid!

A la mañana siguiente, Helen como siempre trajo nuestros alimentos, leche caliente, saco al campo a los demas animales al campo, yo seguia durmiendo, Helen acaricio mi cabeza y exclamo,

“Ooh! Aquellos delincuentes no mordieron los sacos de maiz! Esto quiere decir, que ellos temen al gato!”

Yo, no sabia que sucedia, a quienes se referia Helen.

Pasaron las horas y todos en la granja estaban muy silenciosos, como si no deseaban hablar conmigo, evitaban estar junto a mi, me senti muy extraño, sentia sus miradas en mi. Mientras bebia mi leche, observe hacia el alto altillo buscando ver la silueta de Kid que no venia a comer su desayuno, mis orejas y

bigotes deseaban sentir alguna vibracion de su cuerpo estaba yo concentrado cuando el cerdo se acerco y rompio mi concentracion,

“He sabido que a tu amigo Kid, lo encontraron muerto en el campo, dicen que salio detras de esos roedores y fue atacado salvajemente por tres comadrejas asesinas… ayer en la noche,”

Observe al cerdo y tenia el rostro serio, pense que era alguna broma suya, pero senti un escalofrio en mi lomo, los demas seguian en silencio observandome.

“Que cosa? A Kid mi amigo? Como podian matar a Kid? El es muy astuto! Pienso que estas bromeando cerdo!”

El cerdo en silencio se alejo, a pasos lentos, con sus orejas caidas, sin darme ninguna respuesta…

CAPITULO 14

Esa mañana fue muy extraña en la granja, las gallinas estuvieron todo en el altillo, el cerdo en su sitio, los conejos me observaban desde su sitio sin decirme nada, el gallo estaba parado en la puerta de la granja mirando hacia el campo, mi cuerpo seguia sintiendo aquel bivrido en mi lomo, no veia a Kid y comenze a sentir temor de que sea verdad lo que me dijo el cerdo…

Helen entro a la granja, caminaba lento y con lagrimas en sus ojos, acaricio mi cabeza y me dijo,

“Kid… no regresara mas! Hoy encontre su cuerpito cerca al riachuelo, fue asesinado por 3 comadrejas, las mismas que siempre me han robado los huevos, pollos y gallinas de la granja ultimamente—” (hizo una pausa y suspiro hondo).

“Como?… Kid!”

“Si mi querido Noe, nuestro Kid murio con honor ,lo hemos enterrado en nuestro jardin lleno de flores y tiene su letrero con su nombre porque lo recordaremos siempre por su Valentia y por que fue parte de nuestra familia… lo siento mucho!” Helen dio media vuelta, sin decir nada mas, metio a los demas en la granja y cerro aquella enorme puerta.

Yo segui inmovil desde mi posicion inicial, no sabia que hacer, mi corazon palpitaba de tristeza, sentia la misma sensacion de perdida como cuando perdi a mi familia… pero es verdad Kid era parte de la Familia.

“Estas malditas comadrejas!” Exclamo el gallo muy serio, “esta mañana me lo dijo todo el ‘Buho Sabio’, que duerme en aquel enorme arbol frente a nosotros, el mira todo y sabe todo, me dijo que Kid salio detras de aquellos roedores, pero se encontraron todos con esas comadrejas asesinas cara a cara, Kid dio paso atra, las comadrejas iniciaron a atacar a los roedores en una lucha sangrienta, se veia sus cuerpos ser despedazados vivos y cuando las feminas roedores estaban en grupo para no ser atacadas, se dice que Kid en ese momento dejo de ver como enemigos a los roedores y salio en su defensa ante aquellas asesinas comadrejas… Kid defendio y lucho como un gato con corazon, por que al final Noe, todos somos animales y somos iguales en busca de comida y de un lugar donde vivir… pero los asesinos sangrientos son nuestros enemigos.” Dijo el gallo alejandose en silencio hacia el altillo.

No se dijo mas en la granja, todo era en silencio…

Aquella noche fue la mas larga de mi vida, no quise comer ni dormir, me sentia muy extraño, fue cuando me decidi ir hacia el techo de la granja -como lo hacia

Kid- era una noche lleno de estrellas luminosas y con una enorme luna, observaba todo y mi mente imaginaba ver la cara de mi madre, de mis hermanos, de mi padre, de la anciana mujer… y de mi amigo Kid, parecia verlos sonriendo desde alla arriba en las estrellas, cuando alguno hablo a mi costado,

“Esos animales, son muy peligroso cuando tienen hambre, son insaciabes de sangre fresca… debes cuidarte al salir de noche,” dijo el Buho Sabio, estaba parado junto a mi, sus enormes y amarillentos ojos me miraban fijamente, sus enormes pupilas oscuras parecia un abismo.

