Cuento🎃”AQUELLA LEYENDA… ERA REAL”

Mensaje del Autor:

“Muchas veces somos incredulos a una realidad que deja de ser una leyenda

AQUELLA LEYENDA… ERA REAL

Genere: 

Cuento de Horror

Autor: 

Celia Bailes © amadriadi

Aviso de Proteccion del Copyright:

El Autor Celia Bailes © amadriadi ha registrado su trabajo en

ProtectedMyWork & SafeCreative

Todos los Derechos Reservados:

Ninguna parte de esta publicacion puede ser reproducida, almacenada en un Sistema de recuperacion o trasmitida en cualquier forma o por cualquier medio electronico, mecanico, fotocopiado, grabado u otro, sin el permiso previo del autor o del editor o del propietario del copyright.

Creado: 

14/10/2018

-Edicion Gratuita-

Dedicado a

Quienes no perdieron su optimismo en mi, apoyando incondicionalmente mi loca artistica alma“, a mi esposo Keith Bailes, a mis padres Emma Centti y Rivo Sanchez.

CAPITULO 1

Mi padre, fumaba su pipa -con aquella calma que era natural en el- estaba sentado en su comodo sillon, mientras leia su periodico y miraba la television en el mismo tiempo, muchas veces me preguntaba, “era realmente concentrado papa en lo que hacia o era una simple rutina.”

Mi madre, estaba recostada en el sillon grande, mientras hablaba por telefono con su amiga Olga -amigas desde el colegio- nuestro perrito Chihuaha recostado junto a ella -su engreido- mama lo acariciaba mientras charlaba al telefono amenamente.

Esta, es la diversion cotidiana y rutinaria de mis padres.

Mi hermana menor Jess, jugaba en su dormitorio con sus amigas, desde la sala podiamos sentir sus pasos de todas ellas haciendo vibrar el techo, papa de vez en cuando observaba la grande lampara moverse y movia su cabeza de no agradarle.

Yo, estaba terminando de comer el delicioso keke de naranja que mama habia cocinado, le gusta mucho la reposteria.

Aquel dia parecia todo normal, la rutina diaria de mi familia, la tranquilidad… cuando entro sorpresivamente a casa, mi hermana mayor Annie, con su novio Lucas -faltaban pocos meses para aquel acontecimiento- su saludo logro romper la rutina familiar,

“Hola familia! Mama, Papa ya estamos aqui!” Saludaba Annie euforica y muy alegre, entraba rapidamente en la sala donde estabamos todos nosotros disfrutando de nuestra cotidiana rutina familiar. Ella sonreia, sus ojos eran iluminados de una emocion que no lograbamos entender en ese momento, Lucas caminaba lentamente detras de ella en silencio, cuando sentimos la puerta del dormitorio de mi hermana Jess, abrirse rapidamente y correr veloz por las escaleras, gritando agudamente de la emocion,

“Annie! Annie!”

“Hey loquita!” Sonreia Annie.

“Vamos al Centro Comercial, hoy?” Gritaba Jess muy entusiasmada, sus amigas observaban sonriendo la escena desde la escalera.

“Hum… No, mi loquita! Disculpa, hoy no se podremos ir… es que… estoy por darles una noticia que les maravillara a todos y… tambien a ti!” Exclamo Annie con sus ojos iluminados, observando la escena rutinaria familiar, ella deseaba poner algo de animo a esta cotidianidad.

“Mama! Papa! Estoy… por darles una fenomenal noticia y deseo su atencion,

por favor!” Dijo Annie muy emocionada, mientras su novio en silencio nos saludaba con un movimiento de mano a todos nosotros, daba la imprension que no deseaba interrumpir ese momento, luego se sento rapidamente en el angulo del divano junto a mi,  brindandome una timida sonrisa.

Mi hermana Jess, estaba paralizada desde su sitio con la boca entreabierta y sin entender que estaba por suceder. Mi padre, seguia fumando su pipa lentamente -sin mover ningun musculo de su cuerpo- parecia que nadie podia romper su cotidianidad. Mi madre, observaba con curiosidad y con un gesto serio -por que habia sido interrumpida su charla cotidiana- cuando tapo con su mano el telefono haciendo una pausa forzada con su amiga y pregunto,

“Estas… embarazada Annie?”

“Que! Eh… Oh… No mama!” Respondio Annie, con una timida sonrisa.

“No? Hum… Annie… no entiendo el porque de tu excitacion y porque nos interrumpes de esta manera!” Dijo muy seria, mama.

“Oh Mama por favor! No es la unica cosa que podria emocionarlos… hmm lo que voy a decirles, quizas los emocionara a todos en algo… asi lo espero yo,” Dijo Annie parada en el centro de la sala, sus ojos seguian iluminados de alegria y nos observaba a cada uno de nosotros.

Mi hermana Jess, tenia ahora el rostro serio y confuso.

Mi madre, seguia con su mirada curiosa.

Mi padre, no hacia ningun movimiento de cambiar su rutina.

Y yo, seguia comiendo lentamente mi keke observando a todos.

“Hum… Annie… eh… si no estas embarazada y sabemos que te casaras pronto, que cosa podria emocionarte tanto, para entrar como un relampago a romper nuestro momento?” Pregunto mama muy seria, sentandose en su sofa y poniendose sus pantunflas, “dime Annie… ganastes la loteria? Que cosa sucede? Habla rapido! Olga esta en linea!”

“Mama! Porque eres siempre asi tan fria! No te alegras con nada mas que hablar con tu amiga y a papa solo le alegra fumar su pipa mas que expresarse en algo… ustedes son muy rutinarios y llevan una vida aburrida sin emociones—”(fue interrumpida).

“Un momento señorita! Mas respeto con tus padres! Ahora dime tu, que podria emocionarnos?” Grito mama, muy seria.

“Oh… Mama—”(fue interrumpida).

“Annie… baja la voz por favor, esta por iniciar mi programa favorito en estos momentos, porque no van… todos ustedes a la cocina a charlar de sus

emociones?” Dijo papa con su rostro serio, mientras se concentraba en la television.

“Annie habla!” Grito mama, muy nerviosa.

“Hmm… que aburridos son todos ustedes! Quitan la emocion de hablar—”(fue interrumpida).

“Bueno… se van a la cocina todos ustedes ahora?” Exclamo muy serio papa y esta vez volteo su cabeza para observarnos a todos.

“Annie… habla ahora!” Grito mama.

“Bueno… eh… hoy, estuvimos en casa de los Padres de Lucas y llegaron sus Tios de visita, una amable pareja… ellos quedaron emocionados en conocerme y de saber de nuestro proximo matrimonio… y nos invitaron a todos nosotros a pasar este fin de semana en su casa de la montaña. Ellos tienen una enorme casa grande, es un lugar alejado de la ciudad, de la cotidianidad. Su casa es de madera, ademas… tiene un lago privado frente a la casa… y? Sinceramente yo pense que… podriamos ir todos… a disfrutar de este largo fin de semana.” Dijo Annie con sus ojos luminosos de alegria.

Lucas. en silencio nos observaba a cada uno de nosotros.

Mama y papa, estaban confusos con lo que habian escuchado, se miraban entre ellos y observaban a mi hermana…

CAPITULO 2

“Eh… este… fin de semana, Annie?” Pregunto Jess perpleja, “yo… no podre ir… es el concurso de disfraces de Halloween en el Centro Comercial y… yo ire con mis amigas!”

“Salir todos de viaje… a la Montaña?” Pregunto papa, pausadamente mientras miraba la television y fumaba lentamente su pipa, como si pensara en lo que habia escuchado.

“Ooh noo, Annie! No pienso, que sea una idea genial, como tu lo imaginas!” Dijo mama, que volvio nuevamente a recostarse en el sillon, iniciando a hablar con su amiga por telefono -quien le preguntaba- y mama respondia,

“ooh, querida, esto es una locura! Annie, esta emocionada como un colibri, en que vayamos toda la familia a la montaña este weekend… hum… eh… es una locura! Que cosas se imagina…!”

“Mama, por favor! Toma tus propias decisiones! Tu Jess y Papa, hagan lo mismo, es un lugar hermoso, como lo han descrito los tios de Lucas y… sinceramente, podriamos estar todos juntos como familia este weekend y romper esta cotidianidad!” Dijo Annie, “y tu Robin, vienes con nosotros?”

Si, yo me llamo Robin y, estaba en silencio observando la escena familiar en

ese momento, no imagine me preguntaria Annie, no sabia que responderle, estaba muy confundido, “Oh… hum… Annie, disculpa, pero yo no lo se—”(fui interrumpido).

“No lo sabes? Ahh… no tienes novia, no sales con amigos, no tienes una vida social… solo sabes jugar con tu juego electronico en tu computadora… que otra cosa mas interesante podrias hacer Robin, este fin de semana? Ja ja,” Dijo Jess que sonreia junto a sus amigas, que me observaban desde la escalera.

“Oye loquita! No lo confundas a nuestro hermano Robin! Tu, piensa por ti,” Dijo Annie, caminando a paso lento, para sentarse junto a lucas y, tomandolo de la mano, mientras nos observaban…

“Yo… no ire! Noo!” Grito furiosa Jess.

“Y… cuando supuestamente… deberiamos viajar, Annie?” Pregunto mama curiosa, poniendose sus lentes de lectura y terminando su amena charla telefonica con su amiga, se sento en el sillon observando a mi hermana.

“Bien, este viernes, mama! Es Halloween, es feriado… y es un largo weekend!” Respondio Annie muy emocionada, mirando a Lucas con sus ojos brillantes de alegria.  Lucas, seguia sin hacer ningun movimiento, observaba la escena en silencio.