“Tu… vistes a mi amigo morir?” Pregunte triste.

Sus enormes ojos seguian observandome detenidamente,como si pudiera sentir mi alma y latidos de mi orazon, luego respondio,

“Yo lo vi… asi como veo muchas mas muertes salvajes y sangrientas en la noche, por animales que salen exclusivamente en busca de alimento o tan solo sed de sangre… Tu Noe, debes tener mucho cuidado, aun eres muy joven y inexperto, tu amigo Kid no quizo hacerles daño a esos roedores, solo deseaba asustarlos para que no destruyan mas los enormes sacos de mais , pero, su impulso de ayudar a esos roedores por la horrible muerte que las comadrejas hacian con algunos de ellos que solo defendian a sus feminas, hizo hacer una

lucha, pero una de las comadrejas fue mas malvada y astuta que las otras, y fue esta la que ataco a Kid, la sangre llamo a las otras y cobardemente asesinaron entre 3 a este joven Kid que termino hecho pedazos… como a los demas roedores,” dijo Buho Sabio, quien abrio sus enormes alas dirigiendose nuevamente hacia su arbol, de donde todo lo sabia y todo miraba.

Di un hondo suspiro, me quede en silencio y observe a mi alrededor, pensaba, que aun con la experiencia de vida que tuvo Kid, era muy poca, cuando se debia enfrentar a alguno mas malvado. No se cuanto tiempo estuve alli sentado, pero el aire inicio a ser mas frio, Buho Sabio observaba todo con sus luminosos ojos y yo entre a la granja, a intentar dormir.

CAPITULO 15

“Heeey… amigo, despierta por favor!”

Una delicada voz me despertaba, abri lentamente mis ojos estaban muy cansados, voltee mi cabeza lentamente y vi a un animalito pequeño de color gris claro, tenia unas enormes orejas rosadas y largos bigotes blancos, dos pequeños ojos brillantes, este estaba sentado frente a mi, y movia sus largos dedos nerviosamente.

“P… Pero, quien eres tu?” Pregunte.

“Shhh… no despiertes a los demas amigo, mira… yo solo vengo en busca de comida, mi padre con mi madre, mis tios y otros amigos de mi comunidad salieron en busca de comida ayer en la noche… pero, hasta hoy no han regresaron a casa! Mis hermanos pequeños y los de mi comunidad tienen hambre… hum… dime amigo, puedo llevarme algo del maiz?”

Me levante de mi sitio y observe que, mi movimiento asusto al pobre pequeño animalito.

“Hey pequeño! Tranquilo… no te hare daño, mi nombre es Noe.”

“Ooh! Hola Noe, me llamo Ben y… tengo cinco hermanos pequeños, ellos estan de hambre y yo… soy muy confundido amigo, por que mis padres siempre saben salir en grupo con los otros de mi comunidad para recolectar comida por la noche y… yo soy muy preocupado porque no han regresado a casa… mmm, por favor amigo, puedo llevarme algo de comida?”

“Por supuesto que si Ben! Puedo ayudarte? Mi amigo Kid fue asesinado ayer por la noche por unas comadrejas y sinceramente… he estado todo el dia muy triste,”

“Comadrejas? Mmm, que son estos?”

“Comadrejas son otro tipo de animales nocturnos de cuello largo, ojos pequeños y dientes muy fuertes para morder y destrozar a sus victimas, yo no he visto ninguna,”

“Ooh! Comadrejas… hum, no creo conocer alguna, disculpa amigo mis padres nos tienen siempre dentro de casa toda la noche, solo en el dia salimos al campo cuando el dia es soleado, pero siempre nos mantienen en nuestra comunidad… mis padres dicen que aun somos inexpertos para la recoleccion de alimentos y defendernos… pero… amigo dices que ayer en la noche murio tu amigo? Y mis padres tambien salieron ayer en la noche sin regresar a casa.” Dijo Ben pensativo y muy preocupado.