“Hum… que piensas querido, de todo esto?” Pregunto, mama a papa.

“Hmm… no lo se querida, el camino hacia la montaña es… siempre un camino muy largo y—” (fue interrumpido).

“Disculpen! Eh… mis tios… viven en la colonia de ‘Minnoy’, esto… esta entre las Montañas y… el gran ‘Bosque de Izzu’,” Dijo Lucas con una timida sonrisa, observandonos a todos nosotros, con sus ojos brillantes.

“Izzu…?” Pregunto papa, con sus ojos sorprendidos, dejo de mirar la television para observar a Lucas directamente, “se dice… muchas cosas de ese lugar y… existe una leyenda de ese… Bosque Izzu,”

“Papa! No me digas que crees en… leyendas? Es solo una leyenda para ninos!   Ja ja,’ Dijo Annie sonriendo.

“Annie… no tengo miedo hija, solo soy muy sorprendido en ir… a ese bosque—” Dijo papa, muy pensativo sin dejar de observar a Lucas.

“Yo con leyenda o no leyenda… noo ire!” Dijo Jess con tono aburrido.

Yo, sinceramente no sabia de que hablaba papa, era desinteresado al tema, escuchaba porque estaba presente en aquel momento en la sala.

“Basta de hablar tantas tonterias! Lo mas importante es saber, si tienen espacio para todos nosotros… los tios de Lucas?” Pregunto mama.

“Si mama! Es una casa con 8 dormitorios y 4 baños… eh… pienso estamos todos!” Respondio Annie sonriendo, junto a Lucas.

“Bueno, mis tios, seran muy alegres con la idea de estar todos juntos este fin de semana,” Dijo timidamente Lucas.

“Hmm…yo, sigo pensando en ese bosque—”Dijo papa en voz baja, mientras fumaba lentamente su pipa y observaba el humo, con una mirada vaga.

“Papa! Por favor! No tengas estas ideas no reales en tu mente!” Dijo sonriendo Annie.

“Bueno! Si es asi… alistemonos todos, para este fin de semana,” dijo mama, levantandose para ir a la cocina, dio un beso a papa y pregunto, “querido, deseas te o cafe caliente?”

Papa, seguia entumido en su pensamiento y en el humo de su pipa.

“Hey! Esperen un momento todos ustedes! Yo, tengo compromiso este fin de semana y—”(fue interrumpida).

“Cuando tengas 17 años, me lo haras recordar Jess! Hoy solo tienes 11 años y yo he dicho… vayan a preparar sus maletas! Y esto, es para Robin tambien!” Dijo mama, quien se alejaba hacia la cocina, detras iba su perrito Chihuaha, inseparables.

“Es injusto! Noo! Noo!” Grito en sollozos Jess, corriendo por la escaleras hacia

su dormitorio, junto con sus amigas.

“Hey loquita… estaremos todos juntos!” Dijo Annie, pero Jess ya se habia alejado sin escucharla.

“Robin… tu iras con nosotros, verdad?” Pregunto Annie.

“Eh… hum… ya esta todo organizado por mama… pienso que… no seria una mala idea ir—” Respondi, observe sonreir a mi hermana emocionada y Lucas me observaba detenidamente a los ojos.

“Organizado? Hum—” murmuro papa en voz baja, “yo sigo pensando… en ese bosque… y ustedes… piensan en divertirse alli…?”

“No se preocupe… hmm, estaremos en casa de mis tios, ellos son muy cordiales y… disfrutaremos de este largo fin de semana todos… en familia,” dijo Lucas observando a papa, con una timida sonrisa, “a mi tio le gusta pescar y… pienso podrian hacer una buena amistad,”

“Vamos a la cocina Lucas, dejemos a papa tranquilo,” dijo Annie, sonriendo, llevandolo del brazo a Lucas.

Yo, observaba a papa, algo lo tenia confuso en su silencio, no entendia por que papa se sentia de esta manera y decidi tambien dejarlo en su reflexion, me levante para ir a mi dormitorio, iniciaba a jugar mi equipo de basketball preferido.

Hoy, pude observar que algo habia roto la cotidiana de mi familia…

CAPITULO 3

Aquella mañana, tomabamos el desayuno con mama, Jess no quizo bajar y papa aun seguia en su dormitorio.

Mama, respondia los mensajes de su amiga al celular mientras saboreaba su desayuno, era el momento que mas le emocionaba y por supuesto, charlar en las noches en su adorado comodo sillon.

Yo, en silencio -como de costumbre- comia lentamente mi desayuno.

Mi madre, habia preparado el termo de cafe y la canasta con sandwiches, galletas, panecillos y queso -los preferidos de papa- para el viaje.

“Robin, no olvides en preparar tu maleta, debemos estar listos para las 11 am, viene Lucas con Annie,” dijo mama terminando de deleitarse su desayuno.

“Si mama, no te preocupes,” respondi levantandome de la mesa, habia ya terminado mi desayuno. Me dirigi a mi dormitorio, para terminar de arreglar mi pequeña maleta -la habia usado en mi unico campamento del colegio-  cuando podia sentir los llantos de Jess en su dormitorio, sabia que no era nada alegre para este viaje familiar. Encendi mi computadora para terminar mi juego electronico y pasar las horas, cuando senti los pasos lentos de papa caminar por el corredor y bajar las escaleras, mama, organizaba todo para el viaje, podia sentir su voz apresurada, llamaba a su perrita Chihuaha, papa seguia en silencio.

Decidi, cerrar la puerta de mi dormitorio para concentrarme en mi juego, las horas pasaron muy veloz, cuando senti tocar la puerta de mi dormitorio, era mama, “Robin, estas listo?” Pregunto, luego mama toco la puerta de Jess y pregunto lo mismo, “Jess, estas lista?”

Se sentia los pasos de mama bajando las escaleras, apague mi computador y pense era el momento de prepararse, tome mi casaca, la gorra de mi equipo de basketball -regalo de papa- tome mi pequeña maleta, en el bolsillo de mi casaca puse mis audifonos para escuchar la musica desde mi celular y pense tenia todo. Sali tranquilamente de mi dormitorio, en el dormitorio de Jess era todo en silencio, baje las escaleras y observe a mama llevar su maleta al auto de papa, ella tenia su enorme bolso al hombro -donde estaba su perrita- mama observaba su enorme relog de pulsera y el relog de la casa, estaba controlando el tiempo que llegaria Annie y Lucas. Papa salio a paso lento del comedor hacia el hall de entrada, luego entro a la sala en busca de algo y fue en busca de su casaca y sombrero, no hizo ningun gesto de alegria.

“Vamos Robin… ya llegaron!” Exclamo mama, “apurate Jess!” Gritaba mama,

desde la puerta de la casa, mientras arreglaba su fulard y sus enormes lentes.

Papa cruzo por mi lado y dijo, “vamos al auto, hijo,”

Camine detras de papa, llevando mi maleta, observe el auto de Lucas, Annie nos saludo alegre con la mano, papa solo los observo y siguio en direccion a su auto. Yo, respondi con la mano y puse mi maleta en la parte trasera del auto, luego me sente en el auto, aun estaba medio dormido -era viernes- y era casi las 11am, habia sido una semana larga en el colegio, los viernes eran siempre aburridos en casa, yo solo jugaba con la computadora.

Habia iniciado el frio del Otoño y inicio a llover delicadamente, se podia sentir la humedad en el aire, pense, “quizas el clima de montaña seria seco y nos haria bien a todos este fin de semana,” cuando inicio Jess a gritar desde la puerta y mama jalandola hacia afuera, pudo cerrar la puerta,

“Noo quiero ir, noo! No quieroo!” Gritaba furiosa Jess, entre lagrimas.

“Ve al auto Jess… ahora!” Grito mama muy seria.

Annie, llamo a Jess para que vaya en el auto con ella.

“Ooh! Esa muchachita… cada vez esta mas rebelde y engreida… desea hacer siempre lo que ella se imagina, sin respetarnos!” Dijo furiosa mama, mientras entraba en el auto con su perrito -quien gemia como si presintiera algo- o quizas no le gustaban los viajes en auto, pense, cuando el auto de Lucas avanzo

por delante de nosotros, haciendo señas con las luces de su auto, fue cuando papa puso en marcha su auto para seguirlo.

“Esta lluvia ha iniciado hacerse mas fuerte querido… ve despacio, por favor,” dijo mama, abrazando a su perrita que seguia gimiendo de miedo.

Papa, seguia en silencio no respondio a mama, solo fumaba su pipa lentamente y seguia el camino que Lucas indicaba, las parabrisas del auto se movian rapidamente, la lluvia iniciaba a caer fuertemente.

“Me has escuchado, querido?” Pregunto mama.

“Si… ya te escuche querida… y escuche tambien a todos los demas—” respondio papa serio, “yo, aun sigo pensando en ese… Bosque,”

“Tonterias querido!” Dijo mama, “son puras leyendas!”

Mama, encendio la radio buscando la estacion de musica Jazz -que gustaba a ambos- yo, iba en el asiento de atras y pense, era el momento de ponerme mis auricolares y escuchar mi musica, observaba desde mi ventana el camino, observaba que nos alejabamos de la ciudad y pensaba, “de que cosa mi padre estaba tan preocupado.”