“Es mejor que recolectes alimento Ben… mmm, quizas tus padres y los otros

regresen pronto.”

Ben tenia el rostro triste y bajo sus grandes orejas.

“Vamos ben,”

Ben caminaba casi agachado y arrastraba sus delgadas manos, estaba muy preocupado. Nos dirigiamos al inicio de los grandes sacos, quize introducir mi pata por el hueco pero era muy pequeño este orificio, asi que observe los largos dedos y delgados de Ben y le indique que sus brazos harian mejor trabajo que el mio, mientras yo esperaba con un saco en mis patas -ayudando en su labor de recolectar alimentos- luego fui por donde habia los trozos de tomate y zanahorias, entonces ayude a Ben cargar los pequeños sacos, luego fuimos detras de aquellos enormes sacos, donde habia una pequeña puerta, Ben me indico que detras de esa puerta existe un pasadizo largo que conduce hacia la comunidad de ellos. Note que el saco era muy grande para la pequeña puerta, asi que le propuse a Ben de llevar de apocos. Ben se alegro mucho en llevar mucho alimento a su casa y comunidad, mientras yo esperaba detras de aquella pequeña puerta. Despues de algunos minutos, Ben volvio a abrir la puerta, esta vez estaba con otro joven como el, este al verme abrio sus ojos de terror y corrio asustado hacia adentro gritando “enemigo, enemigo!”.

Yo, no supe que hacer, estaba confundido de su reaccion.

Ben no entendia que sucedio y volvio a llamarlo nuevamente, pero este no quizo salir mas.

“Que cosa sucede?” Pregunte.

“Ese es mi primo, disculpa Noe pero… no se que le sucedio…!” Respondio Ben mientras cargaba el otro poco de alimento en sus hombros, alejandose por aquella puerta. Cuando regreso por la ultima carga de alimento, se despidio y me agradecio por todo.

“Gracias Noe! Por favor… si sabes algo de mis padres o de los otros… por favor dimelo, te lo agradecere amigo” Ben se despidio y cerro aquella puertita que separaba su mundo con el mio.

CAPITULO 16

Aquella mañana desperte lleno de energia, termine mi desayuno rapidamente, salude a todos los amigos de la granja que iniciaban con su rutina diaria, el gallo estaba preocupado 3 de sus gallinas habian empollado sus huevos y esa mañana nacerian sus pollitos!

Los conejos tomaban el sol debajo del enorme arbol, compartian la zanahoria comtenplando el rio su agua cristalina. El unico que quedo dentro de la granja era el cerdo.

“Noe, todos nosotros hemos ido a saludar a Kid, en muy poco tiempo se hizo amar y respetar, se dice que los grandes siempre se van primero y Kid fue uno de los grandes, murio por defender a los roedores, aunque si las comadrejas malditas asesinaron al final a todos—”

“No te sientas triste Cerdo, sabes muy bien que Kid… siempre pertenecio a su libertad y sigue libre entre nosotros, algunos momentos parece verlo que me observa desde el altillo donde le gustaba estar, o esperando alguno sentado en la puerta, aveces me parece verlo correr por el campo… aunque si yo tambien lo extraño, se que no es triste por que sabe que todos nosotros lo amamos,” suspiro Noe, “dime Cerdo, a quien llamas Roedores?”

“Como? Aun tu… no sabes que es un roedor?” Respondio fijamente a mis ojos el Cerdo.

“Mmm… sinceramente, no se que es un Roedor,” respondi.

“Como? Hum? Noe… ayer te visito un roedor!” El Cerdo mirandome a los ojos confundido, “eh… tu ayudastes al roedor la busqueda de alimento ayer—”

“Que? Ooh! Ben… es un roedor?” Exclame lleno de sorpresa.

“Eh… Si! Almenos que pienses que es un gato?” Dijo el Cerdo sonriendo y alejandose a su posicion inicial.

“Soy confundido—” Dije en voz baja muy confundido, inicie a pensar los eventos sucedidos y todo lo que sucedio despues.

CAPITULO 17

Estaba frente a la cruz blanca de madera -Helen habia escrito el nombre de Kid- habia plantado flores blancas y azules a su alrededor, senti una brisa fresca a mi alrededor como jugando con mis bigotes, voltee mi cabeza y no habia ninguno, me sente y me parecio ver a Kid jugando a esconderse entre las flores, deseando atrapar algo… mi corazon volvio a arrugarse de dolor… pero sabia que Kid no estaba triste y seguia con nosotros, entonces fue cuando mi corazon acepto esto y me senti lleno de felicidad al ver su alma correr, jugar y estar con nosotros.

“Lo siento mucho Noe—”

Era King, me hablaba sentado junto a mi, “Kid fue siempre muy curioso y libre, pero de corazon bueno… el murio con honor y valentia, hoy todos lo respetamos mas y lo llevamos en nuestros corazones,” King tenia sus ojos tristes, “sabes que aveces lo veo jugando en esconderse y caminando a mi costado—” King se alejaba nuevamente a recostarse en su tapete del terrazo y desde alli me observaba.

Nuevamente senti aquella brisa fresca alrededor de mis bigotes y sonrei… sabia que era Kid. Cruze el jardin hacia el campo de cultivo, podia observar a Helen con una joven ayudandola, aquella mañana el sol era muy alegre y debian cuidar las hortalizas que habian crecido.

“Hola Noe!” Saludaba Helen, “mira pequeño tenemos una nueva amiga, ella nos ayudara en la cosecha y con la granja,” decia Helen acariciando mi cabeza, yo observaba muy alegre, “Noe, estamos esperando a un nuevo integrante en la familia y necesito algo de reposo asi que… una ayuda en casa y en la granja es una gran bendicion!” Dijo Helen sonriendo y la joven, me saludaba acariciando mis cachetes.

Estaba feliz en saber que Helen tenia ayuda, sinceramente habia trabajado muy duro con todo y era ya tiempo de pensar un poco en ella y en su familia.

Yo, segui caminando por aquel campo de coseche y vi mucho alimento para Ben, inicie a recolectar cuando senti una sonriente voz detras mio,

“Caramba! Hoy estas lleno de energia Noe… y imagino es para tambien para tu nuevo amigo,” decia la paloma que recolectaba tambien y lo llevaba a su nido, habian hecho crias y necesitaban de alimento.

“Si… llevo para la granja y para mi nuevo amigo.”

Las palomas eran felices, el sol hace feliz a todos… aunque si a los cuervos a lo lejos los podia ver asustados con los nuevos espaventapajaros enormes que

habia hecho Helen en su campo de cosecha… parecian verdaderos y los cuervos eran muy nerviosos.

CAPITULO 18

Esa noche, espere a Ben con un saco lleno de alimentos, los animales dormian y… aun no veia llegar a Ben, decidi en ir hacia aquella pequeña puerta, quize abrirla con mi uña sin suerte, estaba pensando como podia hacer para llamar a ben, muchas horas pasaron y sin suerte… ninguno salio por aquella pequeña puerta.

Decidi dejar la bolsa cerca a la puerta y sali hacia el techo a observar la noche, el Buho Sabio siempre alerta a todo, abrio su enorme ala saludandome, yo respondi con un movimiento de cola. Observaba todo alrededor y entre las hierbas me parecio ver tres oscuras sombras y pense “serian las comadrejas en busca de alimento o de alguno por asesinar,” se sentia el sonido de la hierba pero no lograba mirar nada desde mi posicion, solo mis bigotes eran como antenas moviendose al sonido y vibraciones de cuerpos calientes, podia ver los ojos nocturnos de algunos animales, sabia que debia aprender algo mas de los animales nocturnos, observe el cielo estrellado y decidi volver a ver si alguno habia abierto aquella puertita.

El saco no estaba mas alli!

Observe a mi alrededor, todos dormian placidamente en la granja, cuando, senti que se abria lentamente aquella pequeña puerta y salio uno mas pequeño que Ben, al mirarme abrio sus ojos de susto y corrio hacia adentro gritando y dejando la puerta abierta, yo miraba con uno de mis ojos hacia adentro, deseaba buscar a Ben y grite,

“Ben, soy yo, Noe! Tengo alimento para ti, esta todo bien por alli?”

Al fondo del largo pasadizo vi sombras moverse nerviosamente, murmullos -recorde el mismo rumor y sombras las cuales sentimos con Kid aquella noche- luego se asomaron muchas caritas pequeñas, otras tenian orejas mas puntiagudas, pero todos me observaban con mucho miedo en sus ojos.