Nuestro camino, inicio hacerse mas angosto y daba la impresion que

estabamos subiendo y dejabamos atras la ciudad, no se distinguia bien el camino, los arboles eran mas altos y cubrian la luz que poco a poco era mas debil.  Mama, abrio su canasta de pic nic, ofrecio cafe caliente a papa y a mi, yo acepte y papa rapidamente bebia su cafe -manteniendo con la otra mano el timon del auto- mama saboreaba un sandwich y daba un pedazo a su perrito, que seguia gimiendo de miedo, mama me ofrecio sandwich y acepte, papa prefirio solo beber el cafe. Termine mi sandwich y cafe, luego me recoste en el asiento, cerrando mis ojos, deseaba concentrame en la musica aunque, si seguia muy curioso pensando, “que cosa papa hablaba, que cosa le preocupaba tanto, que cosa era lo que se decia de aquel bosque,”

CAPITULO 4

Sentimos que papa freno bruscamente el auto, mi mama dio un grito y su perrito seguia gimiendo de miedo, abri mis ojos asustado, me sente rapidamente a observar que cosa habia sucedido, cuando observe a papa fuera del auto dirigiendose hacia el auto de Lucas, mama salio del auto rapidamente -dejando a su perrito en el auto- movia sus manos nerviosamente, hablaban con Lucas y Annie, podia distinguir la cabeza de Jess, que se mantenia inmobil dentro del auto de Lucas. Pasaron unos instantes, luego Lucas hablaba por su celular y mis padres regresaban al auto, la lluvia era mas fuerte y se sentia mucho frio.

“Que cosa sucedio… papa?” Pregunte muy preocupado.

“Lucas… metio la rueda de su auto en un hueco y se ha encastrado!   Podriamos jalar su auto, pero el dice llamara a su aseguracion… hmm… pero, no logro ubicar a ninguno al telefono, asi que penso en llamar a sus tios… para que lo ayuden—” Dijo papa preocupado, iniciando a encender su pipa.

“Pero… como no vio el hueco Lucas…!” Dijo mama muy nerviosa, cogio su canasta de pic nic, puso el termo, sandwichs, panecillos y lo llevo al auto de Lucas, luego regreso rapidamente al auto de papa.

“No iniciemos hacer problemas querida! Todos estan bien y… no sucedio nada mas grave… hum, yo frene a tiempo y esta todo bien… es otra cosa, lo que me preocupa mas en estos momentos—” Dijo papa, observando a su alrededor, el fuego de su pipa era mas rojo y afuera iniciaba a oscurecerse.

“Ni siquiera son las 3 pm y… es todo oscuro aqui!” Dijo muy nerviosa mama, mirando a su alrededor, “vendran… esos tios de Lucas? Ooh! Como es posible que no trabajen los de la aseguracion hoy? Que incompetencia!” Dijo mama, moviendo sus brazos nerviosamente.

Papa, seguia en silencio observando a su alrededor, se hacia mas y mas oscuro, inicio a caer una neblina que casi no se podia distinguir el auto de Lucas.

“Hace frio—” Dijo mama, se abrigo con su chal de lana, y abrigo a su perrito con su colchita.

“Sirveme cafe, por favor querida,” dijo papa en tono tranquilo, “Robin, deseas mas cafe?” Pregunto papa.

Yo acepte, en silencio ambos bebiamos el cafe mientras mama servia sandwich a papa, me ofrecio panecillos, pero no deseaba comer, estaba confundido y muy preocupado de lo que se decia de ese bosque, pero sinceramente, yo no sabia nada de aquella leyenda…

CAPITULO 5

“Toc    Toc    Toc.”

Alguno tocaba la luna de nuestro auto fuertemente, divisamos luces fuertes parpadear frente a nosotros. Papa, bajo la luna rapidamente.

“Hola,” dijo una pareja de ancianos -en buena forma- ambos sonreian y detras de ellos estaba Lucas.

“Hum… ellos son mis tios! Vinieron a ayudarnos… pueden seguir su auto, por favor?” Dijo Lucas, sonriendo.

La lluvia dejo de caer fuerte y inicio la neblina hacer muy densa.

“Ooh! Mucho gusto en conocerlos, gracias por venir—”Dijo mi padre, poniendo el auto en marcha.

Mi madre, solo movio su mano saludando, estaba en silencio preocupada, su perrito inicio a gemir de miedo histerico mas fuerte.

La pareja de ancianos, nos observaban detenidamente con sus ojos brillantes,

“Eh… es mejor que avanzemos ahora! No es nada seguro, estar en el medio del camino y mas aun en la montaña de noche… por favor siganme,” dijo el tio de Lucas mientras se alejaba hacia su enorme auto 4×4.

Yo pense, “como podian manejar aquel enorme auto, esa pareja de ancianos?” Observaba a mis hermanas trasladarse con sus maletas al enorme auto y luego encender sus enormes luces parpadeando -indicando seguirlos- papa fumaba su pipa lentamente. Mama habia acomodado su sillon para recostarse, abrazando a su perrito, que gemia despacio. Yo, deseaba observar algo alla afuera, era muy oscuro, no se podia distinguir nada y se sentia mas frio a medida que seguiamos subiendo aquel camino, papa encendio la calefaccion en el auto, estaba concentrado en seguir la luz del auto. Entramos por un camino serpentino, nuestro carro se bamboleaba y a los costados no se distinguia nada, solo nos guiabamos por las luces del auto de los tios de Lucas, de vez en cuando pasabamos por curvas, las enormes luces del auto alumbraba el terreno a nuestro alrededor y me parecio ver moverse algo, pero luego pense, “es solo mi imaginacion,” Mama se quedo dormida, con su perrita en brazos y tenia sus ojos abiertos de miedo. Papa, seguia en silencio fumando su pipa y yo, inicie a pensar en aquellos ojos de los tios de Lucas, tenian un brillo extraño, pense, “es solo mi imaginacion,” me acurruque en el asiento, sintiendo el auto subir mas alto por el camino y cada vez mas oscuro alla afuera.

CAPITULO 6

“Querida! Hemos llegado!” Dijo papa, despertando a mama.

“Ooh… al fin llegamos!” Dijo mama, observando a su alrededor, cogio la canasta de picnic y su bolso -con su perrito muy nerviosa- mama le hablaba con amor, para calmarla, pero sus ojos asustados del perrito, nunca lo habia observado de esta manera. Papa, en silencio abrio la puerta del auto, caminando hacia la parte de atras, para sacar nuestras maletas, “Robin, ven a darme una mano… por favor!” Dijo papa.

Sali rapidamente ayudar a papa, el enorme auto aun tenia sus luces encendidas y mis hermanas con Lucas caminaban hacia la enorme casa, yo ayudaba a papa y mama iba por delante con su perrito, que inicio a aullar histerico de miedo.

“Pobre pequeñito! No le gusta este lugar… ya, somos dos!” Dijo papa en voz baja, no deseaba ofender a los tios de Lucas.

Yo, cargaba mi maleta y una bolsa de mama, pude observar las enormes luces en el portal de la puerta de entrada, pero todo alrededor de aquella casa era muy oscuro. Subimos unas escaleras de tres peldaños para divisar una enorme terraza, nos diriguimos hacia la enorme puerta de madera tallada, todo el terrazo estaba muy bien alumbrado, desde el portal de entrada la anciana pareja con una sonrisa nos observaban y daban la bienvenida, “bienvenidos, por aqui por favor… siganme por aqui,”

La tia de Lucas, una anciana mujer de mediana estatura, sus brazos y piernas eran delgadas y tenia una barriga grande, pense, “su cuerpo no era proporcionado,” sus ojos ocuros y brillantes, su enorme sonrisa mostraba unos dientes perfectamente blancos y pense, “serian postizos?” sus largos cabellos oscuros eran atados en su nuca y vestia un gracioso vestido color morado con negro y pense, “seria su vestido de Halloween?” Su esposo, era de estatura baja y delgado, usaba lentes, sus ojos eran muy astutos y rapidos.

Lucas estaba con mis hermanas y sus maletas en el hall de entrada, sus tios sonreian observandonos, cuando eramos todos en el hall, nos invitaron hacia una enorme sala, se podia sentir muy caliente, su enorme chimenea estaba encendida y decorada con algunos adornos de Halloween, rapidamente los tios de Lucas nos invitaron a seguirlos, “por favor siganme, les mostrare sus dormitorios,” dijo el tio de Lucas sonriendo timidamente, cruzo la enorme sala dirigiendose hacia un pasadizo mas angosto, para luego llegar a un pequeño hall, donde habian solo puertas -no habia ventanas- sinceramente no habia

visto ventanas dentro de esa casa. El tio de Lucas, abrio la primera puerta y nos dijo, “estos, son los dormitorios y los baños, por favor… sientanse comodos, ahora ire a la cocina ayudar a mi esposa, imagino estaran ustedes con hambre… el camino fue muy largo,” con su timida sonrisa el tio de Lucas, se retiro por el mismo camino.

“Lo siento mucho por lo sucedido—” Dijo Lucas.

“No te preocupes Lucas, no sucedio nada grave,” respondio papa, observaba todo a su alrededor.

“Bueno! Cual es nuestro dormitorio?” Pregunto mama ansiosa, estaba con el rostro cansado del viaje, y su perrito observaba todo con miedo.

“Mama… elige tu, por favor!” Dijo Annie, mientras abrazaba a mama.

Jess, estaba en silencio desde un angulo, mirando el piso, con su maleta en mano.

“Mmm… bueno, si es asi, veamos… prefiero el primer dormitorio, cerca al baño,” dijo mama, cogiendo su maleta y su enorme bolso con su perrita.

“Bien mama… eh… nosotros tomaremos este, ustedes chicos eligan su dormitorio,” dijo Annie.

Jess, en silencio cogio su maleta y entro en la puerta, detras de ella.