“Hey! No voy hacerles ningun daño… yo soy amigo de Ben!”

Entre todas las caritas miedosas, salio Ben que caminaba casi arrastrando sus manos y orejas en el suelo, caminaba agachado, venia hacia mi, por aquel estrecho pasadizo.

“Eh… Ben, que te sucede? Quien se llevo el saco de los alimentos? Esta todo bien alli?”

“Ooh… gracias Noe, los alimentos recogieron los otros jovenes de la comunidad… tenemos mucha hambre y—”

“Que sucedio Ben? Por que estas triste? Mmm… no hay suficiente alimento para todos?”

“Noe, es todo es muy bueno… sinceramente gracias Noe… aunque si mi comunidad aun no entiende de no temerte… por favor disculpalos amigo,”

“No te preocupes Ben, deseo ayudar y soy alegre que ahora tienen algo mas de alimento,”

“Soy muy triste amigo! Hoy supe que mis padres, mis tios y otros de la comunidad fueron asesinados por las Comadrejas… las mismas que asesinaron a tu amigo Kid… si tu amigo quien murio por defender a las mujeres de mi comunidad… sin exito—”

“Ooh…! Mmm… Ben, puedo sentir tu dolor en estos momentos… Kid fue mi amigo, hoy todos aqui lo valoramos por su actitud… pero nosotros perdimos tambien a nuestra familias antes de venir aqui, no se si son vivos o muertos… Ben la vida de nosotros los animales no es segura, muchas veces vivimos poco por manos de los humanos y otras por los animales sanguinarios y asesinos nocturnos… pienso que cada uno de todos nosotros debemos llevar un buen recuerdo de todos ellosmen nuestros corazones… y ellos seran felices de nuestro amor.”

“Es muy doloroso amigo—”

“Ben.. no seas triste, hoy somos amigos, entre nosotros los animales existe una union especial, aunque algunos de nosotros son muy sangrientos y salen del circulo de la amistad y union… pienso que en todo lo bueno, existe siempre algo de malo.”

Ben me miro fijamente a los ojos, los demas de su comunidad estaban detras de Ben observandome con sus enormes ojos, habian escuchado todo. Ben se acerco y abrazo mi pata y yo pase mi cabeza sobre Ben, diciendole,

“Todo esta bien amigo.”

CAPITULO 19

Asi, inicio una amistad entre nosotros, como con los demas de la granja.

Los conejos cuando recolectaban alimentos para el granero, separaban otro poco en el pequeño saco para Ben.

Las flores en la tumba de Kid crecieron rapidamente, pero nos acercabamos al Invierno, aquellas mañanas calientes se estaban alejando para salir timidamente el sol despues de las 7am, algunos animales preferian quedarse mas tiempo en sus camas de la granja y otros salian para hacer ejercicios a sus piernas. Tenian un arduo trabajo algunos animales encargados de recolectar alimento para el tiempo de helada de Invierno. Las palomas y Aves preparaban sus nidos para la larga estacion fria -tambien se alojaban alli- la joven que ayuda a Helen organizaba en guardar alimento para el caballo y vaca en la

granja, acomodaba las camas de los otros animales con caliente paja, se construyeron mas casas para las gallinas -habian hecho mas pollitos- y el Gallo estaba siempre ocupado cuidandolos de sus travesuras, el conejo estaba feliz pronto tendrian crias y tambien tuvimos nuevos integrantes en la granja: 2 ocas y 3 patos.

En casa de Helen, todos eran muy felices con el nacimiento de su hija, los padres de Mark los visitaban poco, el anciano padre sufria de una enfermedad y los viajes constantes no eran mas buenos para el anciano, cuando Mark los visitaba en la ciudad siempre traia juguetes o comida que enviaba su anciana madre para Helen y su nieta.

King se volvia viejo y no jugaba mucho, pero le gustaba estar largos momentos con nosotros en la granja.

Mark planto un enorme pino en su jardin, preparando todo para la Navidad que era pronta.

Helen siguio con sus ventas de mermeladas y encurtidos -gano mas clientela que venian a su casa a comprarle- ella inicio a usar el Internet y venderlo por su sitio web, la pequeña de la casa crecia y por supuesto era yo siempre el gato amado de todos ellos -no mas las travesuras de los roedores- mi amigo Ben y su comunidad, hicimos un pacto de no morder los sacos de maiz y nosotros colaborariamos con los alimentos, esto agrado a Helen que no tuvo mas sacos mordidos y menos trabajo arduo.