Yo, tuve que elegir el mio. Mis padres, entraron a su dormitorio y papa -murmuraba algo a mama- que yo no podia escuchar bien. Mi hermana Jess, rapidamente cerro su puerta. Mi hermana Annie, sonriendo entro a su dormitorio con Lucas y dejaron la puerta semi abierta. Yo, entre al mio y pude notar que eran dormitorios simples y no muy grandes, tenia lo necesario y… una pequeña ventana protegida por fierros soldados a su exterior, “Por que harian esto los tios de Lucas, roban aqui?” Pense. Intente observar desde la pequeña ventana hacia afuera, pero no tuve suerte en ver nada, entonces decidi en abrir mi maleta para colgar mi ropa en aquel pequeño closet, observe a mi alrededor y no habia otros objetos, solo el closet, la cama y una mesita con una lamparita junto a la cama. Me quite mi casaca y la colgue en el perchero de la puerta junto a mi chalina y gorro, decidi recostarme encima de la cama y observaba el dormitorio, la casa estaba construida en un antiguo diseño todo en madera y sin decoraciones, a comparacion de mi casa que era todo excesivamente decorado -a mama le gustaba siempre poner una nueva decoracion en casa- observaba todo cuando me parecio ver algunas sombras afuera de la ventana que se reflejaba en la pequeña cortina de la ventana y, luego en el techo del dormitorio, “Quizas sea papa o Lucas en el auto?” pense,

me puse los audifonos y intentaba cerrar los ojos para concentrarme en la musica, pero algo no me permitia concentrarme y no sabia que cosa era, nunca habia sentido estas ansias, cuando alguno toco la puerta del dormitorio,

“Robin, la cena esta servida,” dijo Annie sonriendo.

Me levante rapidamente de la cama, me quite los audifonos, tenia hambre, aunque si el sandwich de mama fue delicioso y reconfortante en el viaje. Me dirigi hacia la mesita para apoyar mi celular y los audifonos, cuando volvi a presentir ser observado por alguno o algo alla fuera, me asome nuevamente a la pequeña ventana, sin lograr ver nada, mi ansiedad volvio hacer mas aguda,

cuando decidi salir de aquel dormitorio, mis padres conversaban con Lucas y Annie en el pequeño hall, mi padre murmuraba en tono bajo algo con Lucas, que no podia escuchar bien. Mi hermana Jess, con su rostro serio inicio a caminar detras de mis padres que iniciaron a seguir a Lucas en direccion a la cocina, yo caminaba en silencio, observando toda la casa, pense, “algo en ella me ponia muy ansioso,” no tenian ningun adorno, no cuadros, no aparadores, el piso era de madera, observe que solo tenia lamparas en el techo, no habia espejos ni sillones en el hall, avanzamos hasta llegar nuevamente en aquella grande sala para dirigirnos al paralelo sentido, que nos guiaria a una enorme cocina y comedor -todo junto- en la cocina se cocinaba algo, era enorme igualmente sus ollas, y pense, “en las casa de montaña serian asi?” Igualmente no habia cuadros, ni adornos y su unica pequeña ventana tenia fierros, en el piso habian grandes canastas de paja llenas de manzanas, papas y maiz, la enorme mesa rectangular y sus pesantes sillas de madera, sin mantel ni decoraciones, pense, “quizas era yo muy abituado a los adornos de mama en casa,” observe el techo y era la misma decoracion del dormitorio, con una enorme y unica lampara al centro.

CAPITULO 7

“Bienvenidos a nuestra casa! Somos muy felices de su visita,” dijo el tio de Lucas, invitandonos a sentarnos a su mesa, su esposa -estaba cocinando algo- ella nos hizo un timido saludo con su mano, mientras seguia cocinando y observaba uno -de sus tres grandes hornos que preparaba algo- luego ella, saco unas grande fuente horneada y lo apoyo rapidamente en el centro de la mesa, su esposo la ayudo con la siguiente grande bandeja, luego su esposa apoyaba papas horneadas y maiz, el padre apoyo una especie de pan hecho en casa, y una jarra ceramica que contenia jugo caliente para las carnes, su esposa trajo copitas con una botella de vino y luego se sento junto a su esposo sonriendo, su esposo inicio a servir el vino, la esposa nos invito a servirnos la cena.

Yo, me acerque curioso para ver la fuente -ese guiso no tenia aroma- no tenia papas y la carne era mas oscura y en pedazos grandes, era un guiso muy diferente al cual mama nos cocina en casa, este no tenia arvejas ni zanahoras.

Mi padre, se servia su plato y ofrecia a mama. Jess, observaba la comida sin hacer ningun signo de expresion. Mi hermana Annie sonreia con Lucas, ambos iniciaron a comer.

“Este guiso… es muy extraño, disculpe,” dije y senti la mirada de los tios de Lucas y de mi hermana Annie,

“Hijo, no seas indiscreto… por favor—” Dijo papa.

“Oh, no te preocupes! No es una indiscrecion, este guiso es de… venado,” dijo el tio de Lucas, con su timida sonrisa.

“Esta semana se cazo el venado, su carne… es aun fresca,” dijo la esposa, mientras saboreaba el guiso.

“Venado?” Exclame con sorpresa, vi los ojos de mi hermana Jess agrandarse de temor.

“Hijo por favor—” Dijo papa.

“Oh… no te preocupes! La gente de ciudad come muy diferente a nosotros… de montaña,” dijo el tio de Lucas sonriendo, para luego observarme con sus agudos y brillantes ojos.

Yo, empuje el plato con mis dedos, “disculpe, prefiero comer las papas y maiz,”

Mi hermana Jess, hizo igual y ambos iniciamos a comer.

“Tio, tu guiso… esta muy delicioso!” Dijo Lucas, mientras saboreaba su plato,

“Si deseas… puedo… prepararte otra cosa de comer?” Pregunto la tia de Lucas, con su mirada brillante y penetrante,

“Un sandwich… por favor—” Respondi, mientras comia el maiz.

“Te gusta la salchicha?” Pregunto la tia de lucas

“Oh si! Muchas gracias,” respondi.

La tia de Lucas, se levanto de la mesa para dirigire a su enorme refrigerador y preparar el sandwich.

Para mi desgracia, tenia un sabor muy extraño este sandwich y volvi a preguntar, “hum… disculpe… pero esta salchicha es extraña—”

“Robin…!” Murmuro papa.

Yo, note que papa jugaba con la cuchara y, no comia mas aquel guiso.

“Es… salchicha de ardilla,” respondio el tio de Lucas.

“Ardilla!” Exclame sorprendido.

“El pate’ de ardilla… es igual al del conejo o oca, es muy delicioso!” Dijo la tia de Lucas, sonrio y siguio disfrutando de su estofado.

“Noo no! Disculpen, pero ya no tengo mas apetito—” Exclame con un gran disgusto en mi boca.

Mi hermana Jess, habia terminado su porcion de maiz y papas, en silencio observaba a cada uno de los presentes en la mesa.  Annie, habia terminado su pequeña porcion de estofado. Lucas, iniciaba a servirse su segunda porcion.

Observe, el plato de papa y mama, no habian avanzado mas su guiso y ambos

comian pedazo de pan y queso.

“El queso… esta delicioso,” dijo mama.

“Gracias! Es lo unico, que compramos en la ciudad, cuando bajamos de la montaña,” dijo sonriendo timidamente el tio de Lucas.

“Ustedes tienen hijos—” pregunte.

“Claro que tenemos hijos!” Respondio la tia de Lucas, “son nueve y ya soy abuela de muchos nietos! Ellos viven en la montaña y alrededor, cada uno hace su propia vida en sus casas… nos visitan los Sabados.”

“Ooh—” respondi, sintiendo la mirada fria y brillante de aquella mujer.

“Porque… la gente… teme al Bosque Izzu?” Pregunte curioso.

Cuando se hizo un silencio entre todos.

Algo en mi pregunta, habia hecho poner nerviosos a los tios de Lucas, que decidieron cambiar el tema de la charla rapidamente, “desean servirse te caliente?” Pregunto la tia, “es de hierbas naturales, lo desean con una rodaja de limon?”

Mis padres no aceptaron, siguieron bebiendo el vino, junto con Annie y Lucas. Yo y Jess, aceptamos el te caliente.

CAPITULO 8

La tia de Lucas, se levanto de la mesa para preparar el te de hierbas, en una enorme tetera de ceramica antigua, mientras el esposo recogia los platos de el y de su esposa, que habian terminado su cena.

“Aun puedo recordar la cara de Annie… cuando probo mi sopa de ranas, en casa de Lucas! Jaja,” dijo el tio de Lucas sonriendo, bebia su copa de vino en la mesa.

“Sopa de ranas?” Exclamo mama, observando con sorpresa a mi hermana, que tenia sus mejillas sonrojadas.

“Es la especialidad de mi tio!” Dijo alegre Lucas.

“El souffle de huevos de ocas, cuando es temporada aqui vienen muchas ocas a la montaña… y son muy sabrosas!” Dijo la tia de Lucas.

Observe la mirada de sorpresa de mis padres.

“Mi familia es de ciudad y… ellos… no son abituados a diferentes comidas… hum, no desean menospreciar su cocina, solo que.—”(fue interrumpida).

‘Ooh! No te preocupes Annie querida! Nosotros igual, no somos abituados a comer su comida! Jaja,” sonrio la tia de Lucas con sus brillantes ojos.

“Pienso… que nuestra comida es mas sabrosa, tierna y muy variada!” Sonrio el esposo, observandonos a cada uno de nosotros.

Mama y papa, no respondieron, quizas no entendieron o algo los hizo estar en silencio. Mi hermana Jess, inicio a jugar con su celular, a chatear con sus amigas. Mi hermana Annie, hablaba en voz baja con Lucas, que seguia comiendo su estofado.

“Que cosa sucede con este Bosque… Izzu? He escuchado hablar a papa, de una Leyenda…?” Pregunte nuevamente.

Hubo silencio en la mesa.

Senti la mirada de papa con sorpresa, quizas no imagino volviera a preguntar. Lucas, me observo serio.  Annie muy confundida. Mi madre ,empujo su plato con sus dedos en señal de haber terminado, nerviosamente se limpio sus labios y observo a papa.

“Eh… hum… es muy poco para hablar de esto… sinceramente, son solo leyendas!” Dijo en tono bajo el tio de Lucas, observando a su esposa que tenia su mirada brillante fija en mi, esa mirada que me hacia recordar algo, pero no me recordaba a que cosa. La tia de Lucas, se levanto de la mesa y retiro los ultimos platos.

“Mmm… es una leyenda muy antigua de este Bosque Izzu… eh, se dicen

muchas cosas de aqui… pero… aun nadie o mejor dicho ninguno… lo ha podido confirmar,” dijo en tono bajo, el tio de Lucas, “hmm… pienso que es una leyenda… para atraer mas turistas… al Bosque Izzu,” sonrio timidamente el tio de Lucas, mientras bebia su copa de vino y me observaba fijamente, pude lograr ver el mismo brillo de ojos que el de su esposa,

“Son solo leyendas! Jaja,” sonrio Lucas, iniciando a ofrecer vino a mis papas y a mi hermana Annie.

Mi hermana Jess y yo, bebiamos el te caliente, observaba mi taza y me dio la impresion de ver algo se movia al interno, luego pense, “quizas sean las hierbas del te.”

“Eh… y es tu primera ves, en el bosque Izzu?” Pregunto el tio de Lucas a mi padre, observandolo.

“Bueno… si! Es… nuestra primera vez que venimos a este lugar, normalmente nosotros vamos a un club privado o viajamos a otra ciudad—” Dijo papa en tono bajo.

“Aha! Tu no has vivido la realidad de la Naturaleza… al vivo!” Dijo sonriendo el tio de Lucas, observando a mis padres.

Mama, seguia en silencio.

“De noche es peligroso… como en todo lugar,” dijo la tia de Lucas, que lavaba los platos, “por este motivo, tenemos cerrandas de fierro en las ventanas… por seguridad.”

“De noche… cerramos las ventanas, es… mas seguro,” dijo el esposo, que se levanto de la mesa para ayudar a su esposa en el trabajo de cocina.

“En todo lugar existen los peligros! En casa de mis padres, siempre roban por las noches en tiempo de fiestas, quizas, por esto ellos no salen mucho de casa,”

sonrio timidamente Lucas, mientras abrazaba a mi hermana Annie, que tenia su mirada en confunsion.

“Por esto… no tienen muchas ventanas Ustedes? Como en las casas normales!” Dije y no hubo respuesta, cambiaron nuevamente el tema de la conversacion, invitandonos ir hacia la sala.

CAPITULO 9

El tio de Lucas, caminaba por delante hablando con mis papas. Lucas y Annie, caminaban detras de ellos.

Jess me pregunto,

“podre ir al dormitorio?”

“Eh… pienso… que si, Jess.”

“Yo, voy al dormitorio… buenas noches a todos,” dijo Jess, con el celular en mano, se dirigio a su dormitorio, y se sintio cerrar la puerta.

Aquella enorme sala, no tenia nada en especial, comfortables sillones, no habia lamparas, solo una enorme chimenea, ninguna decoracion en sus paredes, solo algunos adornos de halloween encima de su chimenea y nada mas. Mama y papa, estaban abrazados en el sillon calentandose cerca a la chimenea. Se inicio a sentir un aire muy frio alrededor. Lucas, nos ofrecio vino o te caliente. Mi hermana Annie, observaba los enormes pedazos de tronco quemarse en la chimenea en silencio.

“Me comento Annie, que… te gusta pescar?” Pregunto curioso el tio de lucas a papa.

“Eh… si! Ciertamente en la ciudad, tenemos un lago artificial donde comparto con amigos algunas horas de relax,” sonrio papa, bebiendo de apocos su te caliente.

“Aqui, frente a la casa, tenemos un enorme lago privado, pienso te gustara la idea de poder compartir una buena pesca!” Sonrio el tio de Lucas.

“Mmm, buena idea—” Respondio papa.

Hubo silencio.

Habia una cierta tension en la sala, quando sentimos el fuerte ladrido desesperado de nuestro perrito chihuahua.

“Aah! Mi bebe… me esta llamando—” Dijo mama, terminando rapidamente su taza de te.

Cuando sentimos el alarido de horror, desesperacion y dolor de nuestro perrito chihuaha, nos hizo sentir un vibrido de horror y miedo, nunca lo habiamos escuchado de esta manera, mama se alzo muy nerviosa del sillon y salio corriendo desesperada hacia el dormitorio.

“Hoy nuestro perrito… ha estado muy extraño todo el viaje… hum, que cosa habra sucedido?” Dijo papa preocupado, pidio disculpas y se alejo hacia el dormitorio.

En la sala quedamos Annie, Lucas, su tio y yo. El tio de Lucas, siguio bebiendo

su copa de vino. Lucas hablaba en voz baja con Annie, que estaba muy confundida y nerviosa.

Cuando sentimos los gritos histericos de mama.

Corri hacia el dormitorio y mama estaba sentada en la cama gritando desesperada con lagrimas en sus ojos, papa muy confundido intentaba consolarla, yo observaba todo alrededor sin saber que habia sucedido alli.

“Mama! Que cosa sucedio? Pregunto Annie desde el umbral de la puerta, detras de ella estaba Lucas y su tio, inmoviles observando la escena.

“Alguno… se llevo a mi bebe! Ooh noo! Por favor!” Gritaba de dolor y desesperacion mama, agarrando la colchita de nuestra chihuaha.

“Como… que alguno… se la llevo?” Pregunte.

“He buscado en el closet! En las maletas! Y en la cama! Sin encontrarla—” Exclamo papa, observandonos con sus ojos llenos de confusion.

Cuando el tio de Lucas, señalo la pequeña ventana y pregunto, “pero… porque dejaron la ventana abierta… ustedes?”

“Quizas… algun animal del Bosque entro—” Dijo Lucas, abrazando a mi hermana Annie, que estaba mas confundida.

“Pero? Si tiene rejas pequeñas la ventana! Es imposible que entre… un animal por esa ventana!” Respondi, observando la ventana.

“El cuerpo de nuestro perrito… no es muy grande y? Quizas vio algo… afuera y salio detras! No no lo se! Estoy confundido—” Dijo papa abrazando a mama.

“Mi pobre bebe! Mi bebe! Esta solo en ese bosque! Con este frio… Ooh noo!”

Lloraba histericamente mi mama.

“Es… muy oscuro afuera para buscarla ahora! Ni con las antorchas lograriamos encontrarla! Deberiamos esperar hasta mañana,” dijo el tio de Lucas, observando la escena.

“Mañana? Noo no! Noo! Por favor, no!” Grito mama histerica, “mañana… estara muerto mi bebe!”

Yo, camine lentamente hacia la ventana y no habia rastro de fuerza o de haber sido roto los vidrios de aquella pequeña ventana, estaba totalmente abierta y el viento helado movia las cortinas, observe hacia afuera, era todo muy oscuro, cuando senti algun sonido en la hierba cerca a la ventana, como si se arrastrara alguno, mis ojos curiosos buscaban algo, pero no podia distinguir que cosa era.

“Que has sentido Robin? Esta alli mi bebe? Dime!” Pregunto mama.

“Hum… no lo se mama! Senti algo en la hierba—” Respondi, mirando hacia la oscura noche.

El tio de Lucas me observo y respondio, “los vientos del bosque y de la montaña, siempre hacen rumores extraños de noche…”

“Mi bebe! Noo, no por favor… noo!” Lloraba mama desconsoladamente.

“Es mejor… que nos retiremos, no podemos hacer nada en este momento, mañana iremos en su busca,” dijo el tio de Lucas, despidiendose y alejandose.

“Es mejor… dejar a papas solos! Por favor, tienes algun calmante para mama?” pregunto Annie a Lucas.

Yo, observaba por aquella ventana, mi corazon palpitaba con mucha angustia.

“Ve a descansar Robin! Yo, estare aqui con mama… necesita descansar ahora,” dijo papa en voz baja, mientras ayudaba a mama a recostarse en la cama.

“Por favor cierra tu ventana y… igual, dile a Jess,’”dijo papa.

“Si papa… tienes razon… buenas noches,” respondi, saliendo del dormitorio y cerre la puerta, estaba todo en silencio en el hall, no se lograba sentir los rumores de los otros dormitorios, mi mente aun estaba muy confundida, por lo sucedido.