Aunque, si el tiempo habia transcurrido y hoy no soy mas aquel pequeño gatito, aun llevo en mi corazon el recuerdo de mi madre, mis hermanos, mi

padre, la anciana mujer, mi amigo Kid y todos los que conoci en aquel Centro de Adopcion. Hoy aprendi a cuidarme de los animales nocturnos -no solo las Comadrejas rodeaban la granja de noche- tambien conoci a Lobos y Zorros en busca de alimento, algunas buscaban alimento para sus crias o solo para saciar su sed de sangre, ahora sabemos que debemos estar unidos para protegernos de esto en la granja.

En temporadas frias nos guardaban temprano y el  veterinario nos visitaba -algunos se enfermaban de la gripe o otra enfermedad- aveces King se quedaba a dormir en la granja con nosotros, los amigos de la granja crecian y se reproducian, estabamos esperando con ansias la Navidad.

Yo, aprendi a caminar de noche, a guiarme por mis sentidos felinos, cruzaba el campo llegando a un pequeño puente de madera de donde se divisaba la otra granja vecina, esta era mas grande que la nuestra y tenia mas vacas, toros, caballos y ovejas. Esta familia producian queso y mantequilla artesanal. Pero… yo no iba para comer esto sino para visitar a los animales de aquella granja y a mi novia -una gatita blanca con su cola gris- ella y sus 4 hermanas vivian en aquella casa, nos divertiamos juntos y pasabamos muchas adorables horas

en la granja de ella, aveces no llegaba a dormir a mi granja y me quedaba con ella, pero en estos ultimos meses frios decidimos estar en mi granja -donde hay mas sitio para nosotros- aunque si Helen acomodo espacio para mi en su casa, yo preferi estar en la granja con mis amigos y con mi nueva compañera… estamos pensando en hacer gatitos… no es mala idea.

La amistad con Ben, es buena, nos divertimos en jugar juntos y aveces lo llevo encima de mi lomo hacia la otra granja vecina donde se encuentra con otros de aquella otra comunidad, pero ultimamente Ben no quiere salir fuera de nuestro lugar, se ha enamorado de una joven de su comunidad -despues de la perdida de sus padres y demas- ellos hoy refuerzan su comunidad y han aprendido a cuidarse de los roedores mas grandes y abusivos que algunas veces entran por el hueco del desague en busca de robar alimento o simplemente desear imponer su fuerza de imponer en aquella comunidad. Yo he logrado asustar a algunos de ellos pero, muchas veces son muy astutos y se mantienen en lugares donde no puedo entrar -por la grandeza de mi cuerpo- pero mis garras muchas veces llegan a asustarlos y herirlos.

Ben con sus hermanos se han organizado y han construido mas casas para los de su comunidad, yo les traigo pedazos de tela, objetos pequeños de la casa de Helen y estos lo recolectan para usarlo en su comunidad, la pareja de Ben le gusta cocer con otras mujeres de su comunidad, se unen juntas aprendiendo como hacer mejor su comunidad y hogares.

Tambien Helen colabora dejando el restante de su comida en platitos en su terrazo, donde lo recolecta Ben y su comunidad o otros animales silvestres como el erizo y su familia.

Pienso que la colaboracion hace que todo sea organizado y no causen problemas en la busqueda de alimento o de objetos reciclados para sus casas.

Muchas veces en el techo de la granja nos sentamos con Ben y hablamos de todo lo que veo y todo lo que el ve, compartimos experiencias, pensamientos y recordamos a nuestro amigo Kid, que es por siempre con nosotro.

Ben se hacia mas adulto y su pareja habia producido pequeños … y por supuesto mi pareja hizo nuestros pequeños tambien!

Helen y su hija se divertian con mis pequeños, King estaba muy anciano y era ciego pero podia olerlnos muy bien y nos saludaba con su larga lengua besandonos.

Mis pequeños con los de Ben hicieron buena amistad y esto nos alegraba mucho que nuestra futura generacion mantengan nuestra amistad por siempre.

“Un gato, no puede ser amigo de un raton? Yo… no soy de acuerdo!”

FIN

Advertisements

Posted by

Author/ Designer/ Craftswoman/ Blogger

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s