CAPITULO 10

No sabia, si Annie y Lucas estaban en sus dormitorios. Me dirigi al dormitorio de Jess, abri cuidadosamente la puerta, y estaba ella durmiendo con sus audifonos, observe que su ventana estaba cerrada. Cuando, senti un murmureo de voces a la distancia, no se escuchaba muy bien, decidi caminar despacio por aquel estrecho pasillo en direccion hacia la enorme sala, pero no habia ninguno alli, la grande chimenea estaba aun encendida -dando mucho calor a toda la casa- cuando segui escuchando esas voces bajas, que hacian leves murmuros, camine hacia la puerta de entrada y estaba cerrada, observe luz en la cocina, camine sin hacer rumor con mis zapatillas, hacia el umbral de la puerta, pudiendo escuchar el murmureo de voces, eran los tios de Lucas, hablaban en un idioma que no entendia, “o quizas sea el dialecto de la gente del bosque,” pense, cuando senti su silencio, y presenti que quizas ellos sabian que alguno estaba espiandolos, senti arrastrarse algo en el piso, nuevamente aquel sonido que senti en la ventana de mama, asi que era mejor regresar sin hacer rumor, y me dirigi a mi dormitorio rapidamente con mi corazon palpitando muy fuerte, no sabia por que sentia ese temor y ansias, cerre la puerta velozmente, y fui hacia la ventana para cerrarla cuando observe movimiento alla afuera nuevamente, me parecio ver algunas tenues luces y pense, “quizas era todo mi imaginacion o el ansia de encontrar nuestra perrita.” Los llantos de mama, los ojos brillantes de los tios de Lucas, la indiferencia de ellos en ir a buscarla, muchas cosas giraban en mi cabeza y muchas cosas no entendia yo bien, porque aun no era adulto para entender ciertas situaciones como esta. No me puse mi pijama -por que estaba decidido en ir a buscar nuestra perrita apenas sea de dia- apague la luz y me acerque nuevamente a la ventana, detras de la cortina, no se podia ver nada, habia caido la neblina densa de la noche profunda y no se lograba ver la luz del portal de la casa ni el auto de papa, solo pensaba, “Pobre perrita, estara muriendose de frio alla afuera,” suspire. Sali del dormitorio hacia el baño, era tan extraño como toda la casa, no tenia ventanas, un pequeño espejo que podia solo ver la cuarta parte de mi rostro y una pequeña ducha sin cortinas, nada de decoracion y solo habia jabon de manos y una pequeña toallita, saque mi cepillo de dientes y la crema para limpiar mis dientes, observandome en el espejo, hacia esfuerzo en intentar observar mi rostro o parte de mi rostro, note que el espejo no era bueno, se reflejaba partes de mi rostro deformadas y pense, “porque usarian estos espejos?”

Sali del baño hacia el dormitorio, cuando nuevamente, crei sentir aquel sonido de arrastrarse algo en el piso, observe a mi alrededor y no habia ninguno, entre rapidamente al dormitorio, observe todo a mi alrededor y solo me quedaba recostarme encima de la cama, me cubri con la colcha y me puse los audifonos, deseaba concentrarme en la musica, deseaba en ese momento no pensar mas en lo ocurrido, sentia nuevamente aquella ansias, cuando, en el el techo del dormitorio, se reflejo una enorme sombra, hacia movimientos lentos, parecia que rascaba algo despues me parecio ver movimientos bruscos y unirse a otras sombras, caminaba como encongido, como si fuesen insectos o moscas, pense, “que cosa estoy imaginando, son solo animales del bosque.” Recorde a mi perrito, volvio la confusion en mi mente, puse mas volumen a la musica y cerre mis ojos…

CAPITULO 11

Amanecio, y senti los rayos de la luz en mi rostro, me levante rapidamente, apague la radio y me quite los audifonos. Observe mi relog y eran casi las 7 am, fui hacia el baño para lavarme la cara y los dientes, en el hall todo estaba en silencio y pense, “es mejor dejar a papa y mama descansar, Jess no podria ayudarme en nada, y no queria disturbar a mi hermana Annie y Lucas.”

Entre al dormitorio, para agarrar mi gorra, chalina y guantes, busque en mi maletin la antorcha de manos, en mi mente solo estaba la idea, de ir en busca de mi perrito, mi corazon latia fuertemente, camine sin hacer rumor con mis zapatillas en direccion a la sala -no habia ninguno- luego me dirigi hacia la puerta de entrada, cuando alguno, me hablo a la espalda, era el tio de Lucas que me observaba detenidamente,

“muy temprano te has levantando hoy, muchacho.”

“Buenos dias Señor… sinceramente… no he podido dormir bien, con la perdida de nuestro perrito,”

“Hum… imagino muchacho, pero… al menos come tu desayuno hoy,” dijo el tio de Lucas, invitandome ir hacia la cocina. Estaba hirviendo el agua en la enorme tetera, las tazas y platos estaban en la mesa y habian preparado huevos revueltos, tocino, salchichas y jugo de naranja.

“Buenos dias! Eres el primero en levantarte hoy, he preparado el desayuno de la ciudad, espero… les guste?” Sonrio la tia de Lucas.

“Te sirves te o… cafe con leche?” Pregunto el tio de Lucas.

Yo, observaba aquellos ojos oscuros y brillantes de la tia de Lucas, parecia que no tenia pupilas “que cosa estoy pensando,” me decia a mi mismo, cuando respondi,

“Solo… jugo de naranja… gracias,”

“No comes nada mas…?” Pregunto el tio de Lucas, mientras se servia aquel te extraño.

“Eh… n no! Es que… estoy muy preocupado por mi perrito, señor,”

“Ooh! Imagino—” Dijo la tia de Lucas, sentada frente a mi, con sus ojos oscuros y brillantes, parecia que no parpadeaba, me observaba detenidamente como un animal a su presa, lo habia visto en los programas de la television, como cazaban las aves en el bosque a los pequeños ratones. Bebi rapidamente el jugo y dije, “gracias por el jugo… ahora voy a buscar a mi perrito—” levantandome de la mesa.

“Ooh!—” Dijo la tia de Lucas, sin ningun movimiento, sin decir otra palabra,

estaba sentada frente a mi con aquellos ojos oscuros y brillantes, como en espera de mi proximo movimiento, asi que camine hacia la puerta -sin darle la espalda- cuando ella se levanto de la silla y pude observar su extraña sombra en la pared, la misma que me parecio ver en la noche reflejada en el techo de mi dormitorio, asi que camine a pasos lentos y podia ver el brillante de sus ojos

encenderse mas, cuando me voltee y camine rapidamente hacia la puerta.

Me puse mi gorro, guantes y chalina rapidamente, abri aquella puerta, al salir a la terraza, di un grande suspiro por no tener la mirada de aquella mujer, pense estaba imaginando muchas cosas. Observe a mi alrededor, pensando por donde podria iniciar mi busqueda, luego pense que era muy extraño que papa y Jess sigan durmiendo, papa siempre es el primero en levantarse, seguro mama aun no se sentia bien, pense en voz alta,

“mucho silencio en esa casa,” pense, que deberia concentrarme en mi busqueda y no perder mas tiempo, imaginaba lo nerviosa y asustada que estaria nuestra pequeña perrita escondida, me dirigi hacia la ventana del dormitorio de mis papas, su ventana estaba cerrada, observe la distancia que habia entre la ventana y el auto de papa, con la puerta de entrada y pude observar que estaba mas cerca a la maleza del bosque que al camino.

Me acerque a la ventana -sin desear hacer rumor alguno- con mi antorcha encendida buscaba trazos de huella de animal y no encontre ninguno, entonces pense, “si nuestra perrita salio detras de alguno, debio dejar sus pequeñas huellas, pero no habian ninguna,” camine alrededor de la ventana y me aleje un poco, quizas podia encontrar algo, pero no habian huellas. Volvi acercarme a la ventana y observe desde su inicio y en la pared no habian señales de sus uñas -si fue arrastrada hacia afuera- y me preguntaba, “como salio sin dejar huellas y como la pudieron sacar afuera, si alguno la robo?”

Nuevamente observe detenidamente la hierba y maleza y encontre señales de tela de araña y pense, “araña, no podria cargar a mi perrita, se necesitaba algo con mas de fuerza,” mi mente imaginaba ideas como, “habria podido ser una larga serpiente, para poder entrar por aquel pequeño espacio de la ventana y sacar a mi perrita,” habia visto estas peliculas de ciencia ficcion. Camine hacia la maleza, era dificil caminar por aquel espacio estrecho entre ramas y ramas secas, solo volando por los arboles se podria entrar al bosque por alli, asi que pense en ir por la otra direccion osea el camino de entrada, donde estan los autos. Camine nuevamente hacia la entrada, cuando escuche un rumor de arrastrarse algo en las hojas secas del campo, prendi mi antorcha

para lograr observar algo, era todo muy tupido y solo podia ver las ramas secas y retorcidas uno con el otro, siempre con la tela de araña, observe bien y no vi rastro ni sonido de mi perrita. Regrese a la puerta de entrada de la casa, observe que era todo en calma y silencio, asi que decidi iniciar mi camino de busqueda solo, mientras me alejaba sentia el frio helado de aquella mañana en mis mejillas, hacia lagrimear mis ojos, me seque con mis guantes y observaba hacia atras -para no perder el rastro- lo habia aprendido cuando haciamos campamento en el colegio, solo podia distinguir la luz encendida de la cocina y una sombra de alguno que me observaba desde la ventana, pense serian los tios de Lucas. Sabia que no podia distraerme y perder tiempo, asi que observe hacia adelante de mi que camino seguir y elegui el camino donde no tenia maleza, caminaba siempre observando detras mio para no perder la linea hacia la casa, cuando deberia retornar. Aquel camino, daba la imprension de ir en subida, el aire frio se hacia mas intenso en mis fosas nasales y mi corazon palpitaba mas fuerte -pense debia tranquilizarme- tome aire profundo y inicie a caminar a paso no muy veloz, la presion de la subida hacia palpitar mi corazon fuerte y yo solo tenia en mente encontrar algun trazo de mi perrita. Volvi a mirar a mi alrededor, no habia ruido ni movimiento, estaba todo estatico en ese momento, voltee mi cabeza para mirar la casa y note que me habia alejado un buen trazo, no queria rendirme, no deseaba ver a mama triste, esto me dio fuerza para seguir adelante en aquel camino que se iba haciendo mas estrecho de tanta maleza y hierba seca. Miraba mis pasos -que dejaban huella- esto era bueno porque podia regresar a la casa, segui buscando donde podria esconderse un pequeño perrito, pero no habia huecos ni pedazos de troncos -como se veia en las peliculas de los bosques- aqui, era todo maleza entrelazada entre si con ramas secas que daba la imprension de ser dedos o largas tiras que se unian entre si. No habia olor de hierba como en el parque, aqui se sentia olor de agua podrida o algo que hacia el olor muy desagradable, mas fuerte era cuando el aire se movia con mas fuerza. Habia caminado un gran trazo de camino, cuando decidi tomarme una pausa, busque en mis bolsillos si encontraba un caramelo o chicle, para calmar mi ansiedad, cuando senti algo que se arrastraba por las hojas secas muy despacio, pense seria una serpiente o quizas algun animal de montaña, me levante y el

rumor dejo de sonar, luego inicie mi camino y el sonido inicio, cuando hize una pausa brusca, aquel sonido tambien dejo de sonar, entonces pense, ser espiado por algun animal que deseaba cazarme o atacarme, mi corazon inicio a

palpitar mas fuerte y mire hacia arriba si podia treparme en alguno de esos arboles, pero eran muy altos y muy oscuros su maleza, pense, “extraño color oscuro, aquella parte alta del arbol, normalmente se puede distinguir sus ramas, como en los arboles del parque,” inicie a caminar veloz y casi evitaba hacer rumor fuerte con mis zapatillas, evitando pisar las hojas secas y pense, “pero, si todo esta rodeado de hojas secas!”  Voltee para intentar ver mi camino y no podia distinguir la casa, solo era maleza y arboles, observe a mi alrededor y el camino era casi igual. Camine algunos pasos mas, estaba decidido a no regresar frustrado de no encontrar a mi perrito, cuando logre divisar detras de aquella maleza seca, una luz, y pense, “quizas sea otro camino,” me dirigi hacia esa luz y me encontre en el centro de aquellos arboles altos, pudiendo ver dos caminos muy estrechos uno con el otro, pense, “ahora, cual camino eligo?” No habia tiempo para reflexionar, tenia a alguno detras mio y no me quedaba mas que elegir rapidamente, asi que decidi el camino que casi seguia al camino por el cual habia camino hasta aqui, cruze unos arbustos sin maleza de troncos secos, y pense, “hacia donde me dirigiria este nuevo camino?”

CAPITULO 12

Este nuevo camino que habia elegido, no era estrecho pero era en forma de serpentina, me habia olvidado de mi perseguidor o quien me estaba espiando, pensaba en el camino en donde estaba yo, porque no solo eran hojas secas sino tenia piedras grandes que me tropezaba -las hojas lo cubrian- y los troncos de los arboles se hacian mas gruesos y a su vez ocultaba la luz natural, segun mi relog eran las 11:14 am y no era de tarde para que se oscurezca esa parte del bosque, mire hacia arriba sin distinguir nada, todo era muy oscuro. Cuando pense, “hacia donde me estaba dirigiendo?, Porque me habia alejado tanto? Porque me sentia yo como la presa?” Cuando me detuve y encendi mi antorcha, haciendola girar en todo mi alrededor, aquel sonido dejo de hacer rumor y no pude ver nada, cuando pense “en regresar o en seguir mi busqueda,” me senti preocupado conmigo mismo por haberme alejado mucho del camino a casa, y pense, “quizas mama, estaba preocupada no solo por nuestro perrito sino tambien por mi,”  cuando reflexione, quizas mi perrito salio en busca de algo y se perdio en el camino, como yo en este momento, que no sabia donde me encontraba. Mantuve mi antorcha encendida y senti algunos rumores alrededor mio, pense quizas eran lobos, en los documentales se dice que los lobos circundan a su presa. Mi corazon inicio a palpitar mas fuerte y mi ansiedad tambien, cuando decidi caminar a pasos mas veloces, logrando escuchar aquel rumor mas fuerte, era como que iba detras mio de acuerdo a como yo caminaba, volvi a alumbrar con mi antorcha, todo mi alrededor y aquel sonido dejaba de sonar, cuando con la antorcha alumbre hacia arriba, alli donde estaba todo oscuro en sus densos arbustos, y algo se movio alla arriba, sus hojas caian encima de mi -por el movimiento de alguno- senti aquel rumor mas cerca de mi, parecia que estaba a pocos centrimetros de mi, pero no me dio mas miedo este rumor, sino el ver aquella escena macabra y escalofriante, alla arriba, entre el arbusto de aquel arbol, jamas vista en toda mi corta vida!

Primero, imagine seria un enorme animal oscuro, encogido y atrapando a su victima entre el arbusto de aquel enorme arbol, pero no lograba ver sus brazos, solo podia divisar un enorme bulto negro que se movia con fuerza y rapidez, me acerque mas al arbol, dirigiendo mi antorcha directamente hacia aquel bulto o animal, cuando dio un movimiento brusco y se abrio totalmente delante de mi, demostrandome su tamaño real y forma horrorosa, sus enormes y largas patas peludas se abrieron amenazantes, en forma de ataque, sus ojos brillantes -me hacia recordar la mirada de alguno- pero no habia

tiempo de pensar en ese momento, cuando dio un alarido horroroso y agudo, que hizo mi corazon latir mas fuerte al ver aquella espeluznante y enorme araña negra delante de mis ojos! Dejo a su presa -un pobre animal que estaba envolviendolo en su pegajoza telaraña- podia distinguir sus movimientos incesantes deseando liberarse de la muerte, aquella araña bajaba por el tronco directo a mi, en ese momento yo solo pense en escapar! Me voltee, y mire rapidamente hacia donde debia escapar, cuando me aturdi del miedo y del sonido espeluznante de aquella cosa venir hacia a mi, comenze a correr hacia alguna direccion, deseaba escapar de aquel alarido macabro que hacia entorpecerme con mis nervios, sentia el rumor de las hojas mas fuerte, cuando tropeze con esas rocas y cai, golpeandome mi rodilla, observe que se habia hecho un pequeño hueco a mi pantalon, toque con mi mano y sangraba un poco mi rodilla, tome nuevamente en mano mi antorcha y observe aquellas piedras, pero para mi grande horror! Aquellas no eran piedras ni rocas, sino huesos de esqueletos y craneos de animales y humanos! Senti sudar frio, sentia nauseas y me decia a mi mismo, “no puedo terminar aqui, debo encontrar una salida!”

CAPITULO 13

Inicie a correr, deseaba salvar mi vida y inicie a recordaba a mis padres, mis hermanas, nuestro perrito. Ahora entiendo como salio por aquel pequeño espacio de la ventana y me decia,”Pobre nuestro perrito, ahora ya sabia cual habia sido su fin…!” Con lagrimas en mis ojos, sabia que en ese momento, solo debia ser fuerte y sobrevivir. Corria sin vision a donde iba, solo deseaba escapar de ese horror que estaba detras mio, frente a mi estaba un enorme arbol, y pense alli podia esconderme, cuando mire con un solo ojo, que cosa tenia detras mio y pude mirar con horror, otras enormes arañas de diferentes tonalidades y tamaños! Pero, no solo caminaban esas detras de mi, sino bajaban por los arboles! Cuando alze mi mirada y alumbre con mi antorcha la parte superior de todos los arboles, pude notar como se movian al reflejo de mi antorcha, yo no podia gritar solo correr desesperadamente, hacia a donde correr si todas esas macabras enormes arañas estaban en la tierra y en los arboles, cuando senti el alarido agudo y voltee a ver, para mi desgracia era aquella enorme negra araña, parecia que sus alaridos era para comunicarse con las otras arañas, sus largas y puntiagudas patas era el rumor en las hojas secas! Me voltee para seguir corriendo cuando tropeze con alguno,

“Hey muchacho! Que te sucede?!” Dijo un policia frente a mi, sus lentes de espejo y su ropa era de un policia de carretera.

“Por favor senor policia! Saqueme de aqui! Mis padres deben estar asustados—” Dije con lagrimas en mis ojos, “yo… vine a buscar a mi perrita, se perdio ayer en la noche!”

“Ayer en la noche? Hum… y tu tambien estas perdido en este Bosque Izzu   tremenda concidencia muchacho!” Dijo el policia observandome detenidamente.

“Como dice Señor Policia? N no entiendo—”

“Muchacho! Este es un bosque magico y… tiene una leyenda en su pasado… eh si! Se dice, que una Bruja en la noche de Halloween, deseaba vengarse de la gente del contorno y creo una pozima magica… donde los humanos se convierten en enormes arañas, y salen en busca de alimento en el bosque… solo en temporada de Halloween! Aunque, si se dice que algunos les gusto la sangre viva y… se vuelven insaciables aun fuera de esta temporada de Halloween—”

“Disculpe, señor policia, pero… las leyendas no existen! Quizas sean solo arañas de bosque y… han crecido mas de lo normal! Yo, he visto

programas en television donde se dice, que existen arañas y tarantulas que sobrepasan su tamaño real—”

El policia, me quedo observando en silencio, se tomo los lentes en su mano y mostrandome sus ojos brillantes y oscuros, aquella misma tonalidad de los tio de lucas!

“Por favor! Señor policia, lleveme de regreso aquella casa junto al lago, mis padres deben estar muy preocupados, ya esta oscuriendo,” suplique, con mucho miedo y desesperacion.

El policia, no me respondio, observo alrededor y dijo, “sigueme muchacho, vamos!” Se puso sus lentes nuevamente y camino delante de mi, yo lo segui, pensando, “es policia y me llevara de regreso a casa.” Sentia el sonido de las hojas secas detras mio, no queria mirar hacia arriba, solo seguia al policia que conocia muy bien aquel camino. Logramos ver una pequeña luz entre toda la maleza y arboles, cuando llegamos a un camino donde se alejaba de aquel bosque, frente a nosotros estaba un campo seco con una casa muy vieja en el centro, daba la imprension de ser una granja deshabitada, las maderas eran viejas y algunas semi caidas. El policia camino directo a esta maleza seca, la cruzo como sabiendo a donde ir, cuando me detuve y mire hacia atras -sabia que estaban alli esas arañas- no tenia otro camino que, segir aquel policia, y pense, “quizas esas arañas, no entraban a esa casa!” Cruze aquella maleza seca pero, no era maleza seca, era suave y muy pegajoza, y me pregunte, “que cosa podria ser esto?”  Yo, seguia los pasos del policia que habia entrado en aquella vieja casa. Cuando entre, el policia estaba de espaldas hacia mi y volvio a preguntarme,

“porque muchacho! Has entrado en este bosque Izzu?”

“Le repito señor policia… he venido en busca de mi perrita, se perdio ayer en la noche, mi madre sufre mucho esta perdida y… sufrira mas si ella, no vuelve a verme,”

“Tu perrita? Y… donde sucedio esto muchacho?” Dijo el policia sin moverse de su sitio.

“Ooh… nosotros, vinimos de visita a la casa de unos familiares del novio de mi hermana… nosotros, no vivimos aqui señor,”

“Eso… lo se!”

“Nosotros, somos de la ciudad y… la familia vive cerca al lago… alla abajo,”

“Mmm, se quienes son ellos, pero, nadie te dijo muchacho, de no entrar en este bosque Izzu?”

“Sinceramente no! Yo, escuche hablar algo a papa… antes de venir pero… no se nada mas—” Respondi con lagrimas en mis ojos, “por favor, lleveme de regreso a casa!”

“Y… no sabes, como sobrevivir, a esta leyenda muchacho…”

Cuando el policia, se volteo y se quito nuevamente los lentes espejo, mostrandome nuevamente aquellos ojos! La misma mirada de los tios de Lucas y de Lucas!

“Nosotros, somos habitantes que año tras año… nos convertimos en enormes arañas, insaciables de alimento, sin poder controlarlo… es culpa de aquel maleficio, al cual no podemos evitarlo! Lo siento muchacho,”

“Como? Como dice? Que me esta diciendo usted, señor policia! N no noo! Por favor, se lo suplico… regreseme a casa, por favor!” Gritaba con lagrimas en mis ojos, cayendo de rodillas en aquel piso sucio y lleno de esa maleza blanda pegajoza.

“No podemos!” Exclamaron voces detras de mi, cuando voltee, ante mi estaban los tios de Lucas y Lucas!

“Como? Como dicen? Porque yo!”

“Tu! Has atravezado este bosque, y eres hoy parte de nosotros, no podemos dejarte libre, podias hablar a la ciudad de nosotros!” Dijo el tio de Lucas, que me observaba.

“Tus padres y Annie… podrian sospechar de mi—” dijo Lucas.

“Eres muy apetitoso… como tu perrita! Jaja” Sonrio la tia de Lucas.

CAPITULO 14

Cuando observe sus sombras reflejadas en la pared!

Me recorde, la sombra que habia visto en la casa de los tios de lucas y aquel reflejo en el techo del dormitorio, cuando iniciaron todos ellos a convertirse en enormes arañas, sus cuerpos eran brillantes, pegajozos diria yo! Sus lomos variaban de color uno con el otro pero sus ojos, si esos ojos, eran siempre iguales, brillantes y oscuros, sin pupilas! Intente correr hacia la ventana rota, cuando senti en mi rostro aquella cosa que volaba como plumas pegajozas, pero no eran plumas, era el hilo de la telaraña, que iniciaba a enrollarme!

Con mis manos intente limpiarme, y segui corriendo desesperadamente, pero mas cantidad de telaraña me enrollaba con mas fuerza y me apretaba sin piedad mi cuerpo, sentia enrollarse en mis brazos asi como en mis piernas con fuerza me daba vueltas rapidamente -sentia nauseas- cuando dejo de girarme y me volteo para lograr mirarle, su horrible rostro! Vi frente a mi a esa enorme arana negra con manchas rojas y azules fosforecentes su piel era brillante pegajoza, sus dientes iniciaron a moverse rapidamente, vi levantar sus largas y fuertes patas peludas, acercandome a su enorme boca, cuando senti un agudo punzon en mi lado derecho de mi cuerpo, el dolor era horrible -inexplicable- abria mi boca de dolor extremo sin poder gritar, porque aquella telaraña entraba en mi boca sin dejarme gritar, Auxilio,’ mis lagrimas, caian de dolor y tristeza, por que sabia que no regresaria nunca mas a casa, sabia que mi madre no solo sufriria por nuestro perrito sino tambien por mi, esto destrozaba mi corazon! Pense que hize lo que pude, pero no tuve suerte, me sentia frustrado.

Esa araña, volvio a alzarme con fuerza y termino en enrollarme por completo, no podia ver, pero podia escuchar todo y sentir, porque yo aun estaba vivo!

Me llevaba a algun lugar, arrastrando mi cuerpo para luego tirarme sobre algo suave y caliente, senti sus patas hacer rumor en la madera vieja, los alaridos eran fuertes entre ellos y sentia ellos alejarse, cuando el alarido ceso. Algo, se movia debajo mio, y yo tambien intente mover mi cuerpo -como los gusanos cuando son orugas- no podia sentir rumor o voces, solo aquellos movimientos de sus cuerpos, entonces senti que eran cuerpos aun calientes y pense que yo no era solo, sino habian otros como yo, alli envueltos, sin poder hablar, sin poder gritar, sin poder moverse, por que eramos mantenidos vivos para su alimento! Mi corazon latia fuerte, senti sensacion de miedo, ansiedad y desesperacion, nunca antes habia sentido todo esto junto, pensaba en como podia salvarme, entonces decidi en concentrarme, “que cosa sabia yo, de las arañas?” Pensaba, y recorde cuando jugaba con mis amigos en atraparlas, en ponerlas en frascos y ver como eran sus movimientos y como morian afixiadas, pero algunas sobrevivian, muchas veces las observaba en el parque y en el colegio como tejian sus telarañas para dejarlas alli, esperando pase algun insecto y se quedara pegado, el movimiento de sus cuerpos, por desear liberarse de su muerte, hacia que la araña corra detras de su telaraña, para luego enredarlas, algunas presas quedaban colgadas y otras se las llevaban con ellas a su guarida, pero en ambos casos siempre estaban vivas sus presas, por que se bebian poco a poco su sangre caliente!

No se cuanto tiempo estuve alli, o hasta cuando.

Quando senti, nuevamente esos sonidos en el piso, alaridos y sentia, un cuerpo caer encima mio, sentia como su cuerpo se retorcia del dolor extremo de aquel enorme y filudo aguijon de la araña, sentia a mi costado a otros moverse y agitarse histericamente de macabro dolor! Mis lagrimas, iniciaban a caer, mi panico, ansias y temor se llenaba en mi y en mi, cuando senti nuevamente aquel inmenso macabro dolor sin piedad en el extremo de mi cuerpo, me movia freneticamente de dolor jamas sentido! Gritaba sin voz “ayudenme!” pero mi boca era llena de aquella pegajoza tela envuelta en mi. Ahora, yo sabia cual habia sido el final de mi perrito, quizas estaba junto a mi, llena de panico y dolor al ser desangrada de apocos, como todos nosotros alli! Y pensaba, “hasta cuando?”, deseaba saber cuanto mas me quedaba de vida, cuanto mas podia yo soportar aquel macabro dolor, mi mente era en confunsion total.

Deseaba decirle a mi padre, que esas enormes arañas estaban bebiendo mi sangre de apocos, sin poder yo hacer nada mas que esperar mi muerte.

Deseaba decirle a mi padre,

“aquella leyenda… era real!”

CAPITULO 15

Las luces del patrullero, alumbraba toda la entrada de la casa de los tios de Lucas, aquella tarde era oscura y todo era alumbrado por las luces del patrullero. El tio de Lucas estaba junto a Lucas, hablando con el policia de carretera, que tomaba apuntes. La madre de Robin, estaba quebrada en llanto desesperado, abrazaba a sus hijas Jess y Annie, ambas con sus ojos llenos de lagrimas, y ambas mirando hacia todos los lados con temor. El padre de Robin, inmovil en la puerta de la casa, cuando el policia se acerco y se quito sus lentes espejo, y le dijo mirandole a sus ojos,

“no se preocupe señor, estamos haciendo el contacto… para poder encontrar a su hijo,”

El padre de Robin no respondio, observo aquella brillante mirada y oscuros ojos del policia, sintio un vibrido inmenso en su interior, estaba quebrantado, no sabia que hacer o decir en ese momento, solo pudo decir,

“gracias—”

“Es un muchacho joven y sobrevivira, sabra como cuidarse, espero poder encontrarlo hoy… antes de que se haga mas oscuro, sino… dejariamos la busqueda, para mañana,” al decir esto, el policia saludo y se retiro en su patrullero.

El padre de Robin, observaba las luces del patrullero perderse en el camino serpentinoso, perdiendose en aquel bosque, y penso,

“aquel maldito bosque Izzu, al cual no debimos venir nunca, pero estaban alli y sabia que debian mantenerse unidos, para no perder otro integrantes de la Familia,”

El tio de Lucas entro a la casa junto a su sobrino.

Annie, llevaba a su madre histerica de los nervios y tristeza dentro de la casa.

Jess, observaba a su padre en silencio con lagrimas en sus ojos y escuchaba el murmullo de su padre que miraba hacia el bosque y decia,

“este Bosque maldito! Esta maldita leyenda—”, repetia una y otra vez, con su mirada fija y desesperada hacia aquel Bosque Izzu…

FIN

Posted by

Author/ Designer/ Craftswoman/ Blogger Follow me on my YouTube Channel ✨📺👉 http://bit.ly/2KB1ejS

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